infotermilogopeque
5 de enero de 2024 Por Adrián Lois 0

El 2023 deja cifras preocupantes de fallecidos en las carreteras españolas. ¿Qué está pasando con los motoristas?


Las cifras de siniestralidad en España en 2023 dejan en muy mal lugar a los colectivos vulnerables de la

Cualquier cifra de fallecidos en las carreteras es siempre una noticia negativa, pero tras analizar los datos provisionales del 2023 en España compartidos por la Dirección General de Tráfico, tenemos motivos más que de sobra para preocuparnos.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó el balance provisional de siniestros y fallecidos en las carreteras durante el pasado año 2023 en España. Los resultados, analizados con detalle, no pueden ser más preocupantes.

La cifra de fallecidos ha bajado, sí, pero de forma mínima. Pero más allá de los números, lo que preocupa de verdad es comprobar dónde se concentran la mayor parte de estos accidentes mortales en nuestras carreteras, lo que requiere medidas urgentes para darle solución.

Analizamos las cifras de siniestralidad en las carreteras españolas durante el pasado 2023

Las carreteras convencionales y usuarios vulnerables preocupan

En 2023, fallecieron en las carreteras españolas un total de 1.145 personas, 3 menos que el año anterior, mientras que otras 4.495 personas sufrieron heridas con ingreso hospitalario.

En total, aumentaron los desplazamientos en las carreteras de nuestro país un 2 por ciento, hasta los 448,7 millones, mientras que tanto el parque automovilístico como el censo de conductores también han crecido, hasta los 36,6 millones de coches (+1,7 por ciento) y los 27,8 millones de conductores (+0,4 por ciento).

Si bien la DGT habla de «estabilidad» en las cifras de fallecidos, algo que se refleja también en la media europea, lo verdaderamente preocupante es ver cómo las estadísticas afectan de lleno, por ejemplo, a un colectivo en particular.

Los motoristas se llevan la peor parte

Hablamos de los motoristas, uno de los colectivos considerados vulnerables en las carreteras. En España fallecieron 299 motoristas el año pasado, lo que suponen 45 más respecto al año anterior, casi un 18 por ciento más.

Si miramos, no obstante, la evolución de los últimos 10 años, resulta todavía más preocupante, ya que las cifras de conductores de motos fallecidos (218 en 2012), lejos de mantenerse estable o de bajar, ha aumentado un 37 por ciento. Es, sin duda, el colectivo que más está creciendo en esta nota tan negativa en nuestras carreteras.

Reparto de los fallecidos entre los diferentes colectivos o tipos de vehículo. Gráfico: DGT

Demasiados atropellos en autopistas

En cuanto a los peatones, otro de los colectivos vulnerables, la cifra de fallecidos en la carretera se ha reducido, pasando de los 127 en 2022 a los 118 el año pasado. Sin embargo, preocupa y mucho que prácticamente la mitad de estos atropellos fatídicos se produjeron en autopistas y autovías.

Confiemos en que la llegada de la baliza V-16 y las medidas para proteger al personal de trabajo y auxilio a pie de carretera terminen por marcar una tendencia a la baja en este sentido en los próximos años.

3 de cada 4 en vías secundarias

Las carreteras convencionales volvieron a ser las tristes protagonistas de las estadísticas de fallecidos del 2023 en España: el 74 por ciento de los siniestros mortales tuvo lugar en este tipo de vías, con un total de 849, lo que supone un aumento en 21 personas fallecidas respecto al 2022.

La salida de vía (42 por ciento del total) sigue siendo el tipo de siniestro que provoca mayor mortalidad, con cifras similares al año anterior. En cambio, se reducen los fallecidos por colisiones frontales, un 9 por ciento menos.

Tipos de siniestros mortales más habituales en las carreteras españolas. Gráfico: DGT

Otras conclusiones de los datos de fallecidos en España en 2023

Si seguimos analizando las cifras de siniestralidad en España, provisionales según lo publicado por la DGT, llegamos a estas otras conclusiones:

La franja de edad que más aumenta y concentra mortalidad en España es la de 45-54 años: con 228 fallecidos, representan el 20 por ciento del total tras crecer sus cifras un 11 por ciento.22 pequeños, de entre 0 y 14 años, han fallecido en las carreteras en 2023, la segunda cifra más alta de la última década, solo superada por el 2014.El 79 por ciento de los fallecidos en las carreteras son hombres: 905, un 79 por ciento del total.La gran mayoría de siniestros mortales en las carreteras españolas se produce en días laborables: 57 por ciento frente a los fines de semana.Andalucía y Cataluña son las comunidades autónomas donde mayor accidentalidad mortal se produjo, si bien redujeron sus cifras respecto al 2022. La Rioja y Navarra, en el otro lado de la moneda, registran las cifras más bajas.138 personas que viajaban en turismo y furgoneta no usaban el cinturón de seguridad, mientras que 8 motoristas y 9 ciclistas fallecidos no hacían uso del casco.

El ministro Grande-Marlaska realizó un «llamamiento a la responsabilidad de los conductores, porque evitar las distracciones, respetar las normas de circulación y usar los sistemas de seguridad son tres simples elementos que pueden rebajar sobremanera estas dramáticas cifras y las tragedias humanas que hay tras ellas».

Las cifras de siniestralidad en España en 2023 dejan en muy mal lugar a los colectivos vulnerables de la
Cualquier cifra de fallecidos en las carreteras es siempre una noticia negativa, pero tras analizar los datos provisionales del 2023 en España compartidos por la Dirección General de Tráfico, tenemos motivos más que de sobra para preocuparnos.El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó el balance provisional de siniestros y fallecidos en las carreteras durante el pasado año 2023 en España. Los resultados, analizados con detalle, no pueden ser más preocupantes.La cifra de fallecidos ha bajado, sí, pero de forma mínima. Pero más allá de los números, lo que preocupa de verdad es comprobar dónde se concentran la mayor parte de estos accidentes mortales en nuestras carreteras, lo que requiere medidas urgentes para darle solución.Analizamos las cifras de siniestralidad en las carreteras españolas durante el pasado 2023Las carreteras convencionales y usuarios vulnerables preocupanEn 2023, fallecieron en las carreteras españolas un total de 1.145 personas, 3 menos que el año anterior, mientras que otras 4.495 personas sufrieron heridas con ingreso hospitalario.En total, aumentaron los desplazamientos en las carreteras de nuestro país un 2 por ciento, hasta los 448,7 millones, mientras que tanto el parque automovilístico como el censo de conductores también han crecido, hasta los 36,6 millones de coches (+1,7 por ciento) y los 27,8 millones de conductores (+0,4 por ciento).Si bien la DGT habla de «estabilidad» en las cifras de fallecidos, algo que se refleja también en la media europea, lo verdaderamente preocupante es ver cómo las estadísticas afectan de lleno, por ejemplo, a un colectivo en particular.Los motoristas se llevan la peor parteHablamos de los motoristas, uno de los colectivos considerados vulnerables en las carreteras. En España fallecieron 299 motoristas el año pasado, lo que suponen 45 más respecto al año anterior, casi un 18 por ciento más.Si miramos, no obstante, la evolución de los últimos 10 años, resulta todavía más preocupante, ya que las cifras de conductores de motos fallecidos (218 en 2012), lejos de mantenerse estable o de bajar, ha aumentado un 37 por ciento. Es, sin duda, el colectivo que más está creciendo en esta nota tan negativa en nuestras carreteras.Reparto de los fallecidos entre los diferentes colectivos o tipos de vehículo. Gráfico: DGTDemasiados atropellos en autopistasEn cuanto a los peatones, otro de los colectivos vulnerables, la cifra de fallecidos en la carretera se ha reducido, pasando de los 127 en 2022 a los 118 el año pasado. Sin embargo, preocupa y mucho que prácticamente la mitad de estos atropellos fatídicos se produjeron en autopistas y autovías.Confiemos en que la llegada de la baliza V-16 y las medidas para proteger al personal de trabajo y auxilio a pie de carretera terminen por marcar una tendencia a la baja en este sentido en los próximos años.3 de cada 4 en vías secundariasLas carreteras convencionales volvieron a ser las tristes protagonistas de las estadísticas de fallecidos del 2023 en España: el 74 por ciento de los siniestros mortales tuvo lugar en este tipo de vías, con un total de 849, lo que supone un aumento en 21 personas fallecidas respecto al 2022.La salida de vía (42 por ciento del total) sigue siendo el tipo de siniestro que provoca mayor mortalidad, con cifras similares al año anterior. En cambio, se reducen los fallecidos por colisiones frontales, un 9 por ciento menos.Tipos de siniestros mortales más habituales en las carreteras españolas. Gráfico: DGTOtras conclusiones de los datos de fallecidos en España en 2023Si seguimos analizando las cifras de siniestralidad en España, provisionales según lo publicado por la DGT, llegamos a estas otras conclusiones:La franja de edad que más aumenta y concentra mortalidad en España es la de 45-54 años: con 228 fallecidos, representan el 20 por ciento del total tras crecer sus cifras un 11 por ciento.22 pequeños, de entre 0 y 14 años, han fallecido en las carreteras en 2023, la segunda cifra más alta de la última década, solo superada por el 2014.El 79 por ciento de los fallecidos en las carreteras son hombres: 905, un 79 por ciento del total.La gran mayoría de siniestros mortales en las carreteras españolas se produce en días laborables: 57 por ciento frente a los fines de semana.Andalucía y Cataluña son las comunidades autónomas donde mayor accidentalidad mortal se produjo, si bien redujeron sus cifras respecto al 2022. La Rioja y Navarra, en el otro lado de la moneda, registran las cifras más bajas.138 personas que viajaban en turismo y furgoneta no usaban el cinturón de seguridad, mientras que 8 motoristas y 9 ciclistas fallecidos no hacían uso del casco.El ministro Grande-Marlaska realizó un «llamamiento a la responsabilidad de los conductores, porque evitar las distracciones, respetar las normas de circulación y usar los sistemas de seguridad son tres simples elementos que pueden rebajar sobremanera estas dramáticas cifras y las tragedias humanas que hay tras ellas». (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es