infotermilogopeque
20 de marzo de 2023 Por Adrián Fernández 0

La FIA reconoce su error y revisará las normas tras el fiasco de la sanción a Fernando Alonso



El podio 100 pudo ser conservado gracias a la inconsistencia en la aplicación de la normaAston Martin F1 Media

El máximo organismo ha concedido que la inconsistencia a la hora de juzgar precedentes similares al acontencido ayer con Alonso hace necesario un cambio en la reglamentación de la norma que regula el concepto de ‘trabajar en el coche’ durante el cumplimiento de una sanción.

Solo han hecho falta dos carreras en este 2023 para que las decisiones reglamentarias de la FIA hayan vuelto a tomar un lugar preponderante en las conversaciones y discusiones de un Gran Premio. Con motivo del Gran Premio de Arabia Saudí, dos de ellas fueron especialmente criticadas: la decisión de sacar un Safety Car por falta de imágenes cuando el coche de Lance Stroll estaba en una posición segura y, sobre todo, la polémica sanción a Fernando Alonso y la caótica gestión de su rescisión final.

En base a este último punto, la FIA ha publicado un comunicado en el que reconocen de forma tácita que esta clase de situaciones no tienen una directriz lo suficientemente clara a tenor de las circunstancias, y que buscará revisar la norma a tal efecto, concretamente en el artículo 54.4 citado en los documentos oficiales, antes de la disputa del próximo Gran Premio de Australia para el fin de semana del 2 de abril

«Había precedentes conflictivos, y eso ha quedado expuesto»

«La petición a los comisarios para la revisión de la decisión inicial tuvo lugar en la última vuelta de la carrera», afirma el comunicado. «La decisión consiguiente de los comisarios de escuchar y otorgar el derecho de revisión a los competidores fue el resultado de la nueva evidencia sobre la definición de ‘trabajar en el coche’, para la que había precedentes conflictivos, y eso ha quedado expuesto por esa circunstancia específica»

«Por tanto, este asunto será abordado en el próximo Comité de Asesoriamiento Deportivo que tendrá lugar el jueves 23 de marzo, y se publicará una aclaración de cara al Gran Premio de Australia», anunció el máximo organismo. «Este enfoque abierto a revisión y mejora de los procedimientos es parte de la continuada misión de la FIA por regular el deporte de una forma justa y transparente».

El quid de la cuestión: no hay consenso en el ‘trabajo’

Alonso, que cumplió durante su parada una sanción de cinco segundos por colocarse incorrectamente en parrilla, recibió tras la carrera una penalización adicional de 10 segundos por cumplir la sanción indebidamente, siendo alegado que un mecánico había circunvenido la norma al tocar el coche con el gato y situarlo en posición para levantar el vehículo. La investigación, que Mercedes había anticipado en un mensaje de radio a George Russell a falta de tres vueltas para el final, no fue comunicada hasta el momento del podio, cuando Alonso celebraba un podio 100 que le fue arrebatado en primera instancia minutos después.





Aston Martin se resiste a rendirse: «La temporada es larga. No creo que Red Bull mantenga la distancia»
Leer noticia


La decisión inicial de los comisarios, basada en la interpretación que Dirección de Carrera les reportó, fue desafiada por Aston Martin, que aportó hasta siete ejemplos de circunstancias similares en el pasado reciente que no fueron sancionadas. A su vez, se cuestionó la convención de que existiese un acuerdo sobre qué suponía ‘trabajar en el coche‘ hasta ese extremo, algo que los comisarios reconocieron cuando la sanción quedó sin efecto.

El podio 100 pudo ser conservado gracias a la inconsistencia en la aplicación de la normaAston Martin F1 MediaEl máximo organismo ha concedido que la inconsistencia a la hora de juzgar precedentes similares al acontencido ayer con Alonso hace necesario un cambio en la reglamentación de la norma que regula el concepto de ‘trabajar en el coche’ durante el cumplimiento de una sanción.Solo han hecho falta dos carreras en este 2023 para que las decisiones reglamentarias de la FIA hayan vuelto a tomar un lugar preponderante en las conversaciones y discusiones de un Gran Premio. Con motivo del Gran Premio de Arabia Saudí, dos de ellas fueron especialmente criticadas: la decisión de sacar un Safety Car por falta de imágenes cuando el coche de Lance Stroll estaba en una posición segura y, sobre todo, la polémica sanción a Fernando Alonso y la caótica gestión de su rescisión final.En base a este último punto, la FIA ha publicado un comunicado en el que reconocen de forma tácita que esta clase de situaciones no tienen una directriz lo suficientemente clara a tenor de las circunstancias, y que buscará revisar la norma a tal efecto, concretamente en el artículo 54.4 citado en los documentos oficiales, antes de la disputa del próximo Gran Premio de Australia para el fin de semana del 2 de abril«Había precedentes conflictivos, y eso ha quedado expuesto»«La petición a los comisarios para la revisión de la decisión inicial tuvo lugar en la última vuelta de la carrera», afirma el comunicado. «La decisión consiguiente de los comisarios de escuchar y otorgar el derecho de revisión a los competidores fue el resultado de la nueva evidencia sobre la definición de ‘trabajar en el coche’, para la que había precedentes conflictivos, y eso ha quedado expuesto por esa circunstancia específica»«Por tanto, este asunto será abordado en el próximo Comité de Asesoriamiento Deportivo que tendrá lugar el jueves 23 de marzo, y se publicará una aclaración de cara al Gran Premio de Australia», anunció el máximo organismo. «Este enfoque abierto a revisión y mejora de los procedimientos es parte de la continuada misión de la FIA por regular el deporte de una forma justa y transparente».El quid de la cuestión: no hay consenso en el ‘trabajo’Alonso, que cumplió durante su parada una sanción de cinco segundos por colocarse incorrectamente en parrilla, recibió tras la carrera una penalización adicional de 10 segundos por cumplir la sanción indebidamente, siendo alegado que un mecánico había circunvenido la norma al tocar el coche con el gato y situarlo en posición para levantar el vehículo. La investigación, que Mercedes había anticipado en un mensaje de radio a George Russell a falta de tres vueltas para el final, no fue comunicada hasta el momento del podio, cuando Alonso celebraba un podio 100 que le fue arrebatado en primera instancia minutos después.

Aston Martin se resiste a rendirse: «La temporada es larga. No creo que Red Bull mantenga la distancia»
Leer noticia

La decisión inicial de los comisarios, basada en la interpretación que Dirección de Carrera les reportó, fue desafiada por Aston Martin, que aportó hasta siete ejemplos de circunstancias similares en el pasado reciente que no fueron sancionadas. A su vez, se cuestionó la convención de que existiese un acuerdo sobre qué suponía ‘trabajar en el coche’ hasta ese extremo, algo que los comisarios reconocieron cuando la sanción quedó sin efecto. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es