infotermilogopeque
24 de abril de 2023 Por Javier Costas 0

¿Tienes un coche viejo sin etiqueta de la DGT? Estas son tus 5 opciones



0 [●] wim goedhart (Flickr) CC BY

Si has llegado hasta aquí, puede que tengas dudas sobre qué hacer con ese coche que te hace el servicio pero que no te van a dejar circular por él en las zonas urbanas (porque fuera de ciudad, con que pase la ITV basta).

Con la llegada de las normas de lo políticamente correcto en cuanto a ecología y movilidad, ya se veía venir que los primeros en verse afectados iban a ser los coches más antiguos y, por ende, más contaminantes. Esto no es siempre así, pero a fin de cuentas toda regla tiene sus excepciones. Normalmente es así, y todos lo sabemos.

Tienes un coche viejo, no le corresponde etiqueta medioambiental, y ves cómo las Zonas de Bajas Emisiones se convierten en una amenaza. Nadie te obligará a mandar tu coche al desguace ni te lo va a quitar, pero te puede complicar la vida. Llegados a este punto, ¿cuáles son tus opciones?

Veámoslo.

1) Llevártelo a otra parte

El problema de las ZBE es exclusivo de poblaciones de más de 25.000 habitantes, las sometidas a la ley correspondiente, pero no de poblaciones menores (salvo que tengan otro problema local, véase Mora, Toledo). Por lo tanto, si tienes un pueblo, que todos tenemos uno, o de la familia en su defecto, te lo puedes llevar allí y usarlo sin ningún problema.

Sí, puede que haya que reemplazarlo por otro. Si puedes mantenerlo, hay coches con etiqueta a precios de risa, solo hay que saber buscar bien y asumir que van a tener más de 20 años (gasolina Euro 3) o más de 15 (diésel Euro 4), y pueden estar bastante zurrados, pero para salir del apuro te servirán.

2) Igual sí le toca etiqueta, pero…

Mucha gente conduce coches sin etiqueta porque desconoce que les corresponde. Es el caso de todos los coches que cumplían Euro 3 gasolina antes de 2001, y todos los diésel Euro 4 que cumplían antes de 2006. Hay casos a patadas. Algunas marcas hicieron los deberes con 3-4 años de adelanto, pero como se aplica una fecha de corte, pues ajo y agua.

Os contamos lo que hay que hacer. Resumidamente, hay que identificar si nuestro coche entra en esa lista y que se homologasen antes de tiempo, pedir un certificado de conformidad al fabricante (que van a sablarnos más de 100 euros por un folio), ir a la ITV, a la DGT, y conseguir la pegatina que, justamente, le corresponde. Y si no le corresponde etiqueta aún así, pues no hay soluciones baratas para hacer el upgrade.

Fotografía: Contando Estrelas (Flickr) CC BY-SA

3) Hazlo coche histórico cuando puedas

Desde 2018, los coches que han cumplido 30 años desde su fabricación o primera fecha de matriculación se pueden acoger al régimen de coches históricos, reconocidos como tales por Tráfico y las Administraciones Públicas. Hasta que no cambie el Real Decreto 1247/1995, toca rascarse el bolsillo, unos 600-1.000 euros de media.

Superados todos los trámites, se obtiene un número de matrícula tipo H-0000-BBB, que se convierte en un salvoconducto para las ZBE, tal y como está montado ahora. El borrador del nuevo RD incluye excepciones generalizadas para los históricos, partiendo de la base de que no son coches de uso habitual. Y como se abuse del sistema pues tendrán que meterle mano.

4) Véndelo

Es una decisión difícil, pero efectiva. Si no te sirve, y las soluciones propuestas no te convencen, pues siempre te queda el recurso de ponerlo a la venta, que siempre lo querrá alguien. Tal y como está el mercado, cualquier cosa que funcione y pase la ITV con un mínimo de dignidad acaba encontrando comprador, no siempre al precio que tú consideras correcto.

Hay coches que aunque estén impecables, historial de mantenimiento completo, único dueño, no fumador, «siempre en garaje»… van a tener precios muy bajos, véase cualquier coche que se ha vendido en números enormes… hasta que empiecen a faltar. Es entonces cuando se aprecian, pero eso puede llevar mucho tiempo, por si te lo has pensado.

5) Sacrifícalo para plan MOVES

Otra posible solución, incluso si «funciona perfectamente», es sacrificarlo en el altar del Plan MOVES. Son ayudas gubernamentales para la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, y el único requisito es que sea nuestro, que tenga más de 10 años, y poco más. Se da de baja, certificamos destrucción, y a hacer papeleo.

Eso sí, el cobro de la ayuda puede demorarse meses, aunque puede superar el valor del vehículo con creces. Para un eléctrico puro son 7.000 euros, muchos coches sin etiqueta valen mucho menos (aunque estén inmaculados). Es lo que toca hasta que los precios de los coches vuelvan a ser razonables, al menos en relación a lo que ingresamos por nuestro trabajo.

0 [●] wim goedhart (Flickr) CC BYSi has llegado hasta aquí, puede que tengas dudas sobre qué hacer con ese coche que te hace el servicio pero que no te van a dejar circular por él en las zonas urbanas (porque fuera de ciudad, con que pase la ITV basta).Con la llegada de las normas de lo políticamente correcto en cuanto a ecología y movilidad, ya se veía venir que los primeros en verse afectados iban a ser los coches más antiguos y, por ende, más contaminantes. Esto no es siempre así, pero a fin de cuentas toda regla tiene sus excepciones. Normalmente es así, y todos lo sabemos.Tienes un coche viejo, no le corresponde etiqueta medioambiental, y ves cómo las Zonas de Bajas Emisiones se convierten en una amenaza. Nadie te obligará a mandar tu coche al desguace ni te lo va a quitar, pero te puede complicar la vida. Llegados a este punto, ¿cuáles son tus opciones?Veámoslo.1) Llevártelo a otra parteEl problema de las ZBE es exclusivo de poblaciones de más de 25.000 habitantes, las sometidas a la ley correspondiente, pero no de poblaciones menores (salvo que tengan otro problema local, véase Mora, Toledo). Por lo tanto, si tienes un pueblo, que todos tenemos uno, o de la familia en su defecto, te lo puedes llevar allí y usarlo sin ningún problema.Sí, puede que haya que reemplazarlo por otro. Si puedes mantenerlo, hay coches con etiqueta a precios de risa, solo hay que saber buscar bien y asumir que van a tener más de 20 años (gasolina Euro 3) o más de 15 (diésel Euro 4), y pueden estar bastante zurrados, pero para salir del apuro te servirán.2) Igual sí le toca etiqueta, pero…Mucha gente conduce coches sin etiqueta porque desconoce que les corresponde. Es el caso de todos los coches que cumplían Euro 3 gasolina antes de 2001, y todos los diésel Euro 4 que cumplían antes de 2006. Hay casos a patadas. Algunas marcas hicieron los deberes con 3-4 años de adelanto, pero como se aplica una fecha de corte, pues ajo y agua.Os contamos lo que hay que hacer. Resumidamente, hay que identificar si nuestro coche entra en esa lista y que se homologasen antes de tiempo, pedir un certificado de conformidad al fabricante (que van a sablarnos más de 100 euros por un folio), ir a la ITV, a la DGT, y conseguir la pegatina que, justamente, le corresponde. Y si no le corresponde etiqueta aún así, pues no hay soluciones baratas para hacer el upgrade.Fotografía: Contando Estrelas (Flickr) CC BY-SA3) Hazlo coche histórico cuando puedasDesde 2018, los coches que han cumplido 30 años desde su fabricación o primera fecha de matriculación se pueden acoger al régimen de coches históricos, reconocidos como tales por Tráfico y las Administraciones Públicas. Hasta que no cambie el Real Decreto 1247/1995, toca rascarse el bolsillo, unos 600-1.000 euros de media.Superados todos los trámites, se obtiene un número de matrícula tipo H-0000-BBB, que se convierte en un salvoconducto para las ZBE, tal y como está montado ahora. El borrador del nuevo RD incluye excepciones generalizadas para los históricos, partiendo de la base de que no son coches de uso habitual. Y como se abuse del sistema pues tendrán que meterle mano.4) VéndeloEs una decisión difícil, pero efectiva. Si no te sirve, y las soluciones propuestas no te convencen, pues siempre te queda el recurso de ponerlo a la venta, que siempre lo querrá alguien. Tal y como está el mercado, cualquier cosa que funcione y pase la ITV con un mínimo de dignidad acaba encontrando comprador, no siempre al precio que tú consideras correcto.Hay coches que aunque estén impecables, historial de mantenimiento completo, único dueño, no fumador, «siempre en garaje»… van a tener precios muy bajos, véase cualquier coche que se ha vendido en números enormes… hasta que empiecen a faltar. Es entonces cuando se aprecian, pero eso puede llevar mucho tiempo, por si te lo has pensado.5) Sacrifícalo para plan MOVESOtra posible solución, incluso si «funciona perfectamente», es sacrificarlo en el altar del Plan MOVES. Son ayudas gubernamentales para la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, y el único requisito es que sea nuestro, que tenga más de 10 años, y poco más. Se da de baja, certificamos destrucción, y a hacer papeleo.Eso sí, el cobro de la ayuda puede demorarse meses, aunque puede superar el valor del vehículo con creces. Para un eléctrico puro son 7.000 euros, muchos coches sin etiqueta valen mucho menos (aunque estén inmaculados). Es lo que toca hasta que los precios de los coches vuelvan a ser razonables, al menos en relación a lo que ingresamos por nuestro trabajo. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es