infotermilogopeque
20 de marzo de 2023 Por Antonio Fernández 0

El motivo por el que algunas aseguradoras se niegan a reparar coches eléctricos siniestrados



Un coche eléctrico de la marca Tesla accidentado en Estados UnidosPatrick Fallon/Zuma

Un importante número de aseguradoras se niegan a reparar coches eléctricos siniestrados por el alto coste de las baterías. En su lugar, se opta por declarar como siniestro total vehículos con poco kilometraje ante la imposibilidad de corroborar el estado real de la batería tras un accidente de tráfico.

El auge de la movilidad sostenible y, más concretamente del coche eléctrico, ha supuesto la aparición de un grave problema para las aseguradoras. Un problema relacionado directamente con la vida útil de automóvil que está prácticamente nuevo y al que no es posible dar continuidad. Para no pocos vehículos eléctricos, no hay forma de reparar o evaluar el estado real de la batería que ha sido ligeramente dañado durante un accidente de tráfico.

Esta situación está obligando a las aseguradoras a «cancelar» coches eléctricos con muy pocos kilómetros, lo que está generando primas más elevadas y que, por lo tanto, reduce las ventajas de los coches eléctricos frente a los automóviles tradicionales con motor de combustión interna (ICE por sus siglas en inglés).





He comprado un coche eléctrico de ocasión y la batería está muy degradada, ¿cuánto cuesta cambiarla?
Leer noticia


Baterías de coches eléctricos que no pueden ser reparadas

Las baterías de estos automóviles desechados se están acumulando en depósitos de chatarra en algunos países, lo que supone un problema adicional en lo que supuestamente iba a ser una «economía circular». Y es que, tras su vida útil, la batería del coche eléctrico pasaría a ser reciclada en su totalidad o mayor parte.

«Estamos comprando coches eléctricos por razones de sostenibilidad», ha declarado Matthew Avery, Director de Investigación de la empresa de inteligencia de riesgos automotrices Thatcham Research. «Pero un vehículo eléctrico no es muy sostenible si tienes que tirar la batería después de sufrir un leve accidente», ha declarado Avery.

En algunos casos la batería representa hasta el 50% del precio de un coche eléctrico. Es su componente principal y también el más caro. Esto tiene varias derivadas. Y es el coste de la misma en caso de avería, accidente o degradación por el paso del tiempo y del uso cotidiano. A menudo hace que no sea económico reemplazarlas, por lo que se opta por desechar el automóvil en su conjunto.

Coches eléctricos dañados que han sido desechados por las aseguradoras en el Reino Unido

Tesla lidera el ranking de coches eléctricos cuyas baterías no se reparan

Ford y General Motors son algunos de los colosos de la industria automotriz que han asegurado estar trabajando en nuevos métodos que permita hacer más fácil (y asequible) la reparación de las baterías usadas por sus vehículos eléctricos. En el otro extremo de la balanza se encuentra Tesla, quien lidera el ranking de fabricantes de automóviles eléctricos cuyas baterías no se reparan en un alto porcentaje.

Según la información a la que ha tenido acceso Reuters, hay una gran parte de coches eléctricos de la marca Tesla con pocos kilómetros que han sido descartados puesto que su batería no puede reparar, o más bien, no se quiere por un tema de costes. Detrás de Tesla se encuentran otros fabricantes igualmente importantes como es el caso de Nissan, Hyundai, Stellantis, BMW y el Grupo Renault.

La decisión de Tesla de hacer que la batería forme parte de la estructura de sus automóviles eléctricos ha permitido reducir los costes de fabricación. Sin embargo, y de manera paralela, se puede trasladar a los consumidores (y especialmente a las aseguradoras) los costes en caso si se produce un accidente y no es posible reparar la batería o, en cualquier caso, poder garantizar el buen funcionamiento de la misma.





¿Cuánto cuesta la batería de un coche eléctrico y qué influye en su precio?
Leer noticia


El pasado mes de enero, Elon Musk, máximo dirigente de la marca Tesla, aseguró que las primas de las compañías de seguros a terceros «en algunos casos eran irrazonablemente altas».

Los seguros de coches eléctricos serán cada vez más caros

A menos que los fabricantes puedan revertir esta situación a corto plazo, los precios de los seguros de coche se verán envueltos en una tendencia alcista. Especialmente cuando incrementen su cuota de mercado hasta un nivel importante. «La cantidad de casos aumentará, por el manejo de las baterías es un punto crucial», ha destacado Christoph Lauterwasser, Director Gerente del Centro de Tecnología Allianz.

Lauterwasser recuerda la importancia de que los coches eléctricos recorran muchísimos kilómetros no solo para compensar la diferencia de precio existente con un automóvil térmico, más bien para compensar los niveles de emisiones de CO2 generados durante el proceso de fabricación de baterías. Aseguró que «si tiras el vehículo en una etapa temprana, ha perdido casi toda la ventaja en términos de emisiones de CO2».





Cómo medir la degradación de la batería de un coche eléctrico
Leer noticia


Otra de las luchas en las que se han embarcado las aseguradoras tiene que ver con el acceso a los datos de las baterías y, de esta manera, verificar el estado de la misma. Lauterwasser ha confirmado que Allianz se ha encontrado con casos de baterías que a simple vista solo están un poco rayadas y cuyas celdas probablemente no estén dañadas, pero que, sin un diagnóstico exhaustivo, no se ha podido certificar su buen estado.

Según la agencia Policygenius, en lo que llevamos de 2023 el pago mensual medio del seguro de un coche eléctrico es de 206 $ (192 €) en Estados Unidos, un 27% más que para un modelo con motor de combustión interna.

Un coche eléctrico de la marca Tesla accidentado en Estados UnidosPatrick Fallon/ZumaUn importante número de aseguradoras se niegan a reparar coches eléctricos siniestrados por el alto coste de las baterías. En su lugar, se opta por declarar como siniestro total vehículos con poco kilometraje ante la imposibilidad de corroborar el estado real de la batería tras un accidente de tráfico.El auge de la movilidad sostenible y, más concretamente del coche eléctrico, ha supuesto la aparición de un grave problema para las aseguradoras. Un problema relacionado directamente con la vida útil de automóvil que está prácticamente nuevo y al que no es posible dar continuidad. Para no pocos vehículos eléctricos, no hay forma de reparar o evaluar el estado real de la batería que ha sido ligeramente dañado durante un accidente de tráfico.Esta situación está obligando a las aseguradoras a «cancelar» coches eléctricos con muy pocos kilómetros, lo que está generando primas más elevadas y que, por lo tanto, reduce las ventajas de los coches eléctricos frente a los automóviles tradicionales con motor de combustión interna (ICE por sus siglas en inglés).

He comprado un coche eléctrico de ocasión y la batería está muy degradada, ¿cuánto cuesta cambiarla?
Leer noticia

Baterías de coches eléctricos que no pueden ser reparadasLas baterías de estos automóviles desechados se están acumulando en depósitos de chatarra en algunos países, lo que supone un problema adicional en lo que supuestamente iba a ser una «economía circular». Y es que, tras su vida útil, la batería del coche eléctrico pasaría a ser reciclada en su totalidad o mayor parte.«Estamos comprando coches eléctricos por razones de sostenibilidad», ha declarado Matthew Avery, Director de Investigación de la empresa de inteligencia de riesgos automotrices Thatcham Research. «Pero un vehículo eléctrico no es muy sostenible si tienes que tirar la batería después de sufrir un leve accidente», ha declarado Avery.En algunos casos la batería representa hasta el 50% del precio de un coche eléctrico. Es su componente principal y también el más caro. Esto tiene varias derivadas. Y es el coste de la misma en caso de avería, accidente o degradación por el paso del tiempo y del uso cotidiano. A menudo hace que no sea económico reemplazarlas, por lo que se opta por desechar el automóvil en su conjunto.Coches eléctricos dañados que han sido desechados por las aseguradoras en el Reino UnidoTesla lidera el ranking de coches eléctricos cuyas baterías no se reparanFord y General Motors son algunos de los colosos de la industria automotriz que han asegurado estar trabajando en nuevos métodos que permita hacer más fácil (y asequible) la reparación de las baterías usadas por sus vehículos eléctricos. En el otro extremo de la balanza se encuentra Tesla, quien lidera el ranking de fabricantes de automóviles eléctricos cuyas baterías no se reparan en un alto porcentaje.Según la información a la que ha tenido acceso Reuters, hay una gran parte de coches eléctricos de la marca Tesla con pocos kilómetros que han sido descartados puesto que su batería no puede reparar, o más bien, no se quiere por un tema de costes. Detrás de Tesla se encuentran otros fabricantes igualmente importantes como es el caso de Nissan, Hyundai, Stellantis, BMW y el Grupo Renault.La decisión de Tesla de hacer que la batería forme parte de la estructura de sus automóviles eléctricos ha permitido reducir los costes de fabricación. Sin embargo, y de manera paralela, se puede trasladar a los consumidores (y especialmente a las aseguradoras) los costes en caso si se produce un accidente y no es posible reparar la batería o, en cualquier caso, poder garantizar el buen funcionamiento de la misma.

¿Cuánto cuesta la batería de un coche eléctrico y qué influye en su precio?
Leer noticia

El pasado mes de enero, Elon Musk, máximo dirigente de la marca Tesla, aseguró que las primas de las compañías de seguros a terceros «en algunos casos eran irrazonablemente altas».Los seguros de coches eléctricos serán cada vez más carosA menos que los fabricantes puedan revertir esta situación a corto plazo, los precios de los seguros de coche se verán envueltos en una tendencia alcista. Especialmente cuando incrementen su cuota de mercado hasta un nivel importante. «La cantidad de casos aumentará, por el manejo de las baterías es un punto crucial», ha destacado Christoph Lauterwasser, Director Gerente del Centro de Tecnología Allianz.Lauterwasser recuerda la importancia de que los coches eléctricos recorran muchísimos kilómetros no solo para compensar la diferencia de precio existente con un automóvil térmico, más bien para compensar los niveles de emisiones de CO2 generados durante el proceso de fabricación de baterías. Aseguró que «si tiras el vehículo en una etapa temprana, ha perdido casi toda la ventaja en términos de emisiones de CO2».

Cómo medir la degradación de la batería de un coche eléctrico
Leer noticia

Otra de las luchas en las que se han embarcado las aseguradoras tiene que ver con el acceso a los datos de las baterías y, de esta manera, verificar el estado de la misma. Lauterwasser ha confirmado que Allianz se ha encontrado con casos de baterías que a simple vista solo están un poco rayadas y cuyas celdas probablemente no estén dañadas, pero que, sin un diagnóstico exhaustivo, no se ha podido certificar su buen estado.Según la agencia Policygenius, en lo que llevamos de 2023 el pago mensual medio del seguro de un coche eléctrico es de 206 $ (192 €) en Estados Unidos, un 27% más que para un modelo con motor de combustión interna. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es