infotermilogopeque
9 de enero de 2024 Por Javier Gómara 0

Tesla reduce la autonomía oficial de sus coches en Estados Unidos, ¿por qué? ¿También lo hará en España?


Muchas de las unidades de Tesla en Estados Unidos han reducido su autonomía en hasta un 6%.

Los sistemas de estandarización son necesarios en la industria del coche eléctrico, al igual que las pruebas de homologación. Ajustan sus procedimientos para ser más veraces y eso implica que hasta Tesla ajuste la autonomía de sus coches.

Las reglas están para que todo el mundo las cumpla. La industria del motor se basa en diferentes productos y fabricantes regidos por unas normas estandarizadas que miden diferentes parámetros. Esa estandarización es necesaria para una óptima regulación del mercado. Cada región del mundo establece sus parámetros, ya sea en cuestiones de seguridad como de consumo. Estados Unidos ha reforzado su protocolo de homologación y eso ha provocado que Tesla haya tenido que ajustar las cifras de autonomía de sus coches.

Como ya todos sabemos, del dicho al hecho hay un trecho. Las marcas están obligadas a informar sobre ciertos datos relativos a cada producto. Dimensiones, pesos y consumos son los registros más habituales. Si bien los dos primeros no dan lugar a interpretaciones, el último de ellos varía mucho en función del protocolo de homologación o de uso. Al otro lado del charco es la EPA (Agencia de Protección Ambiental) la que se encarga de establecer el sistema estandarizado para medir los consumos de los coches de combustión y las autonomías en el caso de los vehículos impulsados con baterías.

Casi toda la gama de la marca se ha visto afectada. Los datos oficiales buscan parecerse a los reales.

Menos autonomía oficial gracias a un procedimiento de medición más exacto

En Europa conocemos a ese ciclo de homologación como WLTP. Sus siglas significan Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure, y es el formato más corriente del mundo. Sin embargo, muchos expertos han reconocido que sus cifras finales no se ajustan del todo a la realidad. Hay discrepancias evidentes entre los datos oficiales aportados por las marcas y los registros obtenidos en pruebas cotidianas. El objetivo es ajustar lo máximo posible ambos resultados, aunque resulta casi imposible lograr semejante reto. En Estados Unidos acaban de reducir aún más la brecha.

La EPA ha publicado un nuevo sistema de homologación y esto ha hecho que todos los fabricantes hayan tenido que reajustar sus cifras, incluyendo al mayor vendedor de coches eléctricos del país, Tesla. De la noche a la mañana los modelos de la compañía han llegado a perder hasta un 6% de autonomía. Repetimos que es el dato oficial que la marca tiene que aportar al estado. Cosa bien diferente es el consumo y la autonomía que cada cliente consigue extraer de su coche en el día a día. En el caso de Estados Unidos y de la EPA ambas cifras se asemejan mucho más que las europeas.





Prueba Tesla Model S Plaid, hay un nuevo sheriff en la ciudad y trae 1.020 caballos
Leer noticia


Teniendo esto en cuenta, el Tesla Model X, que en el mejor de los casos antes anunciaba una autonomía de 348 millas (560 km), ahora debe conformarse con 335 millas de alcance máximo (539 km). El ajuste también ha afectado a los modelos más vendidos de la casa. El Model Y Long Range ha perdido 20 millas de un día para otro, pasando de 330 millas (531 km) a 310 millas (499 km). El único modelo que no ha tenido que modificar sus cifras es el Tesla Model 3, que mantiene un rango máximo homologado en Estados Unidos de 333 millas (536 km).

La gran pregunta es, ¿España se verá afectada por esta medida? La respuesta es no. En nuestro país nos regimos por el ciclo WLTP. En Europa, Tesla anuncia autonomías muy cercanas a las que acaba de corregir en Estados Unidos. El caso más evidente es el del Tesla Model Y Long Range con 533 kilómetros de autonomía. El Viejo Continente ya estudia formatos más precisos para medir la autonomía y los consumos de todos los coches a la venta en la región. Sin embargo, desde 2017 no hay un modificación notable del protocolo ni parece que vaya a haberla próximamente.

Muchas de las unidades de Tesla en Estados Unidos han reducido su autonomía en hasta un 6%.
Los sistemas de estandarización son necesarios en la industria del coche eléctrico, al igual que las pruebas de homologación. Ajustan sus procedimientos para ser más veraces y eso implica que hasta Tesla ajuste la autonomía de sus coches.Las reglas están para que todo el mundo las cumpla. La industria del motor se basa en diferentes productos y fabricantes regidos por unas normas estandarizadas que miden diferentes parámetros. Esa estandarización es necesaria para una óptima regulación del mercado. Cada región del mundo establece sus parámetros, ya sea en cuestiones de seguridad como de consumo. Estados Unidos ha reforzado su protocolo de homologación y eso ha provocado que Tesla haya tenido que ajustar las cifras de autonomía de sus coches.Como ya todos sabemos, del dicho al hecho hay un trecho. Las marcas están obligadas a informar sobre ciertos datos relativos a cada producto. Dimensiones, pesos y consumos son los registros más habituales. Si bien los dos primeros no dan lugar a interpretaciones, el último de ellos varía mucho en función del protocolo de homologación o de uso. Al otro lado del charco es la EPA (Agencia de Protección Ambiental) la que se encarga de establecer el sistema estandarizado para medir los consumos de los coches de combustión y las autonomías en el caso de los vehículos impulsados con baterías.Casi toda la gama de la marca se ha visto afectada. Los datos oficiales buscan parecerse a los reales.Menos autonomía oficial gracias a un procedimiento de medición más exactoEn Europa conocemos a ese ciclo de homologación como WLTP. Sus siglas significan Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure, y es el formato más corriente del mundo. Sin embargo, muchos expertos han reconocido que sus cifras finales no se ajustan del todo a la realidad. Hay discrepancias evidentes entre los datos oficiales aportados por las marcas y los registros obtenidos en pruebas cotidianas. El objetivo es ajustar lo máximo posible ambos resultados, aunque resulta casi imposible lograr semejante reto. En Estados Unidos acaban de reducir aún más la brecha.La EPA ha publicado un nuevo sistema de homologación y esto ha hecho que todos los fabricantes hayan tenido que reajustar sus cifras, incluyendo al mayor vendedor de coches eléctricos del país, Tesla. De la noche a la mañana los modelos de la compañía han llegado a perder hasta un 6% de autonomía. Repetimos que es el dato oficial que la marca tiene que aportar al estado. Cosa bien diferente es el consumo y la autonomía que cada cliente consigue extraer de su coche en el día a día. En el caso de Estados Unidos y de la EPA ambas cifras se asemejan mucho más que las europeas.

Prueba Tesla Model S Plaid, hay un nuevo sheriff en la ciudad y trae 1.020 caballos
Leer noticia

Teniendo esto en cuenta, el Tesla Model X, que en el mejor de los casos antes anunciaba una autonomía de 348 millas (560 km), ahora debe conformarse con 335 millas de alcance máximo (539 km). El ajuste también ha afectado a los modelos más vendidos de la casa. El Model Y Long Range ha perdido 20 millas de un día para otro, pasando de 330 millas (531 km) a 310 millas (499 km). El único modelo que no ha tenido que modificar sus cifras es el Tesla Model 3, que mantiene un rango máximo homologado en Estados Unidos de 333 millas (536 km).La gran pregunta es, ¿España se verá afectada por esta medida? La respuesta es no. En nuestro país nos regimos por el ciclo WLTP. En Europa, Tesla anuncia autonomías muy cercanas a las que acaba de corregir en Estados Unidos. El caso más evidente es el del Tesla Model Y Long Range con 533 kilómetros de autonomía. El Viejo Continente ya estudia formatos más precisos para medir la autonomía y los consumos de todos los coches a la venta en la región. Sin embargo, desde 2017 no hay un modificación notable del protocolo ni parece que vaya a haberla próximamente. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es