infotermilogopeque
21 de marzo de 2023 Por David Plaza 0

Carlos Sainz: Ferrari ya ha identificado la causa del problema de un SF-23 que «se come vivos los neumáticos»



Carlos Sainz se sincera sobre los problemas del Ferrari SF-23.

Las dos primeras carreras de la temporada han mostrado un Ferrari SF-23 que degrada los neumáticos con suma facilidad. Carlos Sainz reconoce que el problema ya ha sido identificado, pero que llevará algo de tiempo implementar una solución en el coche.

Sólo se han disputado dos Grandes Premios de la temporada 2023 y ya podemos decir que Ferrari queda descartada de la lucha por el título mundial.

Y es que el botín es escaso: un cuarto puesto y un abandono en Bahréin, un sexto y un séptimo en Arabia Saudí y un total de 26 puntos en el campeonato de constructores. O, dicho de otro modo: la cuarta posición por detrás de Mercedes, Aston Martin y Red Bull, que ya está 61 puntos por delante.

Ferrari ya sabe qué tiene que arreglar

Al menos los problemas del Ferrari SF-23 son fácilmente identificables, no como le ocurrió a Mercedes en 2022 y que, a pesar de meses de análisis, ha terminado afectando también al coche de este año.

El propio Carlos Sainz ha reconocido que los problemas de neumáticos no fueron flor de un día en Bahréin, y que se han reproducido en un circuito mucho menos agresivo con los mismos, como es el caso de Jeddah Corniche.

«Creo que esta es la clave, que es desafortunada, pero es bueno saberlo», ha reconocido Carlos Sainz en unas declaraciones recogidas por Racingnews365.com.

Carlos Sainz precede a Charles Leclerc en Jeddah.

«En este momento, no estamos donde queremos estar en ritmo de carrera, el coche en general, incluso el equilibrio», lamenta el piloto español, que el pasado domingo no pudo seguir el ritmo de los Red Bull, Aston Martin y Mercedes.

«Simplemente sufrimos, y si ya sobrecalentamos los neumáticos en aire limpio, cuando estamos persiguiéndolos, nos los comemos vivos. Necesitamos aire limpio para producir tiempos de vuelta decentes. Conocemos exactamente nuestras debilidades. Esto es positivo», señala en un intento de ver el vaso medio lleno.

La solución ya está en camino, pero tardará

Incluso, Carlos Sainz reconoce que los problemas de degradación del monoplaza no son una sorpresa, pues el coche del año pasado ya tuvo problemas con ello y los datos del túnel de viento coinciden con los recopilados en la pista.

No se trata, por tanto, de un problema de simulación, sino de diseño. «Ya lo identificamos en Bahréin. La cuestión es que el coche está haciendo exactamente lo mismo que en el túnel de viento, por lo que sabemos dónde está la debilidad», apunta el madrileño.


Lea también:
Las estadísticas de la temporada 2023 de Fórmula 1

«Obviamente, no podemos hacer magia para traer las actualizaciones temprano, pero sé que el equipo está presionando a fondo para hacerlo y esto mejorará nuestro ritmo de carrera», confirma a continuación.

«Sabemos cómo desarrollar el coche, sólo necesitamos tiempo, porque por lo que vimos en Bahréin y aquí, obviamente no podemos traer las mejoras tan pronto como mañana», lamenta, antes de finalizar depositando toda su confianza en el personal técnico de Ferrari.

«Pero estoy seguro de que este equipo es capaz de hacerlo rápido, y esto podría cambiar completamente nuestra temporada, así que es hora de trabajar duro», concluye. Casi con total seguridad, si ese momento llega, será demasiado tarde como para pensar en ganar el campeonato.

Carlos Sainz se sincera sobre los problemas del Ferrari SF-23.Las dos primeras carreras de la temporada han mostrado un Ferrari SF-23 que degrada los neumáticos con suma facilidad. Carlos Sainz reconoce que el problema ya ha sido identificado, pero que llevará algo de tiempo implementar una solución en el coche.Sólo se han disputado dos Grandes Premios de la temporada 2023 y ya podemos decir que Ferrari queda descartada de la lucha por el título mundial.Y es que el botín es escaso: un cuarto puesto y un abandono en Bahréin, un sexto y un séptimo en Arabia Saudí y un total de 26 puntos en el campeonato de constructores. O, dicho de otro modo: la cuarta posición por detrás de Mercedes, Aston Martin y Red Bull, que ya está 61 puntos por delante.Ferrari ya sabe qué tiene que arreglarAl menos los problemas del Ferrari SF-23 son fácilmente identificables, no como le ocurrió a Mercedes en 2022 y que, a pesar de meses de análisis, ha terminado afectando también al coche de este año.El propio Carlos Sainz ha reconocido que los problemas de neumáticos no fueron flor de un día en Bahréin, y que se han reproducido en un circuito mucho menos agresivo con los mismos, como es el caso de Jeddah Corniche.«Creo que esta es la clave, que es desafortunada, pero es bueno saberlo», ha reconocido Carlos Sainz en unas declaraciones recogidas por Racingnews365.com.Carlos Sainz precede a Charles Leclerc en Jeddah.«En este momento, no estamos donde queremos estar en ritmo de carrera, el coche en general, incluso el equilibrio», lamenta el piloto español, que el pasado domingo no pudo seguir el ritmo de los Red Bull, Aston Martin y Mercedes.«Simplemente sufrimos, y si ya sobrecalentamos los neumáticos en aire limpio, cuando estamos persiguiéndolos, nos los comemos vivos. Necesitamos aire limpio para producir tiempos de vuelta decentes. Conocemos exactamente nuestras debilidades. Esto es positivo», señala en un intento de ver el vaso medio lleno.La solución ya está en camino, pero tardaráIncluso, Carlos Sainz reconoce que los problemas de degradación del monoplaza no son una sorpresa, pues el coche del año pasado ya tuvo problemas con ello y los datos del túnel de viento coinciden con los recopilados en la pista.No se trata, por tanto, de un problema de simulación, sino de diseño. «Ya lo identificamos en Bahréin. La cuestión es que el coche está haciendo exactamente lo mismo que en el túnel de viento, por lo que sabemos dónde está la debilidad», apunta el madrileño.

Lea también:
Las estadísticas de la temporada 2023 de Fórmula 1

«Obviamente, no podemos hacer magia para traer las actualizaciones temprano, pero sé que el equipo está presionando a fondo para hacerlo y esto mejorará nuestro ritmo de carrera», confirma a continuación.«Sabemos cómo desarrollar el coche, sólo necesitamos tiempo, porque por lo que vimos en Bahréin y aquí, obviamente no podemos traer las mejoras tan pronto como mañana», lamenta, antes de finalizar depositando toda su confianza en el personal técnico de Ferrari.«Pero estoy seguro de que este equipo es capaz de hacerlo rápido, y esto podría cambiar completamente nuestra temporada, así que es hora de trabajar duro», concluye. Casi con total seguridad, si ese momento llega, será demasiado tarde como para pensar en ganar el campeonato. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es