infotermilogopeque
4 de mayo de 2023 Por Adrián Fernández 0

Fernando Alonso no quiere sorpresas con la lluvia: «Espero que podamos usar nuestro punto fuerte»



Alonso llega a Miami con intención de recuperar la senda del podioAston Martin F1 Media

El piloto español confía en que las altas temperaturas y el reasfaltado juegen a favor de las virtudes del AMR23, y considera que el problema de los adelantamientos radica en parte en la igualdad de la zona media.

Con el relativo sufrimiento de Azerbaiyán superado con nota, Fernando Alonso llega al Gran Premio de Miami confiado en las posibilidades de su Aston Martin para obtener un buen resultado. Encarando de nuevo otro trazado urbano, las mayores temperaturas y el reasfaltado de la pista pueden jugar muy a favor del AMR23, un coche cuya relativa falta de velocidad punta se ve compensada con un gran ritmo de carrera y una magnífica gestión del desgaste de gomas.

Lo único que se interpone en sus intenciones es la lluvia, muy impredecible en esta zona del globo, y para la que hay ciertas previsiones de cara al sábado y el domingo. En ese sentido, Alonso confía en que sea un típico día de mayo en Miami para poder sacarle partido a su menor degradación.

«Con seis décimas, pasas de estar tercero a 16º y te quedas fuera de una Q1»

«Será probablemente el punto fuerte de nuestro coche, espero que podamos usarlo si no hay muchos coches de seguridad o lluvia», asegura el piloto español. «Es lo que pensamos, pero queremos confirmarlo en los libres. El circuito será diferente con el nuevo asfalto, veremos cómo va. Es similar a Jeddah y Bakú, no espero muchas sorpresas, pero estas temperaturas son únicas. La pista estaba a 60ºC el miércoles, aunque no espero demasiados cambios en las prestaciones».

Uno de los puntos de conversación clave de este jueves ha sido la reducción de dos de las zonas de DRS, siguiendo la tónica observada en Bakú, donde la carrera tuvo una carencia casi total de adelantamientos. Alonso valora como acertado el cambio en base a las múltiples maniobras que se completaron con facilidad en la larga recta de la pista, pero pone de relieve que no todos los coches lo acusarán igual.

Cargando tweet…
1654203004625604609

«Aquí el año pasado es donde era más fácil. Igual que en Bakú fue también de los más fáciles el año pasado, y por eso lo acortaron. He oido que Lewis decía que el DRS era demasiado corto, para ellos lo era con su alta carga y para Red Bull, era demasiado largo. Para unos coches es muy largo, y en otros es demasiado corto, así que supongo que se debe a los cálculos que hace la FIA de las carreras del año pasado. Veremos este año, pero es difícil de predecir», comentaba Alonso ante la prensa acreditada en Miami.

Sin Red Bull… otro toro cantaría

El dominio de Red Bull y la relativa igualdad en la zona media son otros dos aspectos que Alonso considera como relevantes en la percepción de la calidad de las carreras este año: «En ocasiones, con seis décimas pasas de estar tercero a 16º y te quedas fuera de la Q1. En carrera, ¿como vas a adelantar un coche que es solo una décima más rápido que tú? (…) Además, los neumáticos se sobrecalientan bastante si se siguen coches de cerca, así que tienes que decidir con prudencia si quieres acercarte».





General Motors contraataca a Ford y busca hacer motores para Andretti: «No serían de marca blanca»
Leer noticia


«Sin Red Bull, sería una lucha muy interesante entre tres o cuatro coches separados por dos décimas. Entonces diríamos que las normas han sido un éxito. Quizá sea así en un par de años, cuando haya estabilidad en las reglas, aunque puede que luego en 2026 cambie todo otra vez. Esto es la Fórmula 1, siempre ha sido así. Siete años de Hamilton y Bottas, primero y segundo. En el pasado, Vettel y Webber. Es la naturaleza de la F1».

El campeonato parece casi una quimera, pero Alonso está satisfecho con la situación actual de su nueva casa: «Corremos cada domingo sin presión, y si podemos seguir sumando más puntos que ellos, buenas noticias. Si no podemos, porque no podemos aguantar el progreso, nos centraremos en el coche de 2024. El orden cambiará en cada circuito, pero décima arriba y abajo. He oído que Ferrari y Mercedes traerán cosas grandes a Imola. Nosotros tenemos mejoras previstas, pero, para nosotros, es un regalo ocupar la posición que ocupamos. No la esperábamos».

Alonso llega a Miami con intención de recuperar la senda del podioAston Martin F1 MediaEl piloto español confía en que las altas temperaturas y el reasfaltado juegen a favor de las virtudes del AMR23, y considera que el problema de los adelantamientos radica en parte en la igualdad de la zona media.Con el relativo sufrimiento de Azerbaiyán superado con nota, Fernando Alonso llega al Gran Premio de Miami confiado en las posibilidades de su Aston Martin para obtener un buen resultado. Encarando de nuevo otro trazado urbano, las mayores temperaturas y el reasfaltado de la pista pueden jugar muy a favor del AMR23, un coche cuya relativa falta de velocidad punta se ve compensada con un gran ritmo de carrera y una magnífica gestión del desgaste de gomas.Lo único que se interpone en sus intenciones es la lluvia, muy impredecible en esta zona del globo, y para la que hay ciertas previsiones de cara al sábado y el domingo. En ese sentido, Alonso confía en que sea un típico día de mayo en Miami para poder sacarle partido a su menor degradación. «Con seis décimas, pasas de estar tercero a 16º y te quedas fuera de una Q1»«Será probablemente el punto fuerte de nuestro coche, espero que podamos usarlo si no hay muchos coches de seguridad o lluvia», asegura el piloto español. «Es lo que pensamos, pero queremos confirmarlo en los libres. El circuito será diferente con el nuevo asfalto, veremos cómo va. Es similar a Jeddah y Bakú, no espero muchas sorpresas, pero estas temperaturas son únicas. La pista estaba a 60ºC el miércoles, aunque no espero demasiados cambios en las prestaciones».Uno de los puntos de conversación clave de este jueves ha sido la reducción de dos de las zonas de DRS, siguiendo la tónica observada en Bakú, donde la carrera tuvo una carencia casi total de adelantamientos. Alonso valora como acertado el cambio en base a las múltiples maniobras que se completaron con facilidad en la larga recta de la pista, pero pone de relieve que no todos los coches lo acusarán igual.
Cargando tweet…
1654203004625604609

«Aquí el año pasado es donde era más fácil. Igual que en Bakú fue también de los más fáciles el año pasado, y por eso lo acortaron. He oido que Lewis decía que el DRS era demasiado corto, para ellos lo era con su alta carga y para Red Bull, era demasiado largo. Para unos coches es muy largo, y en otros es demasiado corto, así que supongo que se debe a los cálculos que hace la FIA de las carreras del año pasado. Veremos este año, pero es difícil de predecir», comentaba Alonso ante la prensa acreditada en Miami.Sin Red Bull… otro toro cantaríaEl dominio de Red Bull y la relativa igualdad en la zona media son otros dos aspectos que Alonso considera como relevantes en la percepción de la calidad de las carreras este año: «En ocasiones, con seis décimas pasas de estar tercero a 16º y te quedas fuera de la Q1. En carrera, ¿como vas a adelantar un coche que es solo una décima más rápido que tú? (…) Además, los neumáticos se sobrecalientan bastante si se siguen coches de cerca, así que tienes que decidir con prudencia si quieres acercarte».

General Motors contraataca a Ford y busca hacer motores para Andretti: «No serían de marca blanca»
Leer noticia

«Sin Red Bull, sería una lucha muy interesante entre tres o cuatro coches separados por dos décimas. Entonces diríamos que las normas han sido un éxito. Quizá sea así en un par de años, cuando haya estabilidad en las reglas, aunque puede que luego en 2026 cambie todo otra vez. Esto es la Fórmula 1, siempre ha sido así. Siete años de Hamilton y Bottas, primero y segundo. En el pasado, Vettel y Webber. Es la naturaleza de la F1».El campeonato parece casi una quimera, pero Alonso está satisfecho con la situación actual de su nueva casa: «Corremos cada domingo sin presión, y si podemos seguir sumando más puntos que ellos, buenas noticias. Si no podemos, porque no podemos aguantar el progreso, nos centraremos en el coche de 2024. El orden cambiará en cada circuito, pero décima arriba y abajo. He oído que Ferrari y Mercedes traerán cosas grandes a Imola. Nosotros tenemos mejoras previstas, pero, para nosotros, es un regalo ocupar la posición que ocupamos. No la esperábamos». (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es