infotermilogopeque
20 de abril de 2023 Por David Plaza 0

Anatomía de una bici eléctrica: esto es todo lo que tienes que saber sobre ellas



Las bicicletas eléctricas impulsan más que ningún otro segmento las ventas del sector.

Las bicicletas eléctricas se han convertido en una alternativa de movilidad cada vez más popular en todo el mundo. Pero, ¿sabes realmente cómo funciona una bicicleta eléctrica y cuáles son sus componentes clave? En este artículo, te lo explicaremos.

Con la creciente preocupación por el medio ambiente y el aumento del tráfico en las ciudades, la bicicleta se presenta como una solución sostenible y cómoda para desplazarse por la ciudad.

La bicicleta eléctrica, también conocida como eBike, es un medio de transporte que combina la potencia de un motor eléctrico con la eficiencia y la simplicidad de una bicicleta convencional.

Una bici eléctrica se compone básicamente de tres partes principales: el cuadro, la batería y el motor. Estos componentes trabajan en conjunto para proporcionar asistencia al pedaleo y hacer que la práctica del ciclismo sea más fácil y cómoda.

A continuación, vamos a adentrarnos en la anatomía de una bici eléctrica para entender mejor cómo funciona y qué tipos existen en el mercado.

Qué es una eBike o bicicleta eléctrica

Una bicicleta es un vehículo de dos ruedas en el que el movimiento se transmite a las ruedas a través de los pedales y un sistema de transmisión.

Una eBike o bicicleta eléctrica es lo mismo, pero con la diferencia de que también existe un sistema eléctrico que puede actuar de dos maneras: impulsando por sí solo el vehículo o proporcionado asistencia al pedaleo del ciclista.

Actualmente, hay todo tipo de bicicletas eléctricas, tanto para paseo, como campo, montaña, ciudad y carretera.

Qué tipos de bicis eléctricas hay

Los tipos de bicicletas eléctricas pueden calificarse desde diferentes puntos de vista.

Si atendemos a la función que cumple el motor eléctrico, una eBike puede ser bicicleta eléctrica o bicicleta PEDELEC.

Aunque se suele utilizar el término «bicicleta eléctrica» para todo tipo de eBikes, desde el punto de vista de la normativa una bicicleta eléctrica es aquella en la que el motor impulsa por sí mismo, sin necesidad de intervención muscular del usuario.

En cambio, la bicicleta PEDELEC o EPAC es aquella que sólo asiste al pedaleo, pero no actúa si el ciclista no acciona los pedales. Dicho de otro modo, ayuda a facilitar el pedaleo, pero no lo sustituye.

Esto es importante, porque mientras la bicicleta PEDELEC o EPAC no necesita seguro ni matriculación, la primera recibe tratamiento de ciclomotor y, por tanto, debe tener ambas cosas para poder circular legalmente.

Además, las bicicletas eléctricas, sean PEDELEC o no, pueden clasificarse según sus características y tipo de uso. En este artículo puedes conocer las más habituales en el mercado.

Componentes clave de una bici eléctrica

Las bicicletas eléctricas comparten la mayoría de sus componentes con las bicicletas convencionales, también llamadas mecánicas o musculares. Sin embargo, incorporan algunos elementos adicionales y estos obligan a modificar otros.

Teniendo eso en cuenta, los cuatro elementos clave de una eBike son los siguientes.

El cuadro

El aluminio y la fibra de carbono monopolizan casi por completo el mercado de bicicletas en la actualidad.

El cuadro es uno de los componentes más importantes de cualquier bicicleta, y en el caso de las bicicletas eléctricas, no es la excepción. El diseño y la calidad del cuadro son fundamentales para garantizar la seguridad, la estabilidad y la durabilidad de la bicicleta eléctrica.

En general, los cuadros de las bicicletas eléctricas están diseñados para soportar cargas adicionales, debido a la presencia de la batería y el motor. La geometría del cuadro también debe variar para alojar estos elementos, algo que influirá en mayor o menor medida dependiendo del tipo de bicicleta eléctrica, ya sea urbana, de montaña, plegable, etc.

En cuanto a los materiales, los cuadros de bicicletas eléctricas no varían en exceso de los utilizados en las bicicletas convencionales y pueden estar hechos de aleaciones de aluminio, acero o fibra de carbono.

El aluminio es uno de los materiales más comunes debido a su durabilidad y ligereza, mientras que el acero es más resistente, aunque actualmente se utiliza muy poco. La fibra de carbono, por su parte, es más ligera y resistente que los otros materiales, pero también es más costosa y se reserva para gama media-alta y gama alta.

El motor eléctrico

Los motores eléctricos son los encargados de proporcionar asistencia al pedaleo y hacer que el ciclismo sea más fácil y cómodo. Los motores eléctricos de las bicicletas eléctricas pueden estar ubicados en la rueda delantera, trasera o en el eje de pedalier.

Los motores de las ruedas delanteras o traseras, también llamados de buje o cubo, son los más comunes en las bicicletas eléctricas de nivel básico, ya que son más fáciles y económicos de instalar. Estos motores ofrecen una asistencia suave y constante al pedaleo, pero pueden afectar la estabilidad y el manejo de la bicicleta, ya que depositan más peso en uno de los extremos de la eBike.

Motor central ubicado en el eje de pedalier.

Por otro lado, los motores ubicados en el eje de pedalier son más populares en bicicletas eléctricas de gama media y alta, ya que ofrecen una mejor distribución del peso y una mayor eficiencia en la transmisión de energía. Estos motores proporcionan una asistencia más natural al pedaleo y se asemejan más a una bicicleta convencional.

En cuanto a la potencia, los motores eléctricos de las bicicletas eléctricas pueden variar desde 250W hasta 1000W o más, dependiendo del tipo de bicicleta eléctrica y del país donde se utilice. En algunos países, como los Estados Unidos y Canadá, la ley limita la potencia máxima del motor a 750W, mientras que en Europa el límite es de 250W y asistencia al pedaleo hasta los 25 km/h.

La batería

Las baterías son las encargadas de almacenar y suministrar energía al motor eléctrico. Las baterías para bicicletas eléctricas pueden variar en tamaño, forma, capacidad y tecnología, y su elección es fundamental para la autonomía, el rendimiento y la vida útil de la bicicleta eléctrica.

En general, las baterías de las bicicletas eléctricas están compuestas por celdas de iones de litio, que son ligeras, potentes y duraderas. Estas celdas están agrupadas en paquetes y pueden tener diferentes voltajes y amperajes, lo que determina la capacidad total de la batería.

Batería extraíble e integrada en el cuadro.

En la mayoría de los casos, las baterías de las bicicletas eléctricas tienen una capacidad que varía entre 250Wh y 1000Wh o más. La autonomía de la bicicleta eléctrica depende en gran medida de la capacidad de la batería, así como del nivel de asistencia al pedaleo seleccionado por el usuario y las condiciones del terreno.

En general, una batería de 400Wh puede proporcionar una autonomía de hasta 60 kilómetros con un nivel de asistencia medio. Sin embargo, esta cifra puede variar ampliamente dependiendo de diversos factores, como el peso del ciclista, el tipo de terreno, la velocidad y la temperatura. Actualmente, existen numerosos modelos de eBike que pueden superar los 100 km de autonomía en condiciones favorables.

En cuanto a la tecnología, existen dos tipos principales de baterías para bicicletas eléctricas: las baterías integradas y las baterías extraíbles.

Las baterías integradas están fijas al cuadro de la bicicleta y no se pueden quitar fácilmente, mientras que las baterías extraíbles se pueden quitar y reemplazar fácilmente para su carga en un lugar seguro. Las baterías extraíbles son esenciales para los ciclistas que necesitan cargar la batería en un lugar diferente al de la bicicleta.

Por último, es importante destacar que las baterías para bicicletas eléctricas requieren un mantenimiento adecuado para garantizar su vida útil y rendimiento óptimo. Esto incluye cargar la batería con un cargador adecuado y evitar su exposición a temperaturas extremas y golpes fuertes.


Lea también:
Los 5 errores que no debes cometer al comprar una bici eléctrica

La pantalla o consola

El último elemento característico de una bicicleta eléctrica es la pantalla, consola o display. Desde este, el ciclista puede consultar información y también gestionar los diferentes parámetros y características de la bicicleta.

Por ejemplo, los modos de asistencia al pedaleo, ya que la mayoría de las eBikes dispone de varias intensidades de uso que permiten al ciclista realizar menos esfuerzo, aunque también consumen más energía de la batería y reducen su autonomía.

Estas pantallas también informan de la velocidad instantánea, los kilómetros recorridos o el nivel de carga de la batería. Algunas también aportan información adicional más completa o incluso permiten conexión vía Bluetooth a una aplicación móvil o reloj inteligente para registrar datos, rutas o incluso indicar el camino a seguir mediante el navegador.

Las pantallas permiten consultar información y gestionar las utilidades de la bicicleta.

Terminología de las eBikes

El lenguaje de las bicicletas es algo diferente al de los modelos convencionales, ya que incorpora un sistema eléctrico que obliga a ello. Estos son los principales términos que hay que conocer.

El par

El motor de una bicicleta eléctrica produce una fuerza giratoria llamada par, que impulsa la bicicleta hacia adelante, y que no debe confundirse con la potencia.

Aunque la idea de que «más es mejor» puede ser tentadora, el par no es una medida absoluta de la calidad de una bicicleta eléctrica. Si bien las bicicletas con un alto par son excelentes para subir cuestas y acelerar rápidamente, es posible que no proporcionen una experiencia de pedaleo tan suave y natural como las bicicletas con un par menor.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta el uso que se le dará a la bicicleta eléctrica y el tipo de sensación de pedaleo que se desea antes de elegir una bicicleta con el motor más potente y el mayor par.

No hay una definición clara de qué se considera un par motor bajo o alto, pero en general, las bicicletas eléctricas con menos de 50 Nm se consideran de par motor bajo, mientras que las que superan los 65 Nm se consideran de par motor alto.

CONSEJO MOTOR.ES

Antes de comprar una eBike, ten muy claro qué intensidad de uso le vas a dar y en qué terrenos la utilizarás habitualmente.

La potencia

La potencia es la fuerza que impulsa el motor de una bicicleta eléctrica y la mantiene en movimiento. Desde una perspectiva científica, la fuerza electromotriz es lo que impulsa la bicicleta hacia adelante.

La potencia eléctrica se mide en vatios, la unidad mínima de energía eléctrica abreviada como W. Sin embargo, los motores de las bicicletas eléctricas están legalmente limitados a un máximo de 250 W de potencia nominal para mantener su clasificación como bicicletas PEDELEC.

La capacidad de batería

La capacidad de la batería en una bicicleta eléctrica se determina mediante diferentes unidades de medida.

Al multiplicar los amperios por hora (medida de capacidad eléctrica) por los voltios (fuerza que empuja los amperios por el sistema), obtenemos los vatios por hora (Wh). La capacidad de la batería se mide en vatios-hora y se relaciona directamente con la duración de la carga antes de agotarse.

Cuando se utiliza una batería de alta capacidad en una bicicleta eléctrica, se puede recorrer una mayor distancia. Sin embargo, las baterías de alta capacidad también son más voluminosas y pesadas que las de baja capacidad.

Por lo tanto, la elección de la capacidad de la batería dependerá de la distancia que se quiera recorrer y de la importancia que se dé al peso y tamaño de la batería.

Los ciclos de carga

Las baterías de las bicicletas eléctricas, como cualquier otro tipo de batería, tienen una vida útil limitada. La duración de una batería se mide en ciclos de carga, que es el número de veces que se carga y descarga por completo.

La calidad de la batería determina la vida útil de la bicicleta.

Normalmente, las baterías de las bicicletas eléctricas soportan entre 800-1000 ciclos de carga, lo que se traduce en unos 16.000 kilómetros de pedaleo asistido.

Para prolongar la vida útil de tu batería, es importante guardarla en un lugar seco y fresco cuando no la estés usando, y llevar a cabo un mantenimiento regular. Cuando llegue el momento de cambiar la batería, es importante recordar que se deben reciclar correctamente.

La autonomía

La autonomía de una bicicleta eléctrica se refiere a la distancia que se puede recorrer con la ayuda de la batería antes de que se agote.

La autonomía total de una bicicleta eléctrica puede variar significativamente según diversos factores, como el terreno, la superficie, el viento, el estilo de conducción, el peso del ciclista y la presión de los neumáticos.

Algunos sistemas de eBike avanzados pueden proporcionar información en tiempo real sobre la autonomía estimada, lo que permite a los ciclistas saber cuánta distancia pueden recorrer antes de tener que recargar la batería.

Además, muchos sistemas admiten la instalación de una batería adicional para aumentar aún más la autonomía de la bicicleta eléctrica.


Lea también:
5 cosas que puedes hacer para aumentar la autonomía de tu bicicleta eléctrica

La conclusión que podemos sacar es que la tecnología de las bicicletas eléctricas sigue avanzando, y cada vez hay más opciones en el mercado para adaptarse a diferentes necesidades y preferencias.

Desde bicicletas plegables y compactas para la movilidad urbana hasta bicicletas de montaña de alta gama para aventuras fuera de la carretera, hay una bicicleta eléctrica para cada persona.

Si estás pensando en comprar una bicicleta eléctrica, es importante que tengas en cuenta factores como el cuadro, el motor, la batería, el par y la potencia, así como la autonomía, para encontrar la mejor opción para ti.

Con la bicicleta eléctrica adecuada, puedes disfrutar de la libertad y la diversión de pedalear, con el apoyo adicional de la asistencia eléctrica para hacer más fácil y accesible el ciclismo en cualquier lugar.

Las bicicletas eléctricas impulsan más que ningún otro segmento las ventas del sector.Las bicicletas eléctricas se han convertido en una alternativa de movilidad cada vez más popular en todo el mundo. Pero, ¿sabes realmente cómo funciona una bicicleta eléctrica y cuáles son sus componentes clave? En este artículo, te lo explicaremos.Con la creciente preocupación por el medio ambiente y el aumento del tráfico en las ciudades, la bicicleta se presenta como una solución sostenible y cómoda para desplazarse por la ciudad.La bicicleta eléctrica, también conocida como eBike, es un medio de transporte que combina la potencia de un motor eléctrico con la eficiencia y la simplicidad de una bicicleta convencional.Una bici eléctrica se compone básicamente de tres partes principales: el cuadro, la batería y el motor. Estos componentes trabajan en conjunto para proporcionar asistencia al pedaleo y hacer que la práctica del ciclismo sea más fácil y cómoda.A continuación, vamos a adentrarnos en la anatomía de una bici eléctrica para entender mejor cómo funciona y qué tipos existen en el mercado.Qué es una eBike o bicicleta eléctricaUna bicicleta es un vehículo de dos ruedas en el que el movimiento se transmite a las ruedas a través de los pedales y un sistema de transmisión.Una eBike o bicicleta eléctrica es lo mismo, pero con la diferencia de que también existe un sistema eléctrico que puede actuar de dos maneras: impulsando por sí solo el vehículo o proporcionado asistencia al pedaleo del ciclista.Actualmente, hay todo tipo de bicicletas eléctricas, tanto para paseo, como campo, montaña, ciudad y carretera.Qué tipos de bicis eléctricas hayLos tipos de bicicletas eléctricas pueden calificarse desde diferentes puntos de vista.Si atendemos a la función que cumple el motor eléctrico, una eBike puede ser bicicleta eléctrica o bicicleta PEDELEC.Aunque se suele utilizar el término «bicicleta eléctrica» para todo tipo de eBikes, desde el punto de vista de la normativa una bicicleta eléctrica es aquella en la que el motor impulsa por sí mismo, sin necesidad de intervención muscular del usuario.En cambio, la bicicleta PEDELEC o EPAC es aquella que sólo asiste al pedaleo, pero no actúa si el ciclista no acciona los pedales. Dicho de otro modo, ayuda a facilitar el pedaleo, pero no lo sustituye.Esto es importante, porque mientras la bicicleta PEDELEC o EPAC no necesita seguro ni matriculación, la primera recibe tratamiento de ciclomotor y, por tanto, debe tener ambas cosas para poder circular legalmente.Además, las bicicletas eléctricas, sean PEDELEC o no, pueden clasificarse según sus características y tipo de uso. En este artículo puedes conocer las más habituales en el mercado. Componentes clave de una bici eléctricaLas bicicletas eléctricas comparten la mayoría de sus componentes con las bicicletas convencionales, también llamadas mecánicas o musculares. Sin embargo, incorporan algunos elementos adicionales y estos obligan a modificar otros.Teniendo eso en cuenta, los cuatro elementos clave de una eBike son los siguientes.El cuadroEl aluminio y la fibra de carbono monopolizan casi por completo el mercado de bicicletas en la actualidad.El cuadro es uno de los componentes más importantes de cualquier bicicleta, y en el caso de las bicicletas eléctricas, no es la excepción. El diseño y la calidad del cuadro son fundamentales para garantizar la seguridad, la estabilidad y la durabilidad de la bicicleta eléctrica.En general, los cuadros de las bicicletas eléctricas están diseñados para soportar cargas adicionales, debido a la presencia de la batería y el motor. La geometría del cuadro también debe variar para alojar estos elementos, algo que influirá en mayor o menor medida dependiendo del tipo de bicicleta eléctrica, ya sea urbana, de montaña, plegable, etc.En cuanto a los materiales, los cuadros de bicicletas eléctricas no varían en exceso de los utilizados en las bicicletas convencionales y pueden estar hechos de aleaciones de aluminio, acero o fibra de carbono.El aluminio es uno de los materiales más comunes debido a su durabilidad y ligereza, mientras que el acero es más resistente, aunque actualmente se utiliza muy poco. La fibra de carbono, por su parte, es más ligera y resistente que los otros materiales, pero también es más costosa y se reserva para gama media-alta y gama alta.El motor eléctricoLos motores eléctricos son los encargados de proporcionar asistencia al pedaleo y hacer que el ciclismo sea más fácil y cómodo. Los motores eléctricos de las bicicletas eléctricas pueden estar ubicados en la rueda delantera, trasera o en el eje de pedalier.Los motores de las ruedas delanteras o traseras, también llamados de buje o cubo, son los más comunes en las bicicletas eléctricas de nivel básico, ya que son más fáciles y económicos de instalar. Estos motores ofrecen una asistencia suave y constante al pedaleo, pero pueden afectar la estabilidad y el manejo de la bicicleta, ya que depositan más peso en uno de los extremos de la eBike.Motor central ubicado en el eje de pedalier.Por otro lado, los motores ubicados en el eje de pedalier son más populares en bicicletas eléctricas de gama media y alta, ya que ofrecen una mejor distribución del peso y una mayor eficiencia en la transmisión de energía. Estos motores proporcionan una asistencia más natural al pedaleo y se asemejan más a una bicicleta convencional.En cuanto a la potencia, los motores eléctricos de las bicicletas eléctricas pueden variar desde 250W hasta 1000W o más, dependiendo del tipo de bicicleta eléctrica y del país donde se utilice. En algunos países, como los Estados Unidos y Canadá, la ley limita la potencia máxima del motor a 750W, mientras que en Europa el límite es de 250W y asistencia al pedaleo hasta los 25 km/h.La bateríaLas baterías son las encargadas de almacenar y suministrar energía al motor eléctrico. Las baterías para bicicletas eléctricas pueden variar en tamaño, forma, capacidad y tecnología, y su elección es fundamental para la autonomía, el rendimiento y la vida útil de la bicicleta eléctrica.En general, las baterías de las bicicletas eléctricas están compuestas por celdas de iones de litio, que son ligeras, potentes y duraderas. Estas celdas están agrupadas en paquetes y pueden tener diferentes voltajes y amperajes, lo que determina la capacidad total de la batería.Batería extraíble e integrada en el cuadro.En la mayoría de los casos, las baterías de las bicicletas eléctricas tienen una capacidad que varía entre 250Wh y 1000Wh o más. La autonomía de la bicicleta eléctrica depende en gran medida de la capacidad de la batería, así como del nivel de asistencia al pedaleo seleccionado por el usuario y las condiciones del terreno.En general, una batería de 400Wh puede proporcionar una autonomía de hasta 60 kilómetros con un nivel de asistencia medio. Sin embargo, esta cifra puede variar ampliamente dependiendo de diversos factores, como el peso del ciclista, el tipo de terreno, la velocidad y la temperatura. Actualmente, existen numerosos modelos de eBike que pueden superar los 100 km de autonomía en condiciones favorables.En cuanto a la tecnología, existen dos tipos principales de baterías para bicicletas eléctricas: las baterías integradas y las baterías extraíbles.Las baterías integradas están fijas al cuadro de la bicicleta y no se pueden quitar fácilmente, mientras que las baterías extraíbles se pueden quitar y reemplazar fácilmente para su carga en un lugar seguro. Las baterías extraíbles son esenciales para los ciclistas que necesitan cargar la batería en un lugar diferente al de la bicicleta.Por último, es importante destacar que las baterías para bicicletas eléctricas requieren un mantenimiento adecuado para garantizar su vida útil y rendimiento óptimo. Esto incluye cargar la batería con un cargador adecuado y evitar su exposición a temperaturas extremas y golpes fuertes.

Lea también:
Los 5 errores que no debes cometer al comprar una bici eléctrica

La pantalla o consolaEl último elemento característico de una bicicleta eléctrica es la pantalla, consola o display. Desde este, el ciclista puede consultar información y también gestionar los diferentes parámetros y características de la bicicleta.Por ejemplo, los modos de asistencia al pedaleo, ya que la mayoría de las eBikes dispone de varias intensidades de uso que permiten al ciclista realizar menos esfuerzo, aunque también consumen más energía de la batería y reducen su autonomía.Estas pantallas también informan de la velocidad instantánea, los kilómetros recorridos o el nivel de carga de la batería. Algunas también aportan información adicional más completa o incluso permiten conexión vía Bluetooth a una aplicación móvil o reloj inteligente para registrar datos, rutas o incluso indicar el camino a seguir mediante el navegador.Las pantallas permiten consultar información y gestionar las utilidades de la bicicleta.Terminología de las eBikesEl lenguaje de las bicicletas es algo diferente al de los modelos convencionales, ya que incorpora un sistema eléctrico que obliga a ello. Estos son los principales términos que hay que conocer.El parEl motor de una bicicleta eléctrica produce una fuerza giratoria llamada par, que impulsa la bicicleta hacia adelante, y que no debe confundirse con la potencia.Aunque la idea de que «más es mejor» puede ser tentadora, el par no es una medida absoluta de la calidad de una bicicleta eléctrica. Si bien las bicicletas con un alto par son excelentes para subir cuestas y acelerar rápidamente, es posible que no proporcionen una experiencia de pedaleo tan suave y natural como las bicicletas con un par menor.Por lo tanto, es importante tener en cuenta el uso que se le dará a la bicicleta eléctrica y el tipo de sensación de pedaleo que se desea antes de elegir una bicicleta con el motor más potente y el mayor par.No hay una definición clara de qué se considera un par motor bajo o alto, pero en general, las bicicletas eléctricas con menos de 50 Nm se consideran de par motor bajo, mientras que las que superan los 65 Nm se consideran de par motor alto.CONSEJO MOTOR.ESAntes de comprar una eBike, ten muy claro qué intensidad de uso le vas a dar y en qué terrenos la utilizarás habitualmente.La potenciaLa potencia es la fuerza que impulsa el motor de una bicicleta eléctrica y la mantiene en movimiento. Desde una perspectiva científica, la fuerza electromotriz es lo que impulsa la bicicleta hacia adelante.La potencia eléctrica se mide en vatios, la unidad mínima de energía eléctrica abreviada como W. Sin embargo, los motores de las bicicletas eléctricas están legalmente limitados a un máximo de 250 W de potencia nominal para mantener su clasificación como bicicletas PEDELEC.La capacidad de bateríaLa capacidad de la batería en una bicicleta eléctrica se determina mediante diferentes unidades de medida.Al multiplicar los amperios por hora (medida de capacidad eléctrica) por los voltios (fuerza que empuja los amperios por el sistema), obtenemos los vatios por hora (Wh). La capacidad de la batería se mide en vatios-hora y se relaciona directamente con la duración de la carga antes de agotarse.Cuando se utiliza una batería de alta capacidad en una bicicleta eléctrica, se puede recorrer una mayor distancia. Sin embargo, las baterías de alta capacidad también son más voluminosas y pesadas que las de baja capacidad.Por lo tanto, la elección de la capacidad de la batería dependerá de la distancia que se quiera recorrer y de la importancia que se dé al peso y tamaño de la batería.Los ciclos de cargaLas baterías de las bicicletas eléctricas, como cualquier otro tipo de batería, tienen una vida útil limitada. La duración de una batería se mide en ciclos de carga, que es el número de veces que se carga y descarga por completo.La calidad de la batería determina la vida útil de la bicicleta.Normalmente, las baterías de las bicicletas eléctricas soportan entre 800-1000 ciclos de carga, lo que se traduce en unos 16.000 kilómetros de pedaleo asistido.Para prolongar la vida útil de tu batería, es importante guardarla en un lugar seco y fresco cuando no la estés usando, y llevar a cabo un mantenimiento regular. Cuando llegue el momento de cambiar la batería, es importante recordar que se deben reciclar correctamente.La autonomíaLa autonomía de una bicicleta eléctrica se refiere a la distancia que se puede recorrer con la ayuda de la batería antes de que se agote.La autonomía total de una bicicleta eléctrica puede variar significativamente según diversos factores, como el terreno, la superficie, el viento, el estilo de conducción, el peso del ciclista y la presión de los neumáticos.Algunos sistemas de eBike avanzados pueden proporcionar información en tiempo real sobre la autonomía estimada, lo que permite a los ciclistas saber cuánta distancia pueden recorrer antes de tener que recargar la batería.Además, muchos sistemas admiten la instalación de una batería adicional para aumentar aún más la autonomía de la bicicleta eléctrica.

Lea también:
5 cosas que puedes hacer para aumentar la autonomía de tu bicicleta eléctrica

La conclusión que podemos sacar es que la tecnología de las bicicletas eléctricas sigue avanzando, y cada vez hay más opciones en el mercado para adaptarse a diferentes necesidades y preferencias.Desde bicicletas plegables y compactas para la movilidad urbana hasta bicicletas de montaña de alta gama para aventuras fuera de la carretera, hay una bicicleta eléctrica para cada persona.Si estás pensando en comprar una bicicleta eléctrica, es importante que tengas en cuenta factores como el cuadro, el motor, la batería, el par y la potencia, así como la autonomía, para encontrar la mejor opción para ti.Con la bicicleta eléctrica adecuada, puedes disfrutar de la libertad y la diversión de pedalear, con el apoyo adicional de la asistencia eléctrica para hacer más fácil y accesible el ciclismo en cualquier lugar. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es