infotermilogopeque
6 de enero de 2024 Por David Plaza 0

Qué coche eléctrico es mejor, ¿de batería o de pila de combustible de hidrógeno?


Comparamos los coches eléctricos de batería y los de pila de hidrógeno.

Los coches eléctricos son la apuesta por la movilidad sostenible de administraciones y fabricantes. Comparamos las características de los dos tipos de tecnologías cero emisiones existentes en el mercado.

Cada vez son más habituales los coches eléctricos en nuestras carreteras, aunque el vehículo con motor de combustión -ya sea el tradicional o el híbrido- sigue siendo mayoritario.

En cualquier caso, si te estás planteando comprar un coche eléctrico y no tienes claros algunos conceptos básicos sobre este tipo de vehículo, te vamos a introducir en él. Porque, puede que no lo sepas, pero hay dos tipos de eléctricos puros: los de batería y los de hidrógeno.

¿Cómo funcionan los coches eléctricos de batería?

Los coches eléctricos de batería funcionan almacenando la energía en una batería. Esta energía proviene de una fuente externa y se utiliza para alimentar el motor eléctrico que mueve el coche.

Las baterías de los coches eléctricos pueden recargarse enchufando el coche a una toma de corriente o un punto de carga. El tiempo de recarga depende de la potencia de la toma de corriente y de la capacidad de la batería, entre otras cosas.

El coche eléctrico recupera su autonomía enchufándose a un punto de recarga. Imagen: Pixabay

¿Cómo funcionan los coches eléctricos de pila de hidrógeno?

Los coches eléctricos de pila de combustible alimentada con hidrógeno funcionan produciendo su propia electricidad a través de una reacción química que combina hidrógeno y oxígeno.

El hidrógeno se almacena en un tanque a alta presión. Cuando el coche necesita energía, el hidrógeno se libera del tanque y se combina con el oxígeno del aire en la pila de combustible. Esta reacción produce electricidad que se utiliza para alimentar el motor eléctrico.

Diferencias entre los dos tipos de coches eléctricos

Si bien tanto el coche eléctrico de batería como el de pila de combustible son eléctricos puros porque no utilizan motor de combustión alguno (como sí hacen los PHEV), la tecnología utilizada es muy diferente. Eso hace que las diferencias entre ambos sean notables en algunos casos.

Tiempo de recarga

El principal punto fuerte de los coches eléctricos de pila de hidrógeno es su tiempo de recarga.

Los coches eléctricos de pila de hidrógeno pueden repostar en un surtidor de hidrógeno en sólo unos minutos y de forma similar a los vehículos con motor de combustión. En cambio, los coches eléctricos de batería pueden tardar varias horas en recargarse completamente.

El coche eléctrico de pila de hidrógeno reposta con una manguera.

Autonomía

La autonomía de los coches eléctricos de pila de hidrógeno es algo superior a la media de los coches eléctricos de batería, aunque las diferencias son cada vez menores gracias a la evolución tecnológica de estos últimos.

A modo de comparación, el Hyundai Nexo de hidrógeno cuenta con una autonomía de 666 kilómetros según ciclo WLTP. Por su parte, el Toyota Mirai -también de hidrógeno, declara 653 kilómetros.

En el caso de los coches eléctricos de batería, la autonomía oscila mucho en función del tamaño del vehículo, su potencia y el tipo de batería utilizada. El rango oscila entre 200 y 600 kilómetros, como cifras más habituales.

Óscar Magro nos cuenta cómo es el Toyota Mirai de hidrógeno.

Precio

Los coches eléctricos son caros de por sí en comparación con sus homólogos de combustión. Pero, si comparamos los de batería y los de pila de combustible, estos últimos son incluso más caros.

La razón principal es que la tecnología está mucho menos desarrollada y extendida en el mercado. Además, el hidrógeno es más caro que la electricidad, por lo que también sale más costoso en uso.

Infraestructura

Este es el principal punto en contra del coche de pila de hidrógeno, ya que la red de hidrogeneras, los puntos de repostaje de hidrógeno, es mucho más escasa que la red de puntos de recarga de coches eléctricos.

De hecho, en España es casi imposible repostar hidrógeno como usuario particular, ya que la práctica totalidad de hidrogeneras son para uso empresarial.





Europa llega a la conclusión de que el hidrógeno verde no podrá bajar de 2,5 euros/kg
Leer noticia


¿Cuál es la mejor opción?

El coche eléctrico de hidrógeno cuenta con algunas ventajas que, sobre el papel, lo hacen atractivo frente al coche eléctrico de batería. Las principales son la autonomía y la rapidez de recarga.

Sin embargo, el precio y, sobre todo, la ausencia de infraestructura, hacen del coche de hidrógeno algo inviable en la práctica en España. La compra para un usuario particular es totalmente desaconsejable.

Comparamos los coches eléctricos de batería y los de pila de hidrógeno.
Los coches eléctricos son la apuesta por la movilidad sostenible de administraciones y fabricantes. Comparamos las características de los dos tipos de tecnologías cero emisiones existentes en el mercado.Cada vez son más habituales los coches eléctricos en nuestras carreteras, aunque el vehículo con motor de combustión -ya sea el tradicional o el híbrido- sigue siendo mayoritario.En cualquier caso, si te estás planteando comprar un coche eléctrico y no tienes claros algunos conceptos básicos sobre este tipo de vehículo, te vamos a introducir en él. Porque, puede que no lo sepas, pero hay dos tipos de eléctricos puros: los de batería y los de hidrógeno.¿Cómo funcionan los coches eléctricos de batería?Los coches eléctricos de batería funcionan almacenando la energía en una batería. Esta energía proviene de una fuente externa y se utiliza para alimentar el motor eléctrico que mueve el coche.Las baterías de los coches eléctricos pueden recargarse enchufando el coche a una toma de corriente o un punto de carga. El tiempo de recarga depende de la potencia de la toma de corriente y de la capacidad de la batería, entre otras cosas.El coche eléctrico recupera su autonomía enchufándose a un punto de recarga. Imagen: Pixabay¿Cómo funcionan los coches eléctricos de pila de hidrógeno?Los coches eléctricos de pila de combustible alimentada con hidrógeno funcionan produciendo su propia electricidad a través de una reacción química que combina hidrógeno y oxígeno.El hidrógeno se almacena en un tanque a alta presión. Cuando el coche necesita energía, el hidrógeno se libera del tanque y se combina con el oxígeno del aire en la pila de combustible. Esta reacción produce electricidad que se utiliza para alimentar el motor eléctrico.Diferencias entre los dos tipos de coches eléctricosSi bien tanto el coche eléctrico de batería como el de pila de combustible son eléctricos puros porque no utilizan motor de combustión alguno (como sí hacen los PHEV), la tecnología utilizada es muy diferente. Eso hace que las diferencias entre ambos sean notables en algunos casos. Tiempo de recargaEl principal punto fuerte de los coches eléctricos de pila de hidrógeno es su tiempo de recarga.Los coches eléctricos de pila de hidrógeno pueden repostar en un surtidor de hidrógeno en sólo unos minutos y de forma similar a los vehículos con motor de combustión. En cambio, los coches eléctricos de batería pueden tardar varias horas en recargarse completamente.El coche eléctrico de pila de hidrógeno reposta con una manguera.AutonomíaLa autonomía de los coches eléctricos de pila de hidrógeno es algo superior a la media de los coches eléctricos de batería, aunque las diferencias son cada vez menores gracias a la evolución tecnológica de estos últimos.A modo de comparación, el Hyundai Nexo de hidrógeno cuenta con una autonomía de 666 kilómetros según ciclo WLTP. Por su parte, el Toyota Mirai -también de hidrógeno, declara 653 kilómetros.En el caso de los coches eléctricos de batería, la autonomía oscila mucho en función del tamaño del vehículo, su potencia y el tipo de batería utilizada. El rango oscila entre 200 y 600 kilómetros, como cifras más habituales.

Óscar Magro nos cuenta cómo es el Toyota Mirai de hidrógeno.PrecioLos coches eléctricos son caros de por sí en comparación con sus homólogos de combustión. Pero, si comparamos los de batería y los de pila de combustible, estos últimos son incluso más caros.La razón principal es que la tecnología está mucho menos desarrollada y extendida en el mercado. Además, el hidrógeno es más caro que la electricidad, por lo que también sale más costoso en uso.InfraestructuraEste es el principal punto en contra del coche de pila de hidrógeno, ya que la red de hidrogeneras, los puntos de repostaje de hidrógeno, es mucho más escasa que la red de puntos de recarga de coches eléctricos.De hecho, en España es casi imposible repostar hidrógeno como usuario particular, ya que la práctica totalidad de hidrogeneras son para uso empresarial.

Europa llega a la conclusión de que el hidrógeno verde no podrá bajar de 2,5 euros/kg
Leer noticia

¿Cuál es la mejor opción?El coche eléctrico de hidrógeno cuenta con algunas ventajas que, sobre el papel, lo hacen atractivo frente al coche eléctrico de batería. Las principales son la autonomía y la rapidez de recarga.Sin embargo, el precio y, sobre todo, la ausencia de infraestructura, hacen del coche de hidrógeno algo inviable en la práctica en España. La compra para un usuario particular es totalmente desaconsejable. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es