infotermilogopeque
6 de enero de 2024 Por Javier Gómara 0

No te vas a creer el exagerado precio del Civic Type R en Países Bajos y el por qué de esa elevada cifra


El Type R se sitúa como uno de los mejores compactos deportivos del momento, aunque no es nada barato.

El Civic siempre ha sido una de las mejores alternativas en el segmento de los compactos. La versión deportiva, el Type R, representa a la perfección una filosofía de vida, aunque no siempre sale barata.

El segmento de los compactos siempre ha sido el segmento más comercial en Europa. Coches prácticos, de tamaño y precio razonable, capaces de hacer frente de forma solvente a un gran número de usos y hábitos. En la categoría hay nombres ilustres como el Volkswagen Golf, el SEAT León o el Peugeot 308, entre otros. Si miramos al este también son importantes los modelos que nos llegan como el Honda Civic.

Con casi 50 años de vida a sus espaldas, el compacto, ya no tan compacto, japonés se ha situado como una de las referencias del mercado a escala global. No todas sus generaciones han llegado al Viejo Continente, pero todas y cada una de ellas han dejado un gran sabor de boca entre los conductores de la región. La última generación ha venido acompañada de un considerable incremento en el tamaño, llegando a los 4,55 metros, así como de una excelente versión deportiva denominada Honda Civic Type R.

Los hothatch o compactos deportivos tiene su origen en el Golf GTI. El alemán mezcló dos conceptos que antiguamente no se mezclaban, como el agua y el aceite, con excelentes resultados. El mundo vio que había un gran mercado, el más pasional de todos, para los compactos con gran potencia. La candidatura de Honda con el Type R es, sin duda, una de las mejores que tu dinero puede comprar, aunque, dependiendo de dónde vivas, ya puedes ir preparando un buen fajo de billetes. Ya te aseguramos que no sale nada barato.

Las múltiples opciones ofrecidas por Honda aumentan el precio final del Type R.

Un Honda por el precio de un Porsche, ¿lo pagarías?

En Motor.es un Civic Type R edición 2024 y Pack Carbono está disponible por 61.890 euros. Se trata de un precio ya de por sí elevado que obliga a pensárselo muy mucho. A cambio se obtiene un motor VTEC de dos litros y 329 caballos que deriva toda su potencia al eje delantero mediante un cambio manual de seis velocidades. La mezcla no puede ser más explosiva y divertida. Si tomamos como referencia precios de otros rivales, como el Golf GTI, vemos que el japonés es considerablemente más caro que este, 16.000 euros más para ser exactos.

Ahora, para asustarnos un poco más, echemos un vistazo a la web de Honda en Países Bajos. Si nos vamos a la sección del Type R vemos que la tarifa mínima es de, agárrate, 88.560 euros. Una barbaridad si tenemos en cuenta que por ese precio podemos casi optar a un Porsche 718. Ahí no acaban los miedos económicos. Existen diferentes opcionales que elevan la factura final, como el paquete de carbono por 4.000 euros adicionales, la pintura blanca especial de 1.000 euros o el ala fija trasera de carbono de 3.142 euros.





Prueba Honda Civic Type R, rozando la perfección
Leer noticia


Si sumamos todas las opciones posibles la factura final supera las seis cifras, más de 100.000 euros por un Honda Civic Type R. Aunque a nosotros nos guste mucho, no lo vemos un precio razonable. Ahora bien, ¿por qué Honda pide tanto dinero por su coche más deportivo? Primero hay que tener en cuenta el 21% del IVA y después los impuestos por emisiones de CO2. Según Honda, el Typer R emite 186 gramos por kilómetro y según los baremos de Países Bajos eso es mucho y hay que pagar por ello, exactamente 27.380 euros. Una salvajada que ha provocado que el volumen de ventas sea completamente residual, aunque Honda no es la única en sufrir este problema.

El Type R se sitúa como uno de los mejores compactos deportivos del momento, aunque no es nada barato.
El Civic siempre ha sido una de las mejores alternativas en el segmento de los compactos. La versión deportiva, el Type R, representa a la perfección una filosofía de vida, aunque no siempre sale barata.El segmento de los compactos siempre ha sido el segmento más comercial en Europa. Coches prácticos, de tamaño y precio razonable, capaces de hacer frente de forma solvente a un gran número de usos y hábitos. En la categoría hay nombres ilustres como el Volkswagen Golf, el SEAT León o el Peugeot 308, entre otros. Si miramos al este también son importantes los modelos que nos llegan como el Honda Civic.Con casi 50 años de vida a sus espaldas, el compacto, ya no tan compacto, japonés se ha situado como una de las referencias del mercado a escala global. No todas sus generaciones han llegado al Viejo Continente, pero todas y cada una de ellas han dejado un gran sabor de boca entre los conductores de la región. La última generación ha venido acompañada de un considerable incremento en el tamaño, llegando a los 4,55 metros, así como de una excelente versión deportiva denominada Honda Civic Type R.Los hothatch o compactos deportivos tiene su origen en el Golf GTI. El alemán mezcló dos conceptos que antiguamente no se mezclaban, como el agua y el aceite, con excelentes resultados. El mundo vio que había un gran mercado, el más pasional de todos, para los compactos con gran potencia. La candidatura de Honda con el Type R es, sin duda, una de las mejores que tu dinero puede comprar, aunque, dependiendo de dónde vivas, ya puedes ir preparando un buen fajo de billetes. Ya te aseguramos que no sale nada barato.Las múltiples opciones ofrecidas por Honda aumentan el precio final del Type R.Un Honda por el precio de un Porsche, ¿lo pagarías?En Motor.es un Civic Type R edición 2024 y Pack Carbono está disponible por 61.890 euros. Se trata de un precio ya de por sí elevado que obliga a pensárselo muy mucho. A cambio se obtiene un motor VTEC de dos litros y 329 caballos que deriva toda su potencia al eje delantero mediante un cambio manual de seis velocidades. La mezcla no puede ser más explosiva y divertida. Si tomamos como referencia precios de otros rivales, como el Golf GTI, vemos que el japonés es considerablemente más caro que este, 16.000 euros más para ser exactos.Ahora, para asustarnos un poco más, echemos un vistazo a la web de Honda en Países Bajos. Si nos vamos a la sección del Type R vemos que la tarifa mínima es de, agárrate, 88.560 euros. Una barbaridad si tenemos en cuenta que por ese precio podemos casi optar a un Porsche 718. Ahí no acaban los miedos económicos. Existen diferentes opcionales que elevan la factura final, como el paquete de carbono por 4.000 euros adicionales, la pintura blanca especial de 1.000 euros o el ala fija trasera de carbono de 3.142 euros.

Prueba Honda Civic Type R, rozando la perfección
Leer noticia

Si sumamos todas las opciones posibles la factura final supera las seis cifras, más de 100.000 euros por un Honda Civic Type R. Aunque a nosotros nos guste mucho, no lo vemos un precio razonable. Ahora bien, ¿por qué Honda pide tanto dinero por su coche más deportivo? Primero hay que tener en cuenta el 21% del IVA y después los impuestos por emisiones de CO2. Según Honda, el Typer R emite 186 gramos por kilómetro y según los baremos de Países Bajos eso es mucho y hay que pagar por ello, exactamente 27.380 euros. Una salvajada que ha provocado que el volumen de ventas sea completamente residual, aunque Honda no es la única en sufrir este problema. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es