infotermilogopeque
28 de abril de 2023 Por Adrián Fernández 0

Carlos Sainz asume la responsabilidad de sus problemas en clasificación: «Me ha faltado ritmo y confianza»


El piloto de Ferrari clasificó en una sólida cuarta posición, pero quedó opacado por el gran ritmo del poleman Charles Leclerc y algunos problemas de ritmo durante las sesiones. El piloto madrileño no dudó en cargar con la culpa de su menor rendimiento, y espera encontrar soluciones.

El box de Ferrari celebraba con efusividad en la tarde del viernes la colosal conclusión de la clasificación del Gran Premio de Azerbaiyán por parte de Charles Leclerc, que infringió a Red Bull su primera derrota en sesión oficial este año. La gran alegría contrastaba con la sensación de derrota mayúscula que se sentía en el lado de Carlos Sainz, donde la cuarta posición absoluta era prácticamente la noticia más positiva de una sesión aciaga para el piloto español.

Después de una Q1 a la contra, en la que no pudo marcar tiempo hasta después de las dos banderas rojas y sufrió un trompo, y una Q2 más apañada que efectiva, su rendimiento final en Q3 no estuvo lo suficientemente cerca de su compañero o el de las máquinas de Red Bull. Habiendo mejorado tu tiempo en tan solo tres décimas respecto a la Q2, su 1:41.016 le dejó a casi ocho décimas de Leclerc, superando por muy poco las mejores vueltas de Lewis Hamilton y Fernando Alonso.

«Cometía un error y me iba para atrás en todos los sentidos».

«Ha sido un día difícil, he tenido problemas desde los libres. Me ha faltado ritmo y confianza», reconoció el piloto de Ferrari ante los micrófonos de la prensa. «Cada vez que daba un paso adelante, cometía un error y me iba para atrás en todos los sentidos. Es una lástima, porque en Australia me fue mucho mejor».

Cargando tweet…
1651962790003736576

«Por los errores que he hecho, acabé usando un juego extra de neumáticos, y eso tampoco ha ayudado. Es mi culpa, de todos modos», añadió Sainz, que lamentó la peculiaridad del formato sprint tras una clasificación que ha dejado más preguntas que respuestas. «Por desgracia, el coche está ahora en régimen de parque cerrado, así que no tenemos la posibilidad de entender por completo lo que ha pasado».

La mayor sintonía de Sainz con el coche de este año en comparación con el SF-23 respecto al F1-75 pareció difuminarse en las calles de Bakú: «El coche es el mismo que en Australia y el setup es el mismo. Por algún motivo, he notado diferente el coche aquí.Charles hace buenas vueltas en Bakú y marca la diferencia». Pese a todo, Sainz no tira la toalla de cara a lo que aún queda este fin de semana. «Cuando salgo a pista, lo encuentro difícil. Voy a hacer los deberes esta noche para la clasificación. Siempre intento trabajar en mi mismo y mejorar, pero no será fácil»

El piloto de Ferrari clasificó en una sólida cuarta posición, pero quedó opacado por el gran ritmo del poleman Charles Leclerc y algunos problemas de ritmo durante las sesiones. El piloto madrileño no dudó en cargar con la culpa de su menor rendimiento, y espera encontrar soluciones.El box de Ferrari celebraba con efusividad en la tarde del viernes la colosal conclusión de la clasificación del Gran Premio de Azerbaiyán por parte de Charles Leclerc, que infringió a Red Bull su primera derrota en sesión oficial este año. La gran alegría contrastaba con la sensación de derrota mayúscula que se sentía en el lado de Carlos Sainz, donde la cuarta posición absoluta era prácticamente la noticia más positiva de una sesión aciaga para el piloto español.Después de una Q1 a la contra, en la que no pudo marcar tiempo hasta después de las dos banderas rojas y sufrió un trompo, y una Q2 más apañada que efectiva, su rendimiento final en Q3 no estuvo lo suficientemente cerca de su compañero o el de las máquinas de Red Bull. Habiendo mejorado tu tiempo en tan solo tres décimas respecto a la Q2, su 1:41.016 le dejó a casi ocho décimas de Leclerc, superando por muy poco las mejores vueltas de Lewis Hamilton y Fernando Alonso.«Cometía un error y me iba para atrás en todos los sentidos».«Ha sido un día difícil, he tenido problemas desde los libres. Me ha faltado ritmo y confianza», reconoció el piloto de Ferrari ante los micrófonos de la prensa. «Cada vez que daba un paso adelante, cometía un error y me iba para atrás en todos los sentidos. Es una lástima, porque en Australia me fue mucho mejor».
Cargando tweet…
1651962790003736576

«Por los errores que he hecho, acabé usando un juego extra de neumáticos, y eso tampoco ha ayudado. Es mi culpa, de todos modos», añadió Sainz, que lamentó la peculiaridad del formato sprint tras una clasificación que ha dejado más preguntas que respuestas. «Por desgracia, el coche está ahora en régimen de parque cerrado, así que no tenemos la posibilidad de entender por completo lo que ha pasado».La mayor sintonía de Sainz con el coche de este año en comparación con el SF-23 respecto al F1-75 pareció difuminarse en las calles de Bakú: «El coche es el mismo que en Australia y el setup es el mismo. Por algún motivo, he notado diferente el coche aquí.Charles hace buenas vueltas en Bakú y marca la diferencia». Pese a todo, Sainz no tira la toalla de cara a lo que aún queda este fin de semana. «Cuando salgo a pista, lo encuentro difícil. Voy a hacer los deberes esta noche para la clasificación. Siempre intento trabajar en mi mismo y mejorar, pero no será fácil» (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es