infotermilogopeque
27 de abril de 2023 Por David Plaza 0

El Aston Martin AMR24 tendrá que esperar, el desarrollo del coche de 2023 tiene prioridad



Fernando Alonso a bordo del Aston Martin AMR23 en Australia.

Dan Fallows, director de Aston Martin, tiene claro que el éxito de Aston Martin pasa por completar una campaña 2023 satisfactoria y ni siquiera el desarrollo del monoplaza del año que viene va a poner eso en peligro.

La grata sorpresa que ha supuesto el AMR23 de Aston Martin no debe convertirse en algo efímero que se desvanezca tras unas pocas carreras.

Dan Fallows, director de Aston Martin, lo tiene claro, consciente como es de que ver al equipo desfallecer minaría la moral de sus miembros y afectaría a la credibilidad del proyecto. Por eso, el objetivo durante los próximos meses será mantener el nivel del AMR23 lo más alto posible.

«No hay nada que nos impida conseguir nuestros objetivos siendo equipo cliente de Mercedes»

«Estamos más que centrados en el coche de este año, hemos llevado a cabo cambios radicales en los últimos meses», comienza diciendo en declaraciones al podcast Beyond the Grid. «La normativa no va a cambiar mucho para el año que viene y el AMR23 va a ser nuestra preferencia principal durante un buen tiempo».

«Ya nos centraremos en el AMR24 más adelante. Pese a haber dado un gran paso adelante este año, no queremos venirnos abajo. Esto implica mantener el desarrollo», confirma Dan Fallows.

El AMR23 servirá de base para el futuro

Generalmente, los monoplazas de la temporada siguiente comienzan a concebirse en abril o mayo del año en curso. Sin embargo, Aston Martin no tiene prisa en comenzar con el proyecto del AMR24.

A su favor tiene la estabilidad del reglamento técnico. Una de las ventajas de dicha circunstancia es que profundizar en el desarrollo del monoplaza existente beneficia al siguiente, ya que este seguirá los mismos conceptos aerodinámicos y mecánicos que su predecesor.

Y, en un equipo recién llegado a los puestos de cabeza, resulta vital demostrar el potencial del mismo frente a rivales acostumbrados a vivir permanentemente en ese exigente entorno.

Cargando tweet…
1651194420744818690

«Es tan importante hacer un buen coche como mantenerse en la carrera de desarrollo durante la temporada, así que es una buena oportunidad de ir a por todas con el AMR23 y ver lo que podemos hacer con él», argumenta Dan Fallows.

«Hemos superado las expectativas hasta ahora. Esperábamos dar un paso hacia delante e intentar desafiar a Mercedes y Ferrari, pero lo que hemos conseguido es más de lo que podríamos haber soñado», reconoce el ingeniero británico.

«Eso sí, lo más importante es encontrar esa consistencia, no queremos que sea un año bueno aislado y luego volver a la zona media. Queremos que 2023 sea el inicio de un gran camino», reitera, sabedor de que es más complicado mantenerse en la cima que llegar a ella.

¿Puede Aston Martin ganar siendo cliente de Mercedes?

Si bien Aston Martin ha comenzado la temporada superando el rendimiento de Mercedes, marca de la que recibe la unidad de potencia, la transmisión y las suspensiones traseras, muchos dudan que pueda llegar a ganar títulos siendo equipo cliente.

Aunque la normativa actual obliga a los motoristas a suministrar a sus clientes las mismas unidades de potencia que utiliza el equipo oficial, estas son diseñadas según las necesidades aerodinámicas, de refrigeración y ensamblaje del monoplaza de la marca.

Aston Martin se ha instalado en el podio y quiere mantener ese privilegio todo el año.

Esto obliga a Aston Martin, y al resto de equipos cliente, a adaptarse a los criterios y necesidades de Mercedes, lo que impide exprimir al máximo el potencial de sus propios diseños. Por eso, la marca británica se plantea si, al término de su contrato con Mercedes en 2025, debe buscar otro motorista.

La opción de fabricar su propia unidad de potencia quedó descartada meses atrás, pero ahora ha surgido la opción de asociarse con Honda de manera exclusiva, tal y como hizo Red Bull en 2020.

De momento, Dan Fallows se limita a señalar que «tener tus propios motores o un suministrador exclusivo tiene muchas cosas buenas, pero ahora tenemos la unidad de potencia de Mercedes. Es potente y fiable, está a la altura de los mejores».

«No hay nada que nos impida conseguir nuestros objetivos siendo equipo cliente. Nos gustaría ser un fabricante, pero no hay grandes diferencias», concluye Fallows.

Fernando Alonso a bordo del Aston Martin AMR23 en Australia.Dan Fallows, director de Aston Martin, tiene claro que el éxito de Aston Martin pasa por completar una campaña 2023 satisfactoria y ni siquiera el desarrollo del monoplaza del año que viene va a poner eso en peligro.La grata sorpresa que ha supuesto el AMR23 de Aston Martin no debe convertirse en algo efímero que se desvanezca tras unas pocas carreras.Dan Fallows, director de Aston Martin, lo tiene claro, consciente como es de que ver al equipo desfallecer minaría la moral de sus miembros y afectaría a la credibilidad del proyecto. Por eso, el objetivo durante los próximos meses será mantener el nivel del AMR23 lo más alto posible.«No hay nada que nos impida conseguir nuestros objetivos siendo equipo cliente de Mercedes»«Estamos más que centrados en el coche de este año, hemos llevado a cabo cambios radicales en los últimos meses», comienza diciendo en declaraciones al podcast Beyond the Grid. «La normativa no va a cambiar mucho para el año que viene y el AMR23 va a ser nuestra preferencia principal durante un buen tiempo».«Ya nos centraremos en el AMR24 más adelante. Pese a haber dado un gran paso adelante este año, no queremos venirnos abajo. Esto implica mantener el desarrollo», confirma Dan Fallows.El AMR23 servirá de base para el futuroGeneralmente, los monoplazas de la temporada siguiente comienzan a concebirse en abril o mayo del año en curso. Sin embargo, Aston Martin no tiene prisa en comenzar con el proyecto del AMR24.A su favor tiene la estabilidad del reglamento técnico. Una de las ventajas de dicha circunstancia es que profundizar en el desarrollo del monoplaza existente beneficia al siguiente, ya que este seguirá los mismos conceptos aerodinámicos y mecánicos que su predecesor.Y, en un equipo recién llegado a los puestos de cabeza, resulta vital demostrar el potencial del mismo frente a rivales acostumbrados a vivir permanentemente en ese exigente entorno.
Cargando tweet…
1651194420744818690

«Es tan importante hacer un buen coche como mantenerse en la carrera de desarrollo durante la temporada, así que es una buena oportunidad de ir a por todas con el AMR23 y ver lo que podemos hacer con él», argumenta Dan Fallows. «Hemos superado las expectativas hasta ahora. Esperábamos dar un paso hacia delante e intentar desafiar a Mercedes y Ferrari, pero lo que hemos conseguido es más de lo que podríamos haber soñado», reconoce el ingeniero británico.«Eso sí, lo más importante es encontrar esa consistencia, no queremos que sea un año bueno aislado y luego volver a la zona media. Queremos que 2023 sea el inicio de un gran camino», reitera, sabedor de que es más complicado mantenerse en la cima que llegar a ella.¿Puede Aston Martin ganar siendo cliente de Mercedes?Si bien Aston Martin ha comenzado la temporada superando el rendimiento de Mercedes, marca de la que recibe la unidad de potencia, la transmisión y las suspensiones traseras, muchos dudan que pueda llegar a ganar títulos siendo equipo cliente.Aunque la normativa actual obliga a los motoristas a suministrar a sus clientes las mismas unidades de potencia que utiliza el equipo oficial, estas son diseñadas según las necesidades aerodinámicas, de refrigeración y ensamblaje del monoplaza de la marca.Aston Martin se ha instalado en el podio y quiere mantener ese privilegio todo el año.Esto obliga a Aston Martin, y al resto de equipos cliente, a adaptarse a los criterios y necesidades de Mercedes, lo que impide exprimir al máximo el potencial de sus propios diseños. Por eso, la marca británica se plantea si, al término de su contrato con Mercedes en 2025, debe buscar otro motorista.La opción de fabricar su propia unidad de potencia quedó descartada meses atrás, pero ahora ha surgido la opción de asociarse con Honda de manera exclusiva, tal y como hizo Red Bull en 2020.De momento, Dan Fallows se limita a señalar que «tener tus propios motores o un suministrador exclusivo tiene muchas cosas buenas, pero ahora tenemos la unidad de potencia de Mercedes. Es potente y fiable, está a la altura de los mejores».«No hay nada que nos impida conseguir nuestros objetivos siendo equipo cliente. Nos gustaría ser un fabricante, pero no hay grandes diferencias», concluye Fallows. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es