infotermilogopeque
5 de marzo de 2024 Por Fran Romero 0

Euro NCAP te ha escuchado, conseguir las cinco estrellas en seguridad será más difícil en 2026 para las marcas en plena fiebre de la digitalización


Detalle del salpicadero digital del Mercedes EQS sin botones clásicos.Motor.es

Está claro que las marcas saben cómo conquistar a los clientes. Las grandes pantallas a bordo de los coches se han convertido en una máxima. Pero Euro NCAP ha escuchado las plegarias de los usuarios. El organismo que vela por la seguridad de los pasajeros estrenará en 2026 una nueva orden, que no va a gustar a los fabricantes.

La digitalización se ha adueñado de los coches nuevos en todos los sentidos. Da igual el tipo de propulsión que se esconda bajo la carrocería, el interior está plagado de grandes pantallas que han terminado con todas las teclas físicas, botones y palancas. Si antaño nos teníamos que leer los manuales de funcionamiento de cada coche nuevo que pasaba por nuestras manos, hoy algunos modelos necesitan un tomo de la enciclopedia más completa para conocer a fondo lo que la tecnología ofrece.

Los avances son tan rápidos que si las palancas de cambio se han sustituido por mandos giratorios -desaparecidas por completo en los coches eléctricos– se espera que los mandos para accionar los intermitentes también terminen por desaparecer en un futuro no muy lejano. Imposible no es. Las teclas y botones físicos para determinadas funciones son claves en la seguridad durante la conducción, y es la conclusión a la que ha llegado Euro NCAP.

El diseño manda pero no es un drama contar con botones físicos para funciones concretas.

Las cinco estrellas de Euro NCAP se vuelven más exigentes

El organismo independiente que vela por la seguridad, y por el que todos los coches pasan para conseguir uno de los mejores argumentos de compra, las deseadas cinco estrellas, ha anunciado un nuevo requisito para alcanzar este estatus que no va a gustar nada a los fabricantes. A partir de 2026, la máxima puntuación dependerá de volver a disponer de botones y palancas para los intermitentes, las luces de emergencia, la bocina, los limpiaparabrisas y la llamada de emergencia.

Cinco funciones clave que se quedan cortas, pues no se ha considerado que el ajuste de la temperatura o el caudal del flujo de aire del climatizador también pueda causar una distracción al conductor que acabe en un accidente. Sin embargo, no incluir estas funciones tienen una explicación, y es que cada vez son más los modelos del mercado equipados con un control por voz que responde inmediatamente a los comandos de «Tengo frío o calor», por lo que a través de éste, no es necesario operar la pantalla.





Un estudio vuelve a poner de manifiesto que el mito de que las luces LED deslumbran es cierto
Leer noticia


La digitalización no puede desplazar a lo analógico en seguridad

Fuentes de Euro NCAP han apuntado que «El uso excesivo de pantallas táctiles es un problema que afecta a toda la industria del automóvil. Casi todos los fabricantes de automóviles están trasladando controles clave a pantallas táctiles centrales, lo que obliga a los conductores a apartar la vista de la carretera y aumenta el riesgo de accidentes debido a distracciones. Las nuevas pruebas Euro NCAP que se llevarán a cabo en 2026 alentarán a los fabricantes a utilizar controles físicos separados para funciones básicas de una manera intuitiva, reduciendo el tiempo fuera de la carretera para una conducción más segura».

Detalle del salpicadero digital del Mercedes EQS sin botones clásicos.Motor.es
Está claro que las marcas saben cómo conquistar a los clientes. Las grandes pantallas a bordo de los coches se han convertido en una máxima. Pero Euro NCAP ha escuchado las plegarias de los usuarios. El organismo que vela por la seguridad de los pasajeros estrenará en 2026 una nueva orden, que no va a gustar a los fabricantes.La digitalización se ha adueñado de los coches nuevos en todos los sentidos. Da igual el tipo de propulsión que se esconda bajo la carrocería, el interior está plagado de grandes pantallas que han terminado con todas las teclas físicas, botones y palancas. Si antaño nos teníamos que leer los manuales de funcionamiento de cada coche nuevo que pasaba por nuestras manos, hoy algunos modelos necesitan un tomo de la enciclopedia más completa para conocer a fondo lo que la tecnología ofrece.Los avances son tan rápidos que si las palancas de cambio se han sustituido por mandos giratorios -desaparecidas por completo en los coches eléctricos- se espera que los mandos para accionar los intermitentes también terminen por desaparecer en un futuro no muy lejano. Imposible no es. Las teclas y botones físicos para determinadas funciones son claves en la seguridad durante la conducción, y es la conclusión a la que ha llegado Euro NCAP.El diseño manda pero no es un drama contar con botones físicos para funciones concretas.Las cinco estrellas de Euro NCAP se vuelven más exigentesEl organismo independiente que vela por la seguridad, y por el que todos los coches pasan para conseguir uno de los mejores argumentos de compra, las deseadas cinco estrellas, ha anunciado un nuevo requisito para alcanzar este estatus que no va a gustar nada a los fabricantes. A partir de 2026, la máxima puntuación dependerá de volver a disponer de botones y palancas para los intermitentes, las luces de emergencia, la bocina, los limpiaparabrisas y la llamada de emergencia.Cinco funciones clave que se quedan cortas, pues no se ha considerado que el ajuste de la temperatura o el caudal del flujo de aire del climatizador también pueda causar una distracción al conductor que acabe en un accidente. Sin embargo, no incluir estas funciones tienen una explicación, y es que cada vez son más los modelos del mercado equipados con un control por voz que responde inmediatamente a los comandos de «Tengo frío o calor», por lo que a través de éste, no es necesario operar la pantalla.

Un estudio vuelve a poner de manifiesto que el mito de que las luces LED deslumbran es cierto
Leer noticia

La digitalización no puede desplazar a lo analógico en seguridadFuentes de Euro NCAP han apuntado que «El uso excesivo de pantallas táctiles es un problema que afecta a toda la industria del automóvil. Casi todos los fabricantes de automóviles están trasladando controles clave a pantallas táctiles centrales, lo que obliga a los conductores a apartar la vista de la carretera y aumenta el riesgo de accidentes debido a distracciones. Las nuevas pruebas Euro NCAP que se llevarán a cabo en 2026 alentarán a los fabricantes a utilizar controles físicos separados para funciones básicas de una manera intuitiva, reduciendo el tiempo fuera de la carretera para una conducción más segura». (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es