infotermilogopeque

Historia del aire acondicionado del automóvil

El aire acondicionado del automóvil: su historia

Después de nuestro post sobre el funcionamiento, esta es la nueva entrega sobre la historia del aire acondicionado del automóvil (2ª parte).(Enlace a la 1ª)

En Infotermi creemos que es importante saber de dónde venimos para poder llegar a donde queremos, y por ello nos decidido a investigar un poco.

Teniendo en cuenta que los mayores avances en la automoción se han producido históricamente en el mundo anglosajón estaremos muy centrados allí.

Años 50. Recuperación de la industria después de la guerra.

La década de los 50 puede caracterizarse como la del regreso del aire acondicionado al automóvil. Ni el Packard de antes de la guerra ni el sistema Cadillac sobrevivieron por los problemas antes mencionados.

No fue hasta modelo del año 1953 cuando el aire acondicionado volvió y esta vez

sobrevivió y floreció. General Motors, Chrysler y Packard desarrollaron un sistema cada uno que se vendió por aproximadamente por 600 $.

  • El sistema Frigidaire construido para General Motors estuvo disponible en todas las líneas de Cadillac y Oldsmobile, así como en Super y Roadmaster Buicks.
  • El sistema Airtemp construido para Chrysler era opcional en el Imperial, pero en el Packard solo estaba disponible en las líneas Cavalier y Patrician.

A lo largo de este año se fabricaron unos 29.000 coches con aire acondicionado instalado en fábrica.

Sistema Harrison

En 1953, Harrison Radiator Division of General Motors desarrolló un sistema de aire acondicionado revolucionario clave en la historia del aire acondicionado del automóvil.

Dicho equipo podía colocarse debajo del capó en el compartimiento del motor. Era un diseño mucho más eficiente que se comenzó a instalar para Pontiac en 1954.

En 1954 Nash comenzó a ofrecer un nuevo aire acondicionado instalado de fábrica llamado All-Weather Eye.

Muchos expertos lo consideraban el mejor sistema de la industria. Proporcionó refrigeración en verano y calefacción en invierno con una sola perilla de control que desconectaba el compresor cuando no estaba en funcionamiento. Era un producto más ligero y barato que el de la competencia

Para el año modelo 1954 alrededor de 36000 coches tenían aire acondicionado instalado de fábrica. En 1955 se produjo un salto aún mayor. Siete fabricantes de automóviles más comenzaron a instalar el aire acondicionado de forma opcional.

En total, las fábricas de automóviles a lo largo de 1955 instalaron unos 118.000 sistemas de aire acondicionado, lo que suponía un 1,5% de la producción total de automóviles.

Cabe destacar que un compresor automotriz con el tamaño de una hogaza de pan que pesa unos 5 kg. podría enfriar una casa con siete habitaciones.

Todos los Cadillac Eldorado Broughams llevaron aire acondicionado de serie a lo largo de 1957, lo que lo convierte en el primer modelo en hacerlo. La tasa de penetración del aire acondicionado en la fábrica alcanzó el 3,7% con 228.000 unidades vendidas.

En 1958 se produjo una gran caída en las ventas de automóviles, pero a finales de 1959 el número total de automóviles con aire acondicionado fabricados solo en los Estados Unidos alcanzaron el medio millón de unidades.

Años 60. Comienzo de instalación masiva del A/A.

La popularidad del aire acondicionado en el sector de la automoción se disparó en la década de los 60 con un incremento de 785% en unidades instaladas en fábrica, lo supone que se pasó de apenas el millón y medio en 1959 a superar los diez millones de vehículos con aire acondicionado al final de la década.

A esto habría que añadir que talleres y concesionarios instalaron muchos kits en modelos antiguos con un coste de alrededor de 200$.

Las marcas como Lincoln, Cadillac, Chrysler , Chevrolet, Ford mantenían una fuerte competencia, y a medida que crecía la demanda de aire acondicionado, los precios de producción disminuyeron y tocaron fondo en 1965, con un máximo de 650$ en el Imperial y un mínimo de 252$ en el Mercury.

Modelos como el Falcon, Comet, Corvair, Corvette, Thunderbird, Buick´s Rivera, etc. ofrecieron aire acondicionado de forma opcional, e incluso algún vehículo (Cadillac Eldorado Broughams) lo trajo de serie.

La fuerte competencia, además de un gran ajuste de precios produjo una serie de mejoras técnicas muy importantes en la historia del aire acondicionado del automóvil, mejoras que hicieron que el sistema de aire acondicionado fuese más silencioso y fiable.

Un ejemplo de estas mejoras se produjo en el Chrysler Auto-Temp System que hizo posible un ajuste de la temperatura seleccionada por el conductor además de una distribución del aire más eficiente.

General Motors también desarrolló una unidad de aire acondicionado mejorada a mediados de la década. Conocido como el sistema de control de clima. Se ofreció por primera vez en el Cadillac.

Años 70. Se descubre la peligrosidad medioambiental del A/A.

La década de los 70 estuvo marcada por el intenso debate centrado acerca del problema que amenazaba la capa de ozono por el uso continuado del clorofluorocarbono (CFC).

Los equipos de aire acondicionado para automóviles usaban el gas refrigerante denominado R12, que suponía un gran problema para la atmósfera terrestre.

Se esperaba que el crecimiento del aire acondicionado para los automóviles alcanzar una tasa del del 70% para 1980 en la industria americana, y el problema de CFC produjo un gran debate y fue una fuente de preocupación para la industria automovilística de EE.UU. y del resto del primer mundo.

Alertado por el debate científico y la controversia acerca del tema de los CFC, Harrison Radiator anticipó que la continuidad del R12 en el aire acondicionado del automóvil podría estar en peligro.

Llevó a cabo una evaluación preliminar de refrigerantes alternativos en 1976. Después de una cantidad considerable de pruebas, el R134a fue elegido como el reemplazo probable en el caso de una prohibición total del R12.

En 1977, Harrison Radiator y Allied Chemicals realizaron una evaluación conjunta de R134a para aire acondicionado automovilístico.

El año siguiente, Harrison Radiator realizó las primeras pruebas en el túnel del viento con R134a en un Chevrolet de 1978.

Aparte de la polémica de los gases de efecto invernadero, continuaron las mejoras en los kits de A/A para automóviles que se realizaron a lo largo de la década de 1970. Las unidades se hicieron más eficientes, más compactas y más ligeras.

Este es el segundo de los artículos sobre la historia del aire acondicionado que Infotermi (herramienta desarrollada por New Gate Technologies y dedicada al sistema térmico del automóvil) ofrece a los profesionales y al público en general. 

Si te ha gustado o tienes algo que decir, te invitamos a que comentes el post. Lee la primera parte de este post. Además, te conminamos a la tercera parte de esta serie para que puedas conocer cómo siguió el desarrollo de este elemento.