infotermilogopeque
21 de abril de 2023 Por Adrián Lois 0

Stellantis no apostará solo por los eléctricos en el futuro, también miran de reojo los e-fuels



El CEO del Grupo Stellantis, Carlos Tavares, se ha referido a las pruebas que están realizando con los co

El grupo Stellantis, de mano de su máximo dirigente, reconoce estar en fase de pruebas de e-fuels con motores de combustión ya fabricados. Una apuesta adicional a su idea de electrificar su gama en los próximos años.

El camino principal de los principales fabricantes automovilísticos está claro: electrificación pura y dura. Europa prohibió la venta de los coches con motor de combustión para el año 2035 y las marcas trabajan para adaptarse a esta nueva realidad.

Sin embargo, tras las presiones de Alemania, Italia y compañía, la Comisión Europea ha dejado un atisbo de esperanza para que estos motores ICE puedan sobrevivir en el futuro a base de combustibles sintéticos. Estos últimos son fabricados, recuerda, a partir del CO2 atmosférico capturado y de energías renovables.

El Grupo Stellantis es uno de los gigantes automovilísticos que tiene claro que la electrificación es y será su objetivo número 1. Su plan estratégico Dare Forward 2030 está claro: gama eléctrica completa en Europa para el 2030 y lograr las cero emisiones netas de carbono en 2038.

Stellantis trabaja a contrarreloj para electrificar las gamas de sus marcas para el final de esta década.

¿Y qué sucede con los e-fuels? Hace unos días, Linda Jackson, CEO de Peugeot, una de las marcas principales de Stellantis, parecía cerrar la puerta a estos combustibles sintéticos. Jackson afirmaba que no iban a cambiar su estrategia tras las noticias que llegaban desde la UE al respecto de los e-fuels.

Electrificación… y también e-fuels

Ahora, el CEO de Stellantis, Carlos Tavares, se ha referido a las pruebas que están realizando con sus propios coches con los combustibles sintéticos como protagonistas.

El objetivo de Stellantis no sería el de reutilizar los motores de combustión en el futuro con los nuevos e-fuels, sino que parece apuntar hacia el uso de estos combustibles en los vehículos ya existentes para ayudar a descarbonizar el transporte por carretera.

Las informaciones publicadas por Stellantis hablan de «estar finalizando» las pruebas de e-fuels «en 28 familias» de motores de combustión interna fabricados desde 2014 en Europa bajo las especificaciones Euro 6.

Carlos Tavares no solo no descarta el uso de los e-fuels para el futuro, sino que reconoce su importancia.

Según Stellantis, estas pruebas tienen el objetivo de «ayudar a acelerar el potencial de reducción de emisiones de carbono de los 28 millones de motores ICE» que los coches de sus marcas tienen ya circulando en la carretera. Eso sí, sin olvidar que mantienen su compromiso de «vender únicamente turismos eléctricos en la región a finales de la década».

«Estamos redoblando nuestra lucha contra el calentamiento global probando combustible neutro en carbono como solución complementaria a nuestro enfoque holístico de descarbonización. Mientras seguimos ejecutando con firmeza nuestra agresiva estrategia de electrificación, también debemos encontrar alternativas inteligentes para hacer frente a las emisiones de CO2 de los 1.300 millones de coches con motor de combustión interna existentes», ha asegurado el CEO de Stellantis.

Carlos Tavares también ha dicho lo siguiente al respecto: «Trabajando para asegurarnos de que nuestros motores Stellantis son eFuels friendly, estamos tratando de dar a nuestros clientes otra herramienta en la lucha contra el calentamiento global y una que puede tener un impacto casi inmediato».

Los motores de combustión de Peugeot, Citroën, Opel y compañía podrían seguir siendo importantes en el objetivo de descarbonización.

Las pruebas que está llevando a cabo Stellantis son a cuenta de un «exhaustivo protocolo de validación» sobre las emisiones del tubo de escape, la potencia del motor, la fiabilidad, la dilución del aceite, la capacidad de arranque, los conductos de combustible, filtros, depósito…

Si los 28 millones de vehículos de las marcas de Stellantis con motor de combustión usasen e-fuel, se podrían reducir hasta 400 millones de toneladas de emisiones de CO2 en Europa desde 2025 hasta 2050. «Puede proporcionar una reducción de hasta el 90 por ciento de las emisiones de CO2», aseguran desde Stellantis.

El CEO del Grupo Stellantis, Carlos Tavares, se ha referido a las pruebas que están realizando con los coEl grupo Stellantis, de mano de su máximo dirigente, reconoce estar en fase de pruebas de e-fuels con motores de combustión ya fabricados. Una apuesta adicional a su idea de electrificar su gama en los próximos años.El camino principal de los principales fabricantes automovilísticos está claro: electrificación pura y dura. Europa prohibió la venta de los coches con motor de combustión para el año 2035 y las marcas trabajan para adaptarse a esta nueva realidad.Sin embargo, tras las presiones de Alemania, Italia y compañía, la Comisión Europea ha dejado un atisbo de esperanza para que estos motores ICE puedan sobrevivir en el futuro a base de combustibles sintéticos. Estos últimos son fabricados, recuerda, a partir del CO2 atmosférico capturado y de energías renovables.El Grupo Stellantis es uno de los gigantes automovilísticos que tiene claro que la electrificación es y será su objetivo número 1. Su plan estratégico Dare Forward 2030 está claro: gama eléctrica completa en Europa para el 2030 y lograr las cero emisiones netas de carbono en 2038.Stellantis trabaja a contrarreloj para electrificar las gamas de sus marcas para el final de esta década.¿Y qué sucede con los e-fuels? Hace unos días, Linda Jackson, CEO de Peugeot, una de las marcas principales de Stellantis, parecía cerrar la puerta a estos combustibles sintéticos. Jackson afirmaba que no iban a cambiar su estrategia tras las noticias que llegaban desde la UE al respecto de los e-fuels.Electrificación… y también e-fuelsAhora, el CEO de Stellantis, Carlos Tavares, se ha referido a las pruebas que están realizando con sus propios coches con los combustibles sintéticos como protagonistas.El objetivo de Stellantis no sería el de reutilizar los motores de combustión en el futuro con los nuevos e-fuels, sino que parece apuntar hacia el uso de estos combustibles en los vehículos ya existentes para ayudar a descarbonizar el transporte por carretera.Las informaciones publicadas por Stellantis hablan de «estar finalizando» las pruebas de e-fuels «en 28 familias» de motores de combustión interna fabricados desde 2014 en Europa bajo las especificaciones Euro 6.Carlos Tavares no solo no descarta el uso de los e-fuels para el futuro, sino que reconoce su importancia.Según Stellantis, estas pruebas tienen el objetivo de «ayudar a acelerar el potencial de reducción de emisiones de carbono de los 28 millones de motores ICE» que los coches de sus marcas tienen ya circulando en la carretera. Eso sí, sin olvidar que mantienen su compromiso de «vender únicamente turismos eléctricos en la región a finales de la década».«Estamos redoblando nuestra lucha contra el calentamiento global probando combustible neutro en carbono como solución complementaria a nuestro enfoque holístico de descarbonización. Mientras seguimos ejecutando con firmeza nuestra agresiva estrategia de electrificación, también debemos encontrar alternativas inteligentes para hacer frente a las emisiones de CO2 de los 1.300 millones de coches con motor de combustión interna existentes», ha asegurado el CEO de Stellantis.Carlos Tavares también ha dicho lo siguiente al respecto: «Trabajando para asegurarnos de que nuestros motores Stellantis son eFuels friendly, estamos tratando de dar a nuestros clientes otra herramienta en la lucha contra el calentamiento global y una que puede tener un impacto casi inmediato».Los motores de combustión de Peugeot, Citroën, Opel y compañía podrían seguir siendo importantes en el objetivo de descarbonización.Las pruebas que está llevando a cabo Stellantis son a cuenta de un «exhaustivo protocolo de validación» sobre las emisiones del tubo de escape, la potencia del motor, la fiabilidad, la dilución del aceite, la capacidad de arranque, los conductos de combustible, filtros, depósito…Si los 28 millones de vehículos de las marcas de Stellantis con motor de combustión usasen e-fuel, se podrían reducir hasta 400 millones de toneladas de emisiones de CO2 en Europa desde 2025 hasta 2050. «Puede proporcionar una reducción de hasta el 90 por ciento de las emisiones de CO2», aseguran desde Stellantis. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es