infotermilogopeque
28 de abril de 2023 Por Fran Romero 0

El hidrógeno llegará en un futuro a las Camper, First Hydrogen trabaja en un sistema FCEV con 500 km de autonomía



Boceto de una futura Camper alimentada por hidrógeno desarrollada en CanadáFirst Hydrogen

El mundo de las Camper gana cada vez más adeptos y aumenta su oferta cada año con propuestas para todos los gustos y bolsillos. Furgonetas de combustión y ya también eléctricas se abren paso en este mercado tan especial como particular. Los canadienses de First Hydrogen ya estudian el siguiente paso, el de las Camper con tecnología FCEV.

El fenómeno Camper gana terreno cada vez más, ampliando su gran oferta de vehículos recreacionales y adaptados para pasar un largo tiempo fuera de casa en los más grandes. La gama es tan amplia que llega prácticamente a todos los segmentos del mercado y con precios adaptados a todos los clientes. El boom experimentado en los últimos años está llevando también a que sean más marcas las que se hayan decidido a ofrecer sus propios accesorios y equipamientos de este tipo.

En la inmensa oferta reinan los modelos de combustión tradicional, especialmente las mecánicas diésel, pero cada vez son más el número de furgonetas eléctricas que se suman al catálogo VanLife. Los canadienses de First Hydrogen están dando un paso más, trabajando en una nueva generación de Camper donde la electrificación se instaura con una potente pila de combustible. El hidrógeno es su arma clave para respetar al máximo el medio ambiente.

Bocetos de las modernas furgonetas de First Hydrogen con tecnología FCEV para futuras Camper

First Hydrogen apuesta por el hidrógeno en el mundo Camper

La empresa con sede en Vancouver está convencida de que el hidrógeno ofrece grandes posibilidades en el terreno de las Camper, que no tendrán nada que envidiar a los modelos actuales, sino que se beneficiarán de importantes ventajas. La firma trabaja en su propia pila de combustible de segunda generación, una tecnología que es muy cara, pero que ha demostrado ofrecer una elevada autonomía, a la vez que los tiempos de recarga del combustible solo necesitan unos minutos. Aproximadamente, el mismo que un vehículo de gasolina o diésel, y mucho menos que los eléctricos alimentados por batería.

Y a lo que se suma el factor del peso que, en una Camper, adquiere una dimensión mayor por el equipamiento extra de que disponen. El sistema desarrollado por First Hydrogen asegura una autonomía máxima de 500 kilómetros, utilizando la electricidad generada por la pila de combustible para alimentar la iluminación, la calefacción auxiliar o hasta la propia cocina que, habitualmente, es de gas.





La vanguardista caravana Romotow es el sueño de todo «Camperista», un oasis móvil con un precio desorbitante
Leer noticia


Repostar hidrógeno con normalidad, clave para el futuro de las Camper

Una interesante opción pero que tiene una importante desventaja, al menos en Europa. Y es que todavía no existe una red de electrolineras que permita repostar hidrógeno a gran escala. Una tecnología que ha considerado la Unión Europea en su ambicioso plan estratégico «Fit for 55» y en el que obligará a los países miembros a garantizar instalaciones específicas en las carreteras europeas, aunque no a corto plazo. Un tiempo aún muy largo que los de First Hydrogen tienen por delante para perfeccionar un sistema del que no han facilitado detalles técnicos.

Boceto de una futura Camper alimentada por hidrógeno desarrollada en CanadáFirst HydrogenEl mundo de las Camper gana cada vez más adeptos y aumenta su oferta cada año con propuestas para todos los gustos y bolsillos. Furgonetas de combustión y ya también eléctricas se abren paso en este mercado tan especial como particular. Los canadienses de First Hydrogen ya estudian el siguiente paso, el de las Camper con tecnología FCEV.El fenómeno Camper gana terreno cada vez más, ampliando su gran oferta de vehículos recreacionales y adaptados para pasar un largo tiempo fuera de casa en los más grandes. La gama es tan amplia que llega prácticamente a todos los segmentos del mercado y con precios adaptados a todos los clientes. El boom experimentado en los últimos años está llevando también a que sean más marcas las que se hayan decidido a ofrecer sus propios accesorios y equipamientos de este tipo.En la inmensa oferta reinan los modelos de combustión tradicional, especialmente las mecánicas diésel, pero cada vez son más el número de furgonetas eléctricas que se suman al catálogo VanLife. Los canadienses de First Hydrogen están dando un paso más, trabajando en una nueva generación de Camper donde la electrificación se instaura con una potente pila de combustible. El hidrógeno es su arma clave para respetar al máximo el medio ambiente.Bocetos de las modernas furgonetas de First Hydrogen con tecnología FCEV para futuras CamperFirst Hydrogen apuesta por el hidrógeno en el mundo CamperLa empresa con sede en Vancouver está convencida de que el hidrógeno ofrece grandes posibilidades en el terreno de las Camper, que no tendrán nada que envidiar a los modelos actuales, sino que se beneficiarán de importantes ventajas. La firma trabaja en su propia pila de combustible de segunda generación, una tecnología que es muy cara, pero que ha demostrado ofrecer una elevada autonomía, a la vez que los tiempos de recarga del combustible solo necesitan unos minutos. Aproximadamente, el mismo que un vehículo de gasolina o diésel, y mucho menos que los eléctricos alimentados por batería.Y a lo que se suma el factor del peso que, en una Camper, adquiere una dimensión mayor por el equipamiento extra de que disponen. El sistema desarrollado por First Hydrogen asegura una autonomía máxima de 500 kilómetros, utilizando la electricidad generada por la pila de combustible para alimentar la iluminación, la calefacción auxiliar o hasta la propia cocina que, habitualmente, es de gas.

La vanguardista caravana Romotow es el sueño de todo «Camperista», un oasis móvil con un precio desorbitante
Leer noticia

Repostar hidrógeno con normalidad, clave para el futuro de las CamperUna interesante opción pero que tiene una importante desventaja, al menos en Europa. Y es que todavía no existe una red de electrolineras que permita repostar hidrógeno a gran escala. Una tecnología que ha considerado la Unión Europea en su ambicioso plan estratégico «Fit for 55» y en el que obligará a los países miembros a garantizar instalaciones específicas en las carreteras europeas, aunque no a corto plazo. Un tiempo aún muy largo que los de First Hydrogen tienen por delante para perfeccionar un sistema del que no han facilitado detalles técnicos. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es