infotermilogopeque
16 de marzo de 2023 Por David Plaza 0

Aston Martin admite que no podía creerse los datos del AMR23: «Pensamos que tenía que haber un error»



Fernando Alonso sube al podio de Bahréin tras un fin de semana espectacular.

El avance experimentado por Aston Martin de una temporada para otra es tan espectacular que incluso dentro del equipo hubo dudas sobre la veracidad de los datos recopilados en el túnel de viento y las simulaciones computacionales.

Durante las tres jornadas de test y los días previos al Gran Premio de Bahréin, desde Aston Martin no dejaban de intentar rebajar las expectativas, alegando que soñar con luchar por el podio era algo irreal porque en la Fórmula 1 no existen los milagros.

Sin embargo, lo visto en el circuito de Sakhir nos ha demostrado que en ocasiones pueden ocurrir, ya que la evolución mostrada por el Aston Martin AMR23 en relación a su predecesor es poco menos que milagrosa.

«Debes comenzar con una buena línea de base porque no puedes permitirte gastar el presupuesto sólo en desarrollo»

Cierto es que el coche de 2022 era realmente deficiente, por lo que el margen de mejora era muy elevado. Sin embargo, Aston Martin finalizó la temporada en la séptima posición del campeonato de constructores y a una media de 1,904 segundos por vuelta del tiempo ideal de la pole.

Es más, en 2022 el mejor Aston Martin se clasificó 17º a 2,219 segundos del mejor tiempo, mientras que este año Fernando Alonso consiguió la quinta posición en parrilla a únicamente 0,628 segundos de la pole.

Datos difíciles de creer

Los equipos comienzan a diseñar y desarrollar los monoplazas de la temporada siguiente durante el mes de abril. En ese momento, se establecen objetivos de rendimiento que se consideran aceptables. Estos objetivos se monitorizan en el túnel de viento y la simulación por ordenador, determinando así si el coche cumple con los estándares necesarios.

Aston Martin hizo eso con el AMR23, y para ello se marcó como referencia el mejor coche de 2022: el Red Bull RB18. Sin embargo, la realidad llegó a superar unas expectativas tan ambiciosas.


Lea también:
Mikey Brown, mecánico jefe de Fernando Alonso: «Sólo utiliza el 25 % del cerebro para pilotar»

«Queríamos ser mejores que el Red Bull del año pasado en todas las áreas con el AMR23», explica un ingeniero de Aston Martin. «Trabajamos con valores determinados a partir de los datos del GPS. Cuando en realidad superamos estos objetivos, inicialmente pensamos que tenía que haber un error».

Y es que Fernando Alonso consiguió un mejor tiempo de 1:30,336 en la clasificación de Bahréin 2023, que mejoraba la pole de 2022 de Charles Leclerc en 0,222 segundos y el mejor tiempo de Max Verstappen aquel día en 0,345 segundos.

Mike Krack admite que Aston Martin fue muy ambicioso

Al igual que McLaren ha admitido que los objetivos marcados fueron excesivamente conservadores y además no se cumplieron, Aston Martin optó por tomar riesgos y la apuesta le ha salido redonda.

«En un entorno de límite de costes, debes comenzar con una buena línea de base porque no puedes permitirte gastar el presupuesto sólo en desarrollo», argumenta Mike Krack.

«Esto es algo por lo que también fuimos agresivos en los objetivos que teníamos para este coche. Obviamente, no siempre es fácil de lograr, pero nuestro equipo ha logrado grandes cosas y es mucho, mucho más fácil desarrollar desde esta base que desarrollar desde la base que teníamos el año pasado», amplía el director de Aston Martin.

El Aston Martin AMR23 ha sorprendido incluso a sus propios creadores.

El ingeniero luxemburgués recuerda que «el año pasado logramos mejorar durante la temporada, pero también vimos lo difícil que es debido a la intensidad de las carreras y el límite de costes, estás realmente apretado. Tenemos nuestro plan de desarrollo, y esto es independiente de Red Bull».

Ahora que el equipo ha comprobado que la base del AMR23 es excelente, el objetivo es seguir desarrollándola para mantener una posición tan privilegiada, o incluso mejorarla. «Tenemos un plan en marcha, pero los demás también lo tienen. Podría ocurrir que, si evolucionas al mismo ritmo, te quedes donde estás. Veamos a dónde llegamos», concluye.

Fernando Alonso sube al podio de Bahréin tras un fin de semana espectacular.El avance experimentado por Aston Martin de una temporada para otra es tan espectacular que incluso dentro del equipo hubo dudas sobre la veracidad de los datos recopilados en el túnel de viento y las simulaciones computacionales.Durante las tres jornadas de test y los días previos al Gran Premio de Bahréin, desde Aston Martin no dejaban de intentar rebajar las expectativas, alegando que soñar con luchar por el podio era algo irreal porque en la Fórmula 1 no existen los milagros.Sin embargo, lo visto en el circuito de Sakhir nos ha demostrado que en ocasiones pueden ocurrir, ya que la evolución mostrada por el Aston Martin AMR23 en relación a su predecesor es poco menos que milagrosa.«Debes comenzar con una buena línea de base porque no puedes permitirte gastar el presupuesto sólo en desarrollo»Cierto es que el coche de 2022 era realmente deficiente, por lo que el margen de mejora era muy elevado. Sin embargo, Aston Martin finalizó la temporada en la séptima posición del campeonato de constructores y a una media de 1,904 segundos por vuelta del tiempo ideal de la pole.Es más, en 2022 el mejor Aston Martin se clasificó 17º a 2,219 segundos del mejor tiempo, mientras que este año Fernando Alonso consiguió la quinta posición en parrilla a únicamente 0,628 segundos de la pole.

Cargando contenidos desde Instagram…

Datos difíciles de creerLos equipos comienzan a diseñar y desarrollar los monoplazas de la temporada siguiente durante el mes de abril. En ese momento, se establecen objetivos de rendimiento que se consideran aceptables. Estos objetivos se monitorizan en el túnel de viento y la simulación por ordenador, determinando así si el coche cumple con los estándares necesarios.Aston Martin hizo eso con el AMR23, y para ello se marcó como referencia el mejor coche de 2022: el Red Bull RB18. Sin embargo, la realidad llegó a superar unas expectativas tan ambiciosas.

Lea también:
Mikey Brown, mecánico jefe de Fernando Alonso: «Sólo utiliza el 25 % del cerebro para pilotar»

«Queríamos ser mejores que el Red Bull del año pasado en todas las áreas con el AMR23», explica un ingeniero de Aston Martin. «Trabajamos con valores determinados a partir de los datos del GPS. Cuando en realidad superamos estos objetivos, inicialmente pensamos que tenía que haber un error».Y es que Fernando Alonso consiguió un mejor tiempo de 1:30,336 en la clasificación de Bahréin 2023, que mejoraba la pole de 2022 de Charles Leclerc en 0,222 segundos y el mejor tiempo de Max Verstappen aquel día en 0,345 segundos.Mike Krack admite que Aston Martin fue muy ambiciosoAl igual que McLaren ha admitido que los objetivos marcados fueron excesivamente conservadores y además no se cumplieron, Aston Martin optó por tomar riesgos y la apuesta le ha salido redonda.«En un entorno de límite de costes, debes comenzar con una buena línea de base porque no puedes permitirte gastar el presupuesto sólo en desarrollo», argumenta Mike Krack.«Esto es algo por lo que también fuimos agresivos en los objetivos que teníamos para este coche. Obviamente, no siempre es fácil de lograr, pero nuestro equipo ha logrado grandes cosas y es mucho, mucho más fácil desarrollar desde esta base que desarrollar desde la base que teníamos el año pasado», amplía el director de Aston Martin.El Aston Martin AMR23 ha sorprendido incluso a sus propios creadores.El ingeniero luxemburgués recuerda que «el año pasado logramos mejorar durante la temporada, pero también vimos lo difícil que es debido a la intensidad de las carreras y el límite de costes, estás realmente apretado. Tenemos nuestro plan de desarrollo, y esto es independiente de Red Bull».Ahora que el equipo ha comprobado que la base del AMR23 es excelente, el objetivo es seguir desarrollándola para mantener una posición tan privilegiada, o incluso mejorarla. «Tenemos un plan en marcha, pero los demás también lo tienen. Podría ocurrir que, si evolucionas al mismo ritmo, te quedes donde estás. Veamos a dónde llegamos», concluye. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es