infotermilogopeque
7 de mayo de 2023 Por Fernando Sancho 0

Nick Cassidy completa su doctorado con una espléndida victoria en el ePrix de Mónaco



Dos victorias consecutivas y cinco podios en seis carreras llevan a Nick Cassidy al liderato.

Nick Cassidy ha demostrado que en las calles de Mónaco se puede adelantar. El piloto de Envision ha dejado algunas maniobras brillantes para escalar hasta la primera posición. Podio de Mitch Evans y Jake Dennis.

Mónaco es especial, para lo bueno y para lo malo. Pasa en Fórmula 1 y también en Fórmula E. En el caso del certamen eléctrico, toda la actividad quedó comprimida en una única jornada, con dos madrugadores libres y una clasificación en la que la pole fue para Sacha Fenestraz, hasta que fue para Jake Hughes. Ya en carrera, ni uno ni otro pudieron triunfar. Nick Cassidy ha firmado una gran remontada para conquistar el Principado.

Nissan fue protagonista. Tanto que logró un resultado inédito en clasificación. Pole de Sacha Fenestraz, seguido de Jake Hughes -McLaren con alma de Nissan- y Norman Nato. Pese a todo, esta no fue la parrilla. La vuelta de Sacha en la gran final fue invalidad y el de McLaren salió por delante de los dos pilotos de Nissan. Aun así, la firma japonesa dejó su sello en un ePrix en el que Jaguar volvió a demostrar que está por encima del resto en esta fase de la temporada.

Las cuatro últimas carreras han demostrado que con los ‘Gen3’ es clave saber cuándo atacar y cuándo guardar la ropa

En los primeros compases quedaba patente, pese a no haber cambios arriba. Nick Cassidy salía noveno, pero se fue quitando rivales como el que no está compitiendo en Mónaco, en uno de los circuitos urbanos más complejos del mundo. El piloto neozelandés se inventaba puntos de adelantamiento que parecían imposibles, dejaba atrás a rivales en ‘Loews’ y en siete vueltas tocaba el liderato tras la primera ronda de activaciones del ‘attack mode’.

Con Nick Cassidy haciendo los deberes por la vía rápida y administrando el ritmo y el ‘attack mode’ para llegar con más energía que sus rivales a la recta final de la carrera, el dominio de Jaguar quedaba refrendado por el segundo puesto de Mitch Evans, sexto en parrilla. Nick Cassidy aseguraba el triunfo sin problemas tras el Safety Car final, siempre por delante de su compatriota. Nueva Zelanda conseguía así su cuarta victoria consecutiva. Un récord hasta ahora jamás visto.

El podio del ePrix de Mónaco: Nick Cassidy, Mitch Evans y Jake Dennis.

De remontadas y puntos valiosos

Jake Dennis era el encargado de cerrar el podio en Mónaco, todo tras salir undécimo. El piloto de Andretti conseguía escalar de una forma mucho menos espectacular que el ganador, pero igualmente efectiva. Tanto que le servía para ser tercero, por delante de un Sacha Fenestraz que se ha quedado sin pole cuando parecía tenerla y sin podio cuando lo ha merecido. Con todo, el piloto de Nissan ha dado un importante salto en la clasificación. Quinto ha sido Jake Hughes tras salir por delante de Sacha

En el tradicional ‘juego’ de ahorro de energía y activaciones del modo ataque tampoco lo hizo nada mal Dan Ticktum, sexto con un NIO que llegaba con algunas heridas de guerra a meta, pero vivo. Séptimo en meta era Jean-Eric Vergne con el primero de los DS Penske, con Sébastien Buemi octavo y Stoffel Vandoorne noveno. La décima plaza final se la quedaba Pascal Wehrlein, insuficiente en cualquier caso para retener el liderato ante Cassidy.

Cargando tweet…
1654881268662775810

El punto estratégico

Las cuatro últimas carreras han demostrado que con los ‘Gen3’ es clave saber cuándo atacar y cuándo guardar la ropa. Cassidy lo ha hecho en Mónaco a la perfección con un inicio feroz, una fase intermedia de contener el grupo y nueve últimos giros de empujar con más fuerza. Quizá el toque de Dan Ticktum y Norman Nato jugó a su favor, como también el percance de Maximilian Günther en el casino, pero la dinámica está clara.

Seguramente nada hubiera cambiado si la carrera hubiera tenido un final sin rastro de Safety Car, pero el accidente de Nico Müller en la curva 1 puso un cierre al ePrix que seguramente no merecía. Con todo, los aficionados monegascos aplaudieron con ganas al final de una carrera que desde dentro se vive de otra manera. De eso ya hablaremos en próximos días.

Dos victorias consecutivas y cinco podios en seis carreras llevan a Nick Cassidy al liderato.Nick Cassidy ha demostrado que en las calles de Mónaco se puede adelantar. El piloto de Envision ha dejado algunas maniobras brillantes para escalar hasta la primera posición. Podio de Mitch Evans y Jake Dennis.Mónaco es especial, para lo bueno y para lo malo. Pasa en Fórmula 1 y también en Fórmula E. En el caso del certamen eléctrico, toda la actividad quedó comprimida en una única jornada, con dos madrugadores libres y una clasificación en la que la pole fue para Sacha Fenestraz, hasta que fue para Jake Hughes. Ya en carrera, ni uno ni otro pudieron triunfar. Nick Cassidy ha firmado una gran remontada para conquistar el Principado.Nissan fue protagonista. Tanto que logró un resultado inédito en clasificación. Pole de Sacha Fenestraz, seguido de Jake Hughes -McLaren con alma de Nissan- y Norman Nato. Pese a todo, esta no fue la parrilla. La vuelta de Sacha en la gran final fue invalidad y el de McLaren salió por delante de los dos pilotos de Nissan. Aun así, la firma japonesa dejó su sello en un ePrix en el que Jaguar volvió a demostrar que está por encima del resto en esta fase de la temporada.Las cuatro últimas carreras han demostrado que con los ‘Gen3’ es clave saber cuándo atacar y cuándo guardar la ropaEn los primeros compases quedaba patente, pese a no haber cambios arriba. Nick Cassidy salía noveno, pero se fue quitando rivales como el que no está compitiendo en Mónaco, en uno de los circuitos urbanos más complejos del mundo. El piloto neozelandés se inventaba puntos de adelantamiento que parecían imposibles, dejaba atrás a rivales en ‘Loews’ y en siete vueltas tocaba el liderato tras la primera ronda de activaciones del ‘attack mode’.Con Nick Cassidy haciendo los deberes por la vía rápida y administrando el ritmo y el ‘attack mode’ para llegar con más energía que sus rivales a la recta final de la carrera, el dominio de Jaguar quedaba refrendado por el segundo puesto de Mitch Evans, sexto en parrilla. Nick Cassidy aseguraba el triunfo sin problemas tras el Safety Car final, siempre por delante de su compatriota. Nueva Zelanda conseguía así su cuarta victoria consecutiva. Un récord hasta ahora jamás visto.El podio del ePrix de Mónaco: Nick Cassidy, Mitch Evans y Jake Dennis.De remontadas y puntos valiososJake Dennis era el encargado de cerrar el podio en Mónaco, todo tras salir undécimo. El piloto de Andretti conseguía escalar de una forma mucho menos espectacular que el ganador, pero igualmente efectiva. Tanto que le servía para ser tercero, por delante de un Sacha Fenestraz que se ha quedado sin pole cuando parecía tenerla y sin podio cuando lo ha merecido. Con todo, el piloto de Nissan ha dado un importante salto en la clasificación. Quinto ha sido Jake Hughes tras salir por delante de SachaEn el tradicional ‘juego’ de ahorro de energía y activaciones del modo ataque tampoco lo hizo nada mal Dan Ticktum, sexto con un NIO que llegaba con algunas heridas de guerra a meta, pero vivo. Séptimo en meta era Jean-Eric Vergne con el primero de los DS Penske, con Sébastien Buemi octavo y Stoffel Vandoorne noveno. La décima plaza final se la quedaba Pascal Wehrlein, insuficiente en cualquier caso para retener el liderato ante Cassidy.
Cargando tweet…
1654881268662775810

El punto estratégicoLas cuatro últimas carreras han demostrado que con los ‘Gen3’ es clave saber cuándo atacar y cuándo guardar la ropa. Cassidy lo ha hecho en Mónaco a la perfección con un inicio feroz, una fase intermedia de contener el grupo y nueve últimos giros de empujar con más fuerza. Quizá el toque de Dan Ticktum y Norman Nato jugó a su favor, como también el percance de Maximilian Günther en el casino, pero la dinámica está clara.Seguramente nada hubiera cambiado si la carrera hubiera tenido un final sin rastro de Safety Car, pero el accidente de Nico Müller en la curva 1 puso un cierre al ePrix que seguramente no merecía. Con todo, los aficionados monegascos aplaudieron con ganas al final de una carrera que desde dentro se vive de otra manera. De eso ya hablaremos en próximos días. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es