infotermilogopeque
15 de marzo de 2023 Por David Plaza 0

EnerKíte: la revolución en la energía eólica que utiliza una cometa y cabe en un contenedor



El sistema revolucionario de EnerKíte se basa en cometas aerotransportadas.

EnerKíte está creando un nuevo sistema de generación de energía eólica basado en cometas, una tecnología que promete ser más eficiente, rentable y respetuosa con el entorno que los aerogeneradores tradicionales.

La energía eólica ha sido una de las principales fuentes de energía renovable durante décadas. Desde que se instaló la primera turbina eólica en 1887, ha habido un desarrollo constante en el diseño y la eficiencia de estos sistemas.

Pero, ¿y si hubiera una manera de aumentar el rendimiento de la energía eólica y reducir su impacto en el medio ambiente al mismo tiempo? Esa es la promesa de EnerKíte, una empresa alemana que ha desarrollado un concepto de energía eólica completamente nuevo.

El sistema de EnerKíte utiliza cometas aerotransportadas en lugar de turbinas eólicas convencionales para generar energía. Según la empresa, sus cometas tienen el doble de rendimiento anual que una turbina eólica convencional de la misma potencia. Además, no requieren torres ni cimentaciones, lo que reduce los costes y la huella de carbono.

Cómo funciona la cometa de EnerKíte

Una cometa EnerKíte funciona con un generador cíclico. Durante la fase de recolección, el ala vuela en trayectorias en forma de ocho en el viento y tira de los cables de los tambores de la estación terrestre con gran fuerza.

El generador convierte la rotación de los tambores en electricidad. Tan pronto como el ala llega al final de la cuerda, vuelve a planear a la altura inicial. Las cuerdas se enrollan de nuevo con un mínimo gasto de energía y el ciclo comienza de nuevo.

Así es la cometa de EnerKíte.

La construcción de las cometas EnerKíte es ultraligera y duradera. La cometa cuenta con una estructura de costillas recubiertas de carbono con una construcción semirrígida, lo que permite una buena aerodinámica y una óptima relación peso-rendimiento.

Además, su estación terrestre contiene el sistema eléctrico con convertidores, accionamientos, batería y un dispositivo de rotación para despegue y aterrizaje con mástil, guía de cable y tambores, así como generador y caja de cambios.

El sistema EnerKíte es completamente automático y se supervisa de forma remota. Para lograr el máximo rendimiento energético, la cometa no tiene hélices ni motores, sino que cuenta con un sistema de arranque único que permite su funcionamiento incluso cuando no hay viento: el arranque de rotación.

El ala es tirada por un mástil giratorio en alturas con suficiente viento. Por su parte, el aterrizaje funciona según el mismo principio, con el ala acercándose a la estación de tierra en un vuelo circular y aterrizando en el mástil.

EnerKíte afirma que sus turbinas eólicas aerotransportadas ofrecen el doble de rendimiento anual que una turbina eólica convencional de la misma potencia.

Un sistema escalable, adaptable y sostenible

El sistema de EnerKíte es escalable y puede adaptarse a diferentes necesidades de energía. Hay tres tamaños disponibles actualmente: EK200 con una capacidad de 100 kW y un coste de menos de 10 céntimos/kWh, EK1M con una capacidad de 500 kW y un coste de menos de 5 céntimos/kWh, y EK4M con una capacidad de 2 MW y un coste de menos de 3 céntimos/kWh.

Una de las mayores ventajas del sistema es que, con la eliminación de la torre y la cimentación, la intervención en el paisaje se reduce significativamente, lo que puede ser especialmente valioso en áreas protegidas o sensibles desde un punto de vista ambiental.

Otra ventaja de las turbinas eólicas aerotransportadas es su capacidad para operar en áreas remotas y de difícil acceso. Debido a que no requieren una infraestructura pesada de cimentación y torres, pueden ser utilizadas en lugares remotos y montadas rápidamente, lo que las convierte en una opción ideal para la generación de energía en islas, comunidades rurales y otros lugares aislados.

El sistema revolucionario de EnerKíte se basa en cometas aerotransportadas.EnerKíte está creando un nuevo sistema de generación de energía eólica basado en cometas, una tecnología que promete ser más eficiente, rentable y respetuosa con el entorno que los aerogeneradores tradicionales.La energía eólica ha sido una de las principales fuentes de energía renovable durante décadas. Desde que se instaló la primera turbina eólica en 1887, ha habido un desarrollo constante en el diseño y la eficiencia de estos sistemas.Pero, ¿y si hubiera una manera de aumentar el rendimiento de la energía eólica y reducir su impacto en el medio ambiente al mismo tiempo? Esa es la promesa de EnerKíte, una empresa alemana que ha desarrollado un concepto de energía eólica completamente nuevo.El sistema de EnerKíte utiliza cometas aerotransportadas en lugar de turbinas eólicas convencionales para generar energía. Según la empresa, sus cometas tienen el doble de rendimiento anual que una turbina eólica convencional de la misma potencia. Además, no requieren torres ni cimentaciones, lo que reduce los costes y la huella de carbono.Cómo funciona la cometa de EnerKíteUna cometa EnerKíte funciona con un generador cíclico. Durante la fase de recolección, el ala vuela en trayectorias en forma de ocho en el viento y tira de los cables de los tambores de la estación terrestre con gran fuerza.El generador convierte la rotación de los tambores en electricidad. Tan pronto como el ala llega al final de la cuerda, vuelve a planear a la altura inicial. Las cuerdas se enrollan de nuevo con un mínimo gasto de energía y el ciclo comienza de nuevo.Así es la cometa de EnerKíte.La construcción de las cometas EnerKíte es ultraligera y duradera. La cometa cuenta con una estructura de costillas recubiertas de carbono con una construcción semirrígida, lo que permite una buena aerodinámica y una óptima relación peso-rendimiento.Además, su estación terrestre contiene el sistema eléctrico con convertidores, accionamientos, batería y un dispositivo de rotación para despegue y aterrizaje con mástil, guía de cable y tambores, así como generador y caja de cambios.El sistema EnerKíte es completamente automático y se supervisa de forma remota. Para lograr el máximo rendimiento energético, la cometa no tiene hélices ni motores, sino que cuenta con un sistema de arranque único que permite su funcionamiento incluso cuando no hay viento: el arranque de rotación.El ala es tirada por un mástil giratorio en alturas con suficiente viento. Por su parte, el aterrizaje funciona según el mismo principio, con el ala acercándose a la estación de tierra en un vuelo circular y aterrizando en el mástil.EnerKíte afirma que sus turbinas eólicas aerotransportadas ofrecen el doble de rendimiento anual que una turbina eólica convencional de la misma potencia.Un sistema escalable, adaptable y sostenibleEl sistema de EnerKíte es escalable y puede adaptarse a diferentes necesidades de energía. Hay tres tamaños disponibles actualmente: EK200 con una capacidad de 100 kW y un coste de menos de 10 céntimos/kWh, EK1M con una capacidad de 500 kW y un coste de menos de 5 céntimos/kWh, y EK4M con una capacidad de 2 MW y un coste de menos de 3 céntimos/kWh.Una de las mayores ventajas del sistema es que, con la eliminación de la torre y la cimentación, la intervención en el paisaje se reduce significativamente, lo que puede ser especialmente valioso en áreas protegidas o sensibles desde un punto de vista ambiental.Otra ventaja de las turbinas eólicas aerotransportadas es su capacidad para operar en áreas remotas y de difícil acceso. Debido a que no requieren una infraestructura pesada de cimentación y torres, pueden ser utilizadas en lugares remotos y montadas rápidamente, lo que las convierte en una opción ideal para la generación de energía en islas, comunidades rurales y otros lugares aislados. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es