infotermilogopeque
17 de marzo de 2023 Por Antonio Fernández 0

Guerra abierta en Europa por la prohibición del coche térmico en 2035: Alemania critica la postura de Francia



Alemania critica que Francia esté de acuerdo con la idea de «matar» el coche térmico en 2035

Alemania ha criticado de manera directa que Francia no quiera sumarse al grupo de países que está en contra de prohibir la venta de coches nuevos con motor de combustión interna en el año 2035. Un ministro francés señala ha hecho especial hincapié en que Europa está muy por detrás de China en el desarrollo de vehículos eléctricos.

El pasado mes de febrero el Parlamento Europeo aprobó por mayoría una nueva legislación que establece la prohibición de la venta de coches nuevos con motor de combustión interna en 2035. Una legislación que, si finalmente es aplicada, supondrá la muerte del coche térmico. Además, las furgonetas (vehículos comerciales ligeros) no serán ajenos de esta medida tan criticada.

No pasó ni un mes desde que los europarlamentarios votaran la mencionada legislación y uno de los principales estados miembros de la Unión Europea mostró su descontento con la misma. Alemania encabeza la lista de países que no quiere prohibir el coche térmico en 2035. En el punto de mira están los combustibles sintéticos. Los denominados «e-fuels» han sido el detonante de una controversia que amenaza con tirar al traste la hoja de ruta fijada por la Comisión Europea.





Las presiones de Alemania surten efecto y Europa recula (con matices) en su decisión de acabar con el coche térmico en 2035
Leer noticia


Alemania critica a Francia por insistir en prohibir la venta de coches térmicos en 2035

Si bien Alemania no está sola y dispone del respaldo de Italia, es de vital importancia incorporar a Francia este grupo de países críticos. Lamentablemente, no parece que sea posible. Por lo menos a corto plazo. Y es que en las últimas horas la «guerra abierta» en la UE ha alcanzado un nuevo nivel. Y es que altos cargos de los gobiernos alemán y francés han realizado unas declaraciones que ponen de manifiesto las diferencias existentes.

Christian Lindner, Ministro de Economía de Alemania, ha comentado que Francia no está de acuerdo con la postura de las autoridades alemanas de modificar el plan estratégico fijado por la Comisión Europea y no ser tan tajante con la idea de acabar de un plumazo con los automóviles equipados con un motor de combustión interna (ICE por sus siglas en inglés).

«Es muy lamentable que el gobierno francés esté declarando un enfrentamiento para prohibir el motor de combustión interna», declaró Lindner en una entrevista concedida a Funke Media Group. Estos comentarios se han producido después de que Bruno Le Maire, Ministro de Economía de Francia, dijera que la UE debe seguir adelante con el plan establecido: «No podemos decir que hay una emergencia climática pero retirarnos de la transición a los vehículos eléctricos. Estamos listos para luchar por esto, ya que es un error ambiental y un error económico».





Te hemos contado (varias veces) que Europa ha prohibido los coches de combustión para 2035. Pues ahora no está nada claro
Leer noticia


Alemania advierte que los coches eléctricos son más caros

Lindner fue un paso más allá y aseguró que la prohibición propuesta por la Comisión Europea y votada por los europarlamentarios tendrá efectos perniciosos para las clases medias. Es más, señaló que Francia no está teniendo plenamente en cuenta que los coches eléctricos a batería son más caros que los coches térmicos. Y esto hará que la movilidad sea menos asequible para muchas personas después de 2035.

«Sabe muy bien que la movilidad en automóvil podría volverse cada vez más costosa para muchas personas trabajadoras. Debemos tomar estas preocupaciones en serio», declaró Lindner en referencia a los comentarios del ministro francés.

Por su parte, Le Maire apuntó que Europa estaba entre 5 y 10 años por detrás de China en el desarrollo de vehículos eléctricos. Por lo tanto, y según el ministro francés, se necesita enviar mensajes consistentes a los fabricantes de automóviles, apuntando de manera especial a Stellantis y el Grupo Renault: «Decir que iremos hacia la movilidad eléctrica pero que nos quedaremos un poco con la combustión interna es económicamente incoherente y peligroso para la industria».

Alemania critica que Francia esté de acuerdo con la idea de «matar» el coche térmico en 2035Alemania ha criticado de manera directa que Francia no quiera sumarse al grupo de países que está en contra de prohibir la venta de coches nuevos con motor de combustión interna en el año 2035. Un ministro francés señala ha hecho especial hincapié en que Europa está muy por detrás de China en el desarrollo de vehículos eléctricos.El pasado mes de febrero el Parlamento Europeo aprobó por mayoría una nueva legislación que establece la prohibición de la venta de coches nuevos con motor de combustión interna en 2035. Una legislación que, si finalmente es aplicada, supondrá la muerte del coche térmico. Además, las furgonetas (vehículos comerciales ligeros) no serán ajenos de esta medida tan criticada.No pasó ni un mes desde que los europarlamentarios votaran la mencionada legislación y uno de los principales estados miembros de la Unión Europea mostró su descontento con la misma. Alemania encabeza la lista de países que no quiere prohibir el coche térmico en 2035. En el punto de mira están los combustibles sintéticos. Los denominados «e-fuels» han sido el detonante de una controversia que amenaza con tirar al traste la hoja de ruta fijada por la Comisión Europea.

Las presiones de Alemania surten efecto y Europa recula (con matices) en su decisión de acabar con el coche térmico en 2035
Leer noticia

Alemania critica a Francia por insistir en prohibir la venta de coches térmicos en 2035Si bien Alemania no está sola y dispone del respaldo de Italia, es de vital importancia incorporar a Francia este grupo de países críticos. Lamentablemente, no parece que sea posible. Por lo menos a corto plazo. Y es que en las últimas horas la «guerra abierta» en la UE ha alcanzado un nuevo nivel. Y es que altos cargos de los gobiernos alemán y francés han realizado unas declaraciones que ponen de manifiesto las diferencias existentes.Christian Lindner, Ministro de Economía de Alemania, ha comentado que Francia no está de acuerdo con la postura de las autoridades alemanas de modificar el plan estratégico fijado por la Comisión Europea y no ser tan tajante con la idea de acabar de un plumazo con los automóviles equipados con un motor de combustión interna (ICE por sus siglas en inglés).«Es muy lamentable que el gobierno francés esté declarando un enfrentamiento para prohibir el motor de combustión interna», declaró Lindner en una entrevista concedida a Funke Media Group. Estos comentarios se han producido después de que Bruno Le Maire, Ministro de Economía de Francia, dijera que la UE debe seguir adelante con el plan establecido: «No podemos decir que hay una emergencia climática pero retirarnos de la transición a los vehículos eléctricos. Estamos listos para luchar por esto, ya que es un error ambiental y un error económico».

Te hemos contado (varias veces) que Europa ha prohibido los coches de combustión para 2035. Pues ahora no está nada claro
Leer noticia

Alemania advierte que los coches eléctricos son más carosLindner fue un paso más allá y aseguró que la prohibición propuesta por la Comisión Europea y votada por los europarlamentarios tendrá efectos perniciosos para las clases medias. Es más, señaló que Francia no está teniendo plenamente en cuenta que los coches eléctricos a batería son más caros que los coches térmicos. Y esto hará que la movilidad sea menos asequible para muchas personas después de 2035.«Sabe muy bien que la movilidad en automóvil podría volverse cada vez más costosa para muchas personas trabajadoras. Debemos tomar estas preocupaciones en serio», declaró Lindner en referencia a los comentarios del ministro francés.Por su parte, Le Maire apuntó que Europa estaba entre 5 y 10 años por detrás de China en el desarrollo de vehículos eléctricos. Por lo tanto, y según el ministro francés, se necesita enviar mensajes consistentes a los fabricantes de automóviles, apuntando de manera especial a Stellantis y el Grupo Renault: «Decir que iremos hacia la movilidad eléctrica pero que nos quedaremos un poco con la combustión interna es económicamente incoherente y peligroso para la industria». (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es