infotermilogopeque
20 de abril de 2023 Por David Plaza 0

Padre no hay más que uno, pero este consejo de Anthony a Lewis Hamilton habría destruido su carrera



Lewis Hamilton tomó una decisión por sí mismo que definió toda su carrera deportiva.

En 2012, Lewis Hamilton tomó la decisión de marcharse de McLaren y fichar por un equipo que hasta ese momento no estaba rindiendo según lo esperado: Mercedes. Sin embargo, aquella decisión le reportó seis títulos mundiales.

Siempre decimos que un hijo debe escuchar a sus padres, pues siempre quieren lo mejor para ellos y cuentan con la sabiduría que da la experiencia.

Sin embargo, Anthony Hamilton dio un consejo terrible a su hijo Lewis cuando este sopesaba marcharse de McLaren a Mercedes en 2012. Y, afortunadamente para el que ahora es heptacampeón del mundo, no le hizo caso.

Una decisión que pocos entendieron

Lewis Hamilton pasó la mayor parte de su carrera apoyado por McLaren-Mercedes, como apuesta personal de Ron Dennis. Y, cuando llegó el momento de debutar en la Fórmula 1 en 2007 junto a Fernando Alonso, pronto quedó claro que el británico sería el piloto franquicia de la formación británica.

Tras estar muy cerca de proclamarse campeón del mundo en la temporada de su debut y conseguirlo finalmente en 2008, Lewis Hamilton pasó por un periodo de frustración a consecuencia de la progresiva degradación de McLaren, que perdió el tren de Red Bull y Ferrari.

El éxito en McLaren se diluyó nada más ganar el título en 2008.

Así, tras tres temporadas alejado del título, Lewis Hamilton recibió una oferta de Mercedes a través de Ross Brawn y Niki Lauda. Un equipo que, tras comprar BrawnGP y separarse de McLaren, no terminaba de triunfar pese a la gran inversión realizada.

A pesar de eso, Hamilton acabó aceptando la oferta en lo que muchos calificaron de locura. Y, tras una primera temporada complicada, llegó el inicio de la era híbrida en 2014 y un dominio absoluto de siete años que le reportaron al piloto británico seis títulos mundiales.

El mal consejo del padre de Lewis Hamilton

Ahora, con motivo del décimo aniversario de la llegada de Lewis Hamilton a Mercedes, el piloto británico ha recordado su trayectoria en la formación anglo-británica a través de un vídeo en el que comenta sus vivencias con ayuda de algunas fotografías.

La primera de ellas es una instantánea de él y Peter Bonnington, su ingeniero de pista, en el Gran Premio de Australia en 2013, cuando debutó con Mercedes. ‘Bono’ fue su primer ingeniero de carrera senior y actualmente sigue a su lado desde el muro y el garaje de cada circuito.

«Recuerdo esa primera carrera, recuerdo la decisión que tomé de unirme a este equipo y no dejé que nadie influyera en la decisión que tomé», reflexiona Lewis Hamilton al ver la fotografía. «Quería hacerlo solo a partir de mi propio juicio y, ya sabes, simplemente sin influencia».

«Conozco gente que me dijo que debería haberme quedado en McLaren, mi papá dijo que me quedara, mucha gente dijo que me quedara. Pero algo dentro de mí me dijo que esto era lo correcto para mí», prosigue, satisfecho con su decisión.

Lewis Hamilton recuerda sus 10 años en Mercedes.

A continuación, Lewis Hamilton recuerda cómo el tiempo le ha permitido forjar una relación muy estrecha con su ingeniero. «Llegué al equipo, hice mi primer asiento con Bono, y creo que la gente probablemente subestima el tiempo que lleva construir una relación y una amistad, realmente llegar a entender cómo trabajan ambos».

En aquel 2013, Hamilton sufrió para adaptarse al Mercedes W04, aunque superó a Nico Rosberg, consiguió una victoria, cinco poles y otros tantos podios.

«Especialmente ese primer año, tuve problemas con el coche, teníamos un tipo de suspensión diferente que nunca antes había tenido y estaba sufriendo como un loco con eso, pero finalmente obtuvimos una victoria», concluye Hamilton.

Desde que Lewis Hamilton se marchó de McLaren, la formación afincada en Woking ha pasado por uno de sus periodos más grises de su historia, especialmente en la etapa en la que Honda llegó como motorista tras romper relaciones con Mercedes.

No cabe duda: en esta ocasión el consejo de un padre a su hijo fue un error y Lewis Hamilton hizo bien en no hacerle caso.

Lewis Hamilton tomó una decisión por sí mismo que definió toda su carrera deportiva.En 2012, Lewis Hamilton tomó la decisión de marcharse de McLaren y fichar por un equipo que hasta ese momento no estaba rindiendo según lo esperado: Mercedes. Sin embargo, aquella decisión le reportó seis títulos mundiales.Siempre decimos que un hijo debe escuchar a sus padres, pues siempre quieren lo mejor para ellos y cuentan con la sabiduría que da la experiencia.Sin embargo, Anthony Hamilton dio un consejo terrible a su hijo Lewis cuando este sopesaba marcharse de McLaren a Mercedes en 2012. Y, afortunadamente para el que ahora es heptacampeón del mundo, no le hizo caso.Una decisión que pocos entendieronLewis Hamilton pasó la mayor parte de su carrera apoyado por McLaren-Mercedes, como apuesta personal de Ron Dennis. Y, cuando llegó el momento de debutar en la Fórmula 1 en 2007 junto a Fernando Alonso, pronto quedó claro que el británico sería el piloto franquicia de la formación británica.Tras estar muy cerca de proclamarse campeón del mundo en la temporada de su debut y conseguirlo finalmente en 2008, Lewis Hamilton pasó por un periodo de frustración a consecuencia de la progresiva degradación de McLaren, que perdió el tren de Red Bull y Ferrari.El éxito en McLaren se diluyó nada más ganar el título en 2008.Así, tras tres temporadas alejado del título, Lewis Hamilton recibió una oferta de Mercedes a través de Ross Brawn y Niki Lauda. Un equipo que, tras comprar BrawnGP y separarse de McLaren, no terminaba de triunfar pese a la gran inversión realizada.A pesar de eso, Hamilton acabó aceptando la oferta en lo que muchos calificaron de locura. Y, tras una primera temporada complicada, llegó el inicio de la era híbrida en 2014 y un dominio absoluto de siete años que le reportaron al piloto británico seis títulos mundiales.El mal consejo del padre de Lewis HamiltonAhora, con motivo del décimo aniversario de la llegada de Lewis Hamilton a Mercedes, el piloto británico ha recordado su trayectoria en la formación anglo-británica a través de un vídeo en el que comenta sus vivencias con ayuda de algunas fotografías.La primera de ellas es una instantánea de él y Peter Bonnington, su ingeniero de pista, en el Gran Premio de Australia en 2013, cuando debutó con Mercedes. ‘Bono’ fue su primer ingeniero de carrera senior y actualmente sigue a su lado desde el muro y el garaje de cada circuito.«Recuerdo esa primera carrera, recuerdo la decisión que tomé de unirme a este equipo y no dejé que nadie influyera en la decisión que tomé», reflexiona Lewis Hamilton al ver la fotografía. «Quería hacerlo solo a partir de mi propio juicio y, ya sabes, simplemente sin influencia».«Conozco gente que me dijo que debería haberme quedado en McLaren, mi papá dijo que me quedara, mucha gente dijo que me quedara. Pero algo dentro de mí me dijo que esto era lo correcto para mí», prosigue, satisfecho con su decisión.

Lewis Hamilton recuerda sus 10 años en Mercedes.A continuación, Lewis Hamilton recuerda cómo el tiempo le ha permitido forjar una relación muy estrecha con su ingeniero. «Llegué al equipo, hice mi primer asiento con Bono, y creo que la gente probablemente subestima el tiempo que lleva construir una relación y una amistad, realmente llegar a entender cómo trabajan ambos».En aquel 2013, Hamilton sufrió para adaptarse al Mercedes W04, aunque superó a Nico Rosberg, consiguió una victoria, cinco poles y otros tantos podios.«Especialmente ese primer año, tuve problemas con el coche, teníamos un tipo de suspensión diferente que nunca antes había tenido y estaba sufriendo como un loco con eso, pero finalmente obtuvimos una victoria», concluye Hamilton.Desde que Lewis Hamilton se marchó de McLaren, la formación afincada en Woking ha pasado por uno de sus periodos más grises de su historia, especialmente en la etapa en la que Honda llegó como motorista tras romper relaciones con Mercedes.No cabe duda: en esta ocasión el consejo de un padre a su hijo fue un error y Lewis Hamilton hizo bien en no hacerle caso. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es