infotermilogopeque
12 de marzo de 2023 Por Oscar Magro 0

Comparativa 2023 BMW X1, Audi Q3 y Mercedes GLA, trío de ases (con vídeo)



0

El totalmente renovado BMW X1 amplía su armas para enfrentarse a sus grandes rivales en el segmento C-SUV premium, el Audi Q3 y el Mercedes GLA ¿Qué ofrece cada uno de ellos y cuál es la mejor elección de compra?

Comparativa en vídeo del BMW X1, Audi Q3 y Mercedes GLA

El BMW X1 ha estrenado una nueva generación y para comprobar qué es lo que ofrece lo hemos enfrentado a sus dos grandes rivales en el mercado, el Audi Q3 y el Mercedes GLA. Son SUV espaciosos por dentro pero compactos por fuera, una versatilidad que resulta ser un arma importante para conquistar a los clientes.

Con un tamaño pensado para moverse sin problemas tanto en ciudad como en carretera, el GLA es el que tiene una menor longitud con 4,41 m, mientras que el Q3 y el X1 alcanzan los 4,48 m y 4,50 m de largo. En el resto de dimensiones estos tres coches son prácticamente calcados aunque la imagen que transmiten es muy diferente.

Los SUV compactos premium más buscados del mercado

El nuevo X1 se ve muy robusto gracias a sus marcadas formas poligonales, una estampa imponente que incluso provoca la impresión de ser más grande de lo que realmente es. Un detalle de diseño que me gusta especialmente son las manillas de las puertas completamente integradas.

El GLA proyecta una imagen opuesta y expone el lenguaje de diseño con el que Mercedes está atrayendo a un público más joven. Su figura está dominada por formas redondeadas y superficies sinuosas que le hace parecer más compacto de lo que ya es y le dota de una imagen más dinámica y, en cierto modo, deportiva.

Por su parte, el Q3 es el que tiene el diseño más sobrio y trata de ofrecer una imagen más elegante y comedida. Aunque le gusta ser discreto, no es el caso de nuestra unidad de pruebas, con una configuración muy atrevida al haber apostado por unas llantas de aleación de 20 pulgadas de Audi Sport y una pintura exterior de Audi Exclusive, el amarillo Vegas.

DimensionesAudi Q3BMW X1Mercedes GLALongitud4.484 mm4.500 mm4.410 mmAltura1.585 mm1.642 mm1.616 mmAnchura1.856 mm1.845 mm1.834 mm

Tres propuestas destacadas por habitabilidad y equipamiento

Si hay algo que uno puede halagar del interior del BMW X1 es la calidad de realización. Es un coche en el que todo se nota muy sólido, es agradable a la vista y al tacto y deja muy claro que es un coche muy bien hecho. Es verdad que estos tres coches tienen una calidad muy alta pero el X1 el que más.

Todo tiene un diseño muy horizontal y el protagonismo absoluto es para las dos pantallas del puesto de conducción, unidas visualmente. Apenas hay botones físicos y casi todas las funciones se concentran en la pantalla multimedia. Se echa en falta que haya un módulo específico para la climatización y, de hecho, sus dos rivales sí que tienen esos mandos separados.

La calidad de realización interior del X1 es sensacionalLos plásticos usados en el habitáculo del GLA dan menos sensación de calidad que los de sus rivalesAudi se decanta por una pantalla multimedia en una posición baja, integrada en la consola

El cuadro de instrumentos es totalmente digital, que emplea una pantalla 10,25 pulgadas, presenta varios modos de visualización y algunas opciones de personalización aunque en general todos son bastante anodinos y no demasiado informativos. De estos tres coches es el que menos ha sabido aprovechar esta característica.

Por su parte el sistema multimedia de BMW emplea una pantalla de 10,7 pulgadas. Es enorme y tanto la calidad de imagen como la respuesta táctil son extraordinarias. Es magnífico aunque la cantidad de opciones puede abrumar al principio y requiere un pequeño periodo de adaptación. Afortunadamente es posible organizar algunos iconos de manera personalizada y añadir accesos directos para facilitar la tarea.

Fotos BMW X1 sDrive18d

Ver galería (53)
Fotos Mercedes GLA 200d

Ver galería (45)
Fotos Audi Q3 40 TDI

Ver galería (54)

Subido en el Audi Q3 enseguida se aprecia que los materiales son muy buenos y es fácil sentirse a gusto. Esta generación del SUV de los cuatro aros llegó en 2018 y el tiempo se nota porque no deslumbra por diseño. A cambio todo es muy práctico, como por ejemplo el mando de climatización separado o los botones del volante: sencillos pero muy fáciles de operar, en cuanto a manejo me gustan más que los de BMW y Mercedes.

De nuevo tenemos una configuración con dos pantallas como la del X1 pero la distribución es muy diferente. En este Audi el sistema de infoentretenimiento la pantalla se ubica en una posición más baja, en el centro del salpicadero, un lugar que obliga a desviar la vista cuando se está conduciendo.

Las visualizaciones de la instrumentación del X1 son muy vistosas pero en general poco informativasMercedes tiene un cuadro digital magnífico por calidad y capacidad de personalizaciónAudi expone mucha información fácil de configurar

En el todocamino de Audi la instrumentación digital utiliza una pantalla de 12,3 pulgadas. La calidad de imagen es fabulosa, es fácil de configurar y de leer y tiene algunas pantallas que son más informativas y prácticas que las del BMW.

En el Q3 el sistema multimedia emplea una pantalla de 10,1 pulgadas. Tiene un buen funcionamiento aunque el interfaz se ve un poco más anticuado que el de sus oponentes en esta comparativa. Una vez más se apuesta por una solución menos vistosa pero muy funcional porque su manejo es intuitivo y, a pesar de no ser el más novedoso, disfruta de un enorme abanico de funciones sin nada que envidiar al resto.

El Mercedes GLA es el que brinda un aspecto menos lujoso. Sí, está bien hecho, pero muestra menos elementos mullidos que sus dos oponentes y algunos plásticos desentonas al tacto. En espacial, perecen mejorables las salidas de ventilación centrales porque tienen un acabado en plástico negro piano que no transmite demasiada calidad ni solidez. Está bien pero no llega al sobresaliente.

El sistema multimedia del X1 es soberbio aunque es un poco menos intuitivo que los de sus oponentesEl sistema de infoentretenimiento de Mercedes roza la perfecciónEl sistema multimedia de Audi no impacta por diseño pero está repleto de funciones y es fácil de manejar

A destacar el sistema de iluminación ambiental, con muchos puntos de luz y plenamente configurable con hasta 64 colores para crear una atmósfera espectacular. En el Q3 también es personalizable pero la paleta se reduce a 30 colores y el X1 también tiene varias tonalidades pero están ligadas a los modos de conducción, no se pueden personalizar.

El cuadro de instrumentos digital de Mercedes es sencillamente el mejor de esta comparativa. La calidad de imagen que proporciona la pantalla de 10,25 pulgadas es fantástica pero es que además permite múltiples personalizaciones de los datos, las posibilidades de configuración son enormes y la forma de visualización es atractiva. Bravo.


Lea también:
Comparativa Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C, tres rivales y un ganador (Con vídeo)

Del mismo tamaño es la pantalla del sistema multimedia, 10,25 pulgadas, y como ocurría en el X1, está dispuesta a la misma altura que la instrumentación. Tiene en común con sus dos oponentes el ofrecer una calidad de imagen soberbia y la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay pero el SUV de la estrella además dispone un interfaz realmente atractivo y colorido, es imposible encontrarle alguna pega.

Por cierto, el GLA es el único de estos tres modelos que mantiene un mando satélite en la consola para operar el sistema multimedia si no queremos utilizar la pantalla directamente. En resumen, plantean tres sistemas multimedia punteros aunque debo reconocer que el de Mercedes es el que más me gusta.

En las plazas traseras del Mercedes GLA hay un buen espacio para las piernas, también hay sitio para la cabeza así que ocupantes de hasta 1,80 m de estatura o algo más irán a gusto. La cota menos destacada es la de anchura por lo que tres adultos viajarán con más estrecheces que en los otros dos coches. Un detalle que me gusta es que la banqueta es ajustable longitudinalmente, una característica que pueden montar los tres modelos.

El Mercedes GLA es el que presenta unas dimensiones más compactas

En esta segunda fila hay salidas de ventilación pero no se puede regular la temperatura ni el caudal de manera independiente. Sí que hay una toma USB, un pequeño hueco -quizá demasiado pequeño para ser útil-, redes detrás de los respaldos traseros y un reposabrazos abatible.

En los asientos posteriores del Audi Q3 también tenemos el desplazamiento longitudinal de la banqueta, como decía antes. El espacio para las piernas es un poco inferior pero en anchura y altura hay algo más, así que sigue habiendo un espacio abundante. Además hay una sensación de mayor luminosidad gracias a que las ventanillas laterales tienen un tamaño más generoso que en el Mercedes.

En cuanto equipamiento se incluye un reposabrazos abatible, salidas de aire y un par de tomas USB-C. Estas conexiones, junto con la posibilidad de llevar redes detrás de los respaldos traseros, pero forman parte del equipamiento opcional. Esto es algo común en las marcas premium, que ofrecen una larguísima lista de extras incluso de cosas bastante banales.

El X1 presume de unas plazas traseras espaciosas y luminosasEl GLA es el más estrecho para llevar tres adultos atrásLos tres pueden equipar una baqueta posterior deslizante longitudinalmente

BMW aprovechado muy bien el espacio disponible en el nuevo X1 ya que este modelo es el que presenta las plazas traseras más habitables. Es verdad que no hay grandes diferencias con respecto a sus dos competidores pero se nota un espacio mayor, sobre todo en espacio para las piernas.

En cuanto equipamiento una vez más tenemos un reposabrazos abatible, redes tras los respaldos delanteros, tomas USB y salidas de ventilación y el práctico asiento trasero deslizable. Sin embargo, carecemos de una zona climática propia.

MaleteroAudi Q3BMW X1Mercedes GLAVersiones con etiqueta C530 / 1.525 litros540 / 1.600 litros435 / 1.430 litrosVersiones MHEV-500 / 1.545 litros-Versiones PHEV380 / 1.250 litros490 / 1.495 litros385 / 1.385 litros

Una vez vista la habitabilidad interior es hora de echar un vistazo al espacio de carga. El Audi Q3 tiene un maletero de 530 litros, que es un dato fantástico. Por su parte del X1 consigue estar a la altura del Q3 e incluso superarlo ligeramente puesto que el maletero del BMW brinda un volumen de 540 litros.

Un punto débil del Mercedes GLA es su maletero, que es notablemente más pequeño que el de sus oponentes. Es aquí donde se nota esos centímetros de menos de su tamaño exterior. Ofrece 435 litros de capacidad así que es un poco menos polivalente y familiar que los otros dos modelos de la comparativa.

En los tres modelos se puede ganar más espacio desplazando los asientos traseros hacia adelante y, por supuesto, las versiones híbridos enchufables pierden capacidad. Las variantes con hibridación ligera (MHEV), que solo están en la gama del X1, también reducen el espacio debido a la presencia de una batería en la parte inferior.

Grande y bien rematado, nada que reprochar al espacio de carga del SUV de BMWSu tamaño exterior más compacto pasa factura a la capacidad de carga del GLAAudi ha aprovechado muy bien el maletero del Q3

Tres de los mejores SUV compactos premium

La propuesta mecánica de estos tres modelos incluye versiones gasolina, diésel e híbridos enchufables, en algunos casos incluso superando los 400 CV. Curiosamente el BMW X1 es el que presenta una gama de motores más reducida pero también es la más lógica, porque tiene un poco de todo. De hecho es el único que ofrece variantes diésel y gasolina con hibridación ligera, las únicas con etiqueta medioambiental Eco.

Dependiendo de la versión, cualquiera de los tres puede equipar un sistema de tracción total pero no son vehículos que están pensados para un uso exigente fuera del asfalto. Sus capacidades offroad son limitadas pero si se busca un coche con el que circular de vez en cuando por caminos no asfaltados el X1 puede ser mejor opción porque tiene una altura libre al suelo mucho mayor que el Q3 y el GLA.

MotoresAudi Q3BMW X1Mercedes GLAGasolina150, 190, 245, 400 CV136 CV136, 163, 224, 306, 421 CVGasolina MHEV-170 CV-Diésel150, 200 CV150 CV150, 190 CVDiésel MHEV-163 CV-PHEV245 CV245, 326 CV218 CV

Al volante del Audi Q3 enseguida se descubre que es el coche que ofrece un enfoque familiar más evidente. Tiene unas buenas plazas traseras y un generoso espacio de carga pero además es un coche muy confortable. Todo está configurado para ofrecer un gran confort de marcha con unas suspensiones de un tarado más bien blandito y una buena insonorización.

Estos tres modelos llevan transmisiones automáticas de doble embrague que funcionan con mucha suavidad pero la de Audi me ha parecido algo más tranquila. Con esto me refiero a que, salvo que lo pongas en el modo de conducción más deportivo, desde que empiezas a acelerar hasta que responde tarda un poco, supongo que buscando esa progresividad en la respuesta.

Comentaba antes que este Q3 es bastante sobrio en cuanto a diseño pero también lo es en cuanto a conducción, desde luego no proporciona una experiencia de conducción especialmente emocionante pero hace los viajes muy agradables.

El Audi Q3 hace su apuesta por el confort de marcha

Quizá con la intención de justificar una estética exterior más dinámica, cuando se conduce el Mercedes GLA llama la atención que trata de ofrecer una faceta más emocional al volante pero sin conseguirlo del todo. Los asientos son los más duros y la amortiguación es la más firme de la comparativa pero solo hace el coche menos cómodo.

La transmisión también es más impetuosa -a veces demasiado-, la dirección apenas transmite demasiado y la rumorosidad exterior se deja notar más. El GLA no es un coche ruidoso pero su insonorización no está tan conseguida como la de sus dos rivales y desde luego no ayuda que su motor diésel es el que tiene una sonoridad más áspera.

En esta ocasión he probado versiones diésel de estos coches y hay que reconocer que, aunque es un combustible que ahora está demonizado, son una excelente elección porque van francamente bien y gastan poco. Especialmente en el caso del GLA 200 d, la versión de acceso a la gama de gasóleo de este modelo, que tiene un magnífico rendimiento y además es fácil moverse en consumos entre los 5 y los 5,5 l/100 km que están muy bien teniendo en cuenta el tamaño y la potencia del vehículo.

El Mercedes GLA incita a una conducción más alegre

Por cierto, estos tres coches presentan varios programas de conducción predefinidos que, como ya sabéis, ajustan la dirección, la transmisión, la respuesta del acelerador, etc. siempre en una escala desde que sea muy eficiente a que sea muy deportivo. Es lo que vamos a encontrar en Mercedes y en Audi y es lo que antes encontrábamos en BMW.

Conduciendo el BMW X1 se observa que en este modelo ya no es así. Seguimos teniendo un modo eficiente y un modo Sport pero ahora BMW propone unos modos intermedios (Personal y Expressive) que son iguales. Seleccionar uno u otro lo único que hace es que cambia el fondo de las pantallas y la iluminación ambiental pero todos los parámetros de conducción son los mismos. Es decir, son modos de conducción que no afectan a la conducción. Tendría más sentido que eso estuviera en las opciones de personalización del vehículo.

El BMW X1 muestra un acertado equilibrio entre confort y dinamismo

Además, no hay un modo de conducción automático que elija la respuesta más apropiada según el estilo de conducción, cuando antes algunos modelos de BMW tenían el modo Adaptive para eso. Tampoco hay un modo Individual que era el modo que tenía BMW para personalizar cada característica de conducción. Se puede elegir que haya un modo de conducción específico que sea el predeterminado, es decir, que cada vez que arranquemos el motor lo hagamos en ese modo porque es el que más nos gusta, el que siempre usamos. Sin embargo no todos los modos de conducción se pueden elegir como el predeterminado.

En resumen, los modos de conducción que tenía BMW antes eran fabulosos así que la lección que hay que aprender es que si algo funciona, no lo toques. Me cuesta entender que lógica se ha seguido con estos modos y por qué se limitan las posibilidades de elección del usuario. Pero igual es cosa mía.

Por lo demás, dinámicamente el X1 es prácticamente impecable. Es silencioso, es cómodo, tiene una buena respuesta, gasta poco e incluso si quieres hacer una conducción más dinámica también es muy agradecido. Sí, no hay duda, el BMW X1 es el más completo de esta comparativa a tres bandas y probablemente el mejor coche del segmento actualmente.

Argumentos no les faltan para ser los tres SUV premium más buscados

En esta comparativa mi elección preferente sería el BMW X1 porque es un SUV muy equilibrado en todas las áreas pero echemos un vistazo rápido al tema de precio. El Mercedes GLA puede conseguirse por un precio algo más ajustado que los otros dos pero en cualquier caso los precios de partida de cualquiera de estos tres modelos superan los 40.000 euros. Cabe recordar que la lista de equipamiento opcional es amplísima así que será muy fácil aumentar la factura final de manera notoria.

0El totalmente renovado BMW X1 amplía su armas para enfrentarse a sus grandes rivales en el segmento C-SUV premium, el Audi Q3 y el Mercedes GLA ¿Qué ofrece cada uno de ellos y cuál es la mejor elección de compra?

Comparativa en vídeo del BMW X1, Audi Q3 y Mercedes GLAEl BMW X1 ha estrenado una nueva generación y para comprobar qué es lo que ofrece lo hemos enfrentado a sus dos grandes rivales en el mercado, el Audi Q3 y el Mercedes GLA. Son SUV espaciosos por dentro pero compactos por fuera, una versatilidad que resulta ser un arma importante para conquistar a los clientes. Con un tamaño pensado para moverse sin problemas tanto en ciudad como en carretera, el GLA es el que tiene una menor longitud con 4,41 m, mientras que el Q3 y el X1 alcanzan los 4,48 m y 4,50 m de largo. En el resto de dimensiones estos tres coches son prácticamente calcados aunque la imagen que transmiten es muy diferente. Los SUV compactos premium más buscados del mercadoEl nuevo X1 se ve muy robusto gracias a sus marcadas formas poligonales, una estampa imponente que incluso provoca la impresión de ser más grande de lo que realmente es. Un detalle de diseño que me gusta especialmente son las manillas de las puertas completamente integradas.El GLA proyecta una imagen opuesta y expone el lenguaje de diseño con el que Mercedes está atrayendo a un público más joven. Su figura está dominada por formas redondeadas y superficies sinuosas que le hace parecer más compacto de lo que ya es y le dota de una imagen más dinámica y, en cierto modo, deportiva.Por su parte, el Q3 es el que tiene el diseño más sobrio y trata de ofrecer una imagen más elegante y comedida. Aunque le gusta ser discreto, no es el caso de nuestra unidad de pruebas, con una configuración muy atrevida al haber apostado por unas llantas de aleación de 20 pulgadas de Audi Sport y una pintura exterior de Audi Exclusive, el amarillo Vegas. DimensionesAudi Q3BMW X1Mercedes GLALongitud4.484 mm4.500 mm4.410 mmAltura1.585 mm1.642 mm1.616 mmAnchura1.856 mm1.845 mm1.834 mmTres propuestas destacadas por habitabilidad y equipamientoSi hay algo que uno puede halagar del interior del BMW X1 es la calidad de realización. Es un coche en el que todo se nota muy sólido, es agradable a la vista y al tacto y deja muy claro que es un coche muy bien hecho. Es verdad que estos tres coches tienen una calidad muy alta pero el X1 el que más.Todo tiene un diseño muy horizontal y el protagonismo absoluto es para las dos pantallas del puesto de conducción, unidas visualmente. Apenas hay botones físicos y casi todas las funciones se concentran en la pantalla multimedia. Se echa en falta que haya un módulo específico para la climatización y, de hecho, sus dos rivales sí que tienen esos mandos separados. La calidad de realización interior del X1 es sensacionalLos plásticos usados en el habitáculo del GLA dan menos sensación de calidad que los de sus rivalesAudi se decanta por una pantalla multimedia en una posición baja, integrada en la consolaEl cuadro de instrumentos es totalmente digital, que emplea una pantalla 10,25 pulgadas, presenta varios modos de visualización y algunas opciones de personalización aunque en general todos son bastante anodinos y no demasiado informativos. De estos tres coches es el que menos ha sabido aprovechar esta característica.Por su parte el sistema multimedia de BMW emplea una pantalla de 10,7 pulgadas. Es enorme y tanto la calidad de imagen como la respuesta táctil son extraordinarias. Es magnífico aunque la cantidad de opciones puede abrumar al principio y requiere un pequeño periodo de adaptación. Afortunadamente es posible organizar algunos iconos de manera personalizada y añadir accesos directos para facilitar la tarea.Fotos BMW X1 sDrive18d

Ver galería (53)
Fotos Mercedes GLA 200d

Ver galería (45)
Fotos Audi Q3 40 TDI

Ver galería (54)
Subido en el Audi Q3 enseguida se aprecia que los materiales son muy buenos y es fácil sentirse a gusto. Esta generación del SUV de los cuatro aros llegó en 2018 y el tiempo se nota porque no deslumbra por diseño. A cambio todo es muy práctico, como por ejemplo el mando de climatización separado o los botones del volante: sencillos pero muy fáciles de operar, en cuanto a manejo me gustan más que los de BMW y Mercedes.De nuevo tenemos una configuración con dos pantallas como la del X1 pero la distribución es muy diferente. En este Audi el sistema de infoentretenimiento la pantalla se ubica en una posición más baja, en el centro del salpicadero, un lugar que obliga a desviar la vista cuando se está conduciendo.Las visualizaciones de la instrumentación del X1 son muy vistosas pero en general poco informativasMercedes tiene un cuadro digital magnífico por calidad y capacidad de personalizaciónAudi expone mucha información fácil de configurarEn el todocamino de Audi la instrumentación digital utiliza una pantalla de 12,3 pulgadas. La calidad de imagen es fabulosa, es fácil de configurar y de leer y tiene algunas pantallas que son más informativas y prácticas que las del BMW.En el Q3 el sistema multimedia emplea una pantalla de 10,1 pulgadas. Tiene un buen funcionamiento aunque el interfaz se ve un poco más anticuado que el de sus oponentes en esta comparativa. Una vez más se apuesta por una solución menos vistosa pero muy funcional porque su manejo es intuitivo y, a pesar de no ser el más novedoso, disfruta de un enorme abanico de funciones sin nada que envidiar al resto.El Mercedes GLA es el que brinda un aspecto menos lujoso. Sí, está bien hecho, pero muestra menos elementos mullidos que sus dos oponentes y algunos plásticos desentonas al tacto. En espacial, perecen mejorables las salidas de ventilación centrales porque tienen un acabado en plástico negro piano que no transmite demasiada calidad ni solidez. Está bien pero no llega al sobresaliente.El sistema multimedia del X1 es soberbio aunque es un poco menos intuitivo que los de sus oponentesEl sistema de infoentretenimiento de Mercedes roza la perfecciónEl sistema multimedia de Audi no impacta por diseño pero está repleto de funciones y es fácil de manejarA destacar el sistema de iluminación ambiental, con muchos puntos de luz y plenamente configurable con hasta 64 colores para crear una atmósfera espectacular. En el Q3 también es personalizable pero la paleta se reduce a 30 colores y el X1 también tiene varias tonalidades pero están ligadas a los modos de conducción, no se pueden personalizar. El cuadro de instrumentos digital de Mercedes es sencillamente el mejor de esta comparativa. La calidad de imagen que proporciona la pantalla de 10,25 pulgadas es fantástica pero es que además permite múltiples personalizaciones de los datos, las posibilidades de configuración son enormes y la forma de visualización es atractiva. Bravo.

Lea también:
Comparativa Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C, tres rivales y un ganador (Con vídeo)

Del mismo tamaño es la pantalla del sistema multimedia, 10,25 pulgadas, y como ocurría en el X1, está dispuesta a la misma altura que la instrumentación. Tiene en común con sus dos oponentes el ofrecer una calidad de imagen soberbia y la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay pero el SUV de la estrella además dispone un interfaz realmente atractivo y colorido, es imposible encontrarle alguna pega.Por cierto, el GLA es el único de estos tres modelos que mantiene un mando satélite en la consola para operar el sistema multimedia si no queremos utilizar la pantalla directamente. En resumen, plantean tres sistemas multimedia punteros aunque debo reconocer que el de Mercedes es el que más me gusta.En las plazas traseras del Mercedes GLA hay un buen espacio para las piernas, también hay sitio para la cabeza así que ocupantes de hasta 1,80 m de estatura o algo más irán a gusto. La cota menos destacada es la de anchura por lo que tres adultos viajarán con más estrecheces que en los otros dos coches. Un detalle que me gusta es que la banqueta es ajustable longitudinalmente, una característica que pueden montar los tres modelos.El Mercedes GLA es el que presenta unas dimensiones más compactasEn esta segunda fila hay salidas de ventilación pero no se puede regular la temperatura ni el caudal de manera independiente. Sí que hay una toma USB, un pequeño hueco -quizá demasiado pequeño para ser útil-, redes detrás de los respaldos traseros y un reposabrazos abatible.En los asientos posteriores del Audi Q3 también tenemos el desplazamiento longitudinal de la banqueta, como decía antes. El espacio para las piernas es un poco inferior pero en anchura y altura hay algo más, así que sigue habiendo un espacio abundante. Además hay una sensación de mayor luminosidad gracias a que las ventanillas laterales tienen un tamaño más generoso que en el Mercedes. En cuanto equipamiento se incluye un reposabrazos abatible, salidas de aire y un par de tomas USB-C. Estas conexiones, junto con la posibilidad de llevar redes detrás de los respaldos traseros, pero forman parte del equipamiento opcional. Esto es algo común en las marcas premium, que ofrecen una larguísima lista de extras incluso de cosas bastante banales.El X1 presume de unas plazas traseras espaciosas y luminosasEl GLA es el más estrecho para llevar tres adultos atrásLos tres pueden equipar una baqueta posterior deslizante longitudinalmenteBMW aprovechado muy bien el espacio disponible en el nuevo X1 ya que este modelo es el que presenta las plazas traseras más habitables. Es verdad que no hay grandes diferencias con respecto a sus dos competidores pero se nota un espacio mayor, sobre todo en espacio para las piernas.En cuanto equipamiento una vez más tenemos un reposabrazos abatible, redes tras los respaldos delanteros, tomas USB y salidas de ventilación y el práctico asiento trasero deslizable. Sin embargo, carecemos de una zona climática propia. MaleteroAudi Q3BMW X1Mercedes GLAVersiones con etiqueta C530 / 1.525 litros540 / 1.600 litros435 / 1.430 litrosVersiones MHEV-500 / 1.545 litros-Versiones PHEV380 / 1.250 litros490 / 1.495 litros385 / 1.385 litrosUna vez vista la habitabilidad interior es hora de echar un vistazo al espacio de carga. El Audi Q3 tiene un maletero de 530 litros, que es un dato fantástico. Por su parte del X1 consigue estar a la altura del Q3 e incluso superarlo ligeramente puesto que el maletero del BMW brinda un volumen de 540 litros.Un punto débil del Mercedes GLA es su maletero, que es notablemente más pequeño que el de sus oponentes. Es aquí donde se nota esos centímetros de menos de su tamaño exterior. Ofrece 435 litros de capacidad así que es un poco menos polivalente y familiar que los otros dos modelos de la comparativa. En los tres modelos se puede ganar más espacio desplazando los asientos traseros hacia adelante y, por supuesto, las versiones híbridos enchufables pierden capacidad. Las variantes con hibridación ligera (MHEV), que solo están en la gama del X1, también reducen el espacio debido a la presencia de una batería en la parte inferior.Grande y bien rematado, nada que reprochar al espacio de carga del SUV de BMWSu tamaño exterior más compacto pasa factura a la capacidad de carga del GLAAudi ha aprovechado muy bien el maletero del Q3Tres de los mejores SUV compactos premiumLa propuesta mecánica de estos tres modelos incluye versiones gasolina, diésel e híbridos enchufables, en algunos casos incluso superando los 400 CV. Curiosamente el BMW X1 es el que presenta una gama de motores más reducida pero también es la más lógica, porque tiene un poco de todo. De hecho es el único que ofrece variantes diésel y gasolina con hibridación ligera, las únicas con etiqueta medioambiental Eco.Dependiendo de la versión, cualquiera de los tres puede equipar un sistema de tracción total pero no son vehículos que están pensados para un uso exigente fuera del asfalto. Sus capacidades offroad son limitadas pero si se busca un coche con el que circular de vez en cuando por caminos no asfaltados el X1 puede ser mejor opción porque tiene una altura libre al suelo mucho mayor que el Q3 y el GLA. MotoresAudi Q3BMW X1Mercedes GLAGasolina150, 190, 245, 400 CV136 CV136, 163, 224, 306, 421 CVGasolina MHEV-170 CV-Diésel150, 200 CV150 CV150, 190 CVDiésel MHEV-163 CV-PHEV245 CV245, 326 CV218 CVAl volante del Audi Q3 enseguida se descubre que es el coche que ofrece un enfoque familiar más evidente. Tiene unas buenas plazas traseras y un generoso espacio de carga pero además es un coche muy confortable. Todo está configurado para ofrecer un gran confort de marcha con unas suspensiones de un tarado más bien blandito y una buena insonorización.Estos tres modelos llevan transmisiones automáticas de doble embrague que funcionan con mucha suavidad pero la de Audi me ha parecido algo más tranquila. Con esto me refiero a que, salvo que lo pongas en el modo de conducción más deportivo, desde que empiezas a acelerar hasta que responde tarda un poco, supongo que buscando esa progresividad en la respuesta.Comentaba antes que este Q3 es bastante sobrio en cuanto a diseño pero también lo es en cuanto a conducción, desde luego no proporciona una experiencia de conducción especialmente emocionante pero hace los viajes muy agradables.El Audi Q3 hace su apuesta por el confort de marchaQuizá con la intención de justificar una estética exterior más dinámica, cuando se conduce el Mercedes GLA llama la atención que trata de ofrecer una faceta más emocional al volante pero sin conseguirlo del todo. Los asientos son los más duros y la amortiguación es la más firme de la comparativa pero solo hace el coche menos cómodo.La transmisión también es más impetuosa -a veces demasiado-, la dirección apenas transmite demasiado y la rumorosidad exterior se deja notar más. El GLA no es un coche ruidoso pero su insonorización no está tan conseguida como la de sus dos rivales y desde luego no ayuda que su motor diésel es el que tiene una sonoridad más áspera.En esta ocasión he probado versiones diésel de estos coches y hay que reconocer que, aunque es un combustible que ahora está demonizado, son una excelente elección porque van francamente bien y gastan poco. Especialmente en el caso del GLA 200 d, la versión de acceso a la gama de gasóleo de este modelo, que tiene un magnífico rendimiento y además es fácil moverse en consumos entre los 5 y los 5,5 l/100 km que están muy bien teniendo en cuenta el tamaño y la potencia del vehículo.El Mercedes GLA incita a una conducción más alegrePor cierto, estos tres coches presentan varios programas de conducción predefinidos que, como ya sabéis, ajustan la dirección, la transmisión, la respuesta del acelerador, etc. siempre en una escala desde que sea muy eficiente a que sea muy deportivo. Es lo que vamos a encontrar en Mercedes y en Audi y es lo que antes encontrábamos en BMW.Conduciendo el BMW X1 se observa que en este modelo ya no es así. Seguimos teniendo un modo eficiente y un modo Sport pero ahora BMW propone unos modos intermedios (Personal y Expressive) que son iguales. Seleccionar uno u otro lo único que hace es que cambia el fondo de las pantallas y la iluminación ambiental pero todos los parámetros de conducción son los mismos. Es decir, son modos de conducción que no afectan a la conducción. Tendría más sentido que eso estuviera en las opciones de personalización del vehículo.El BMW X1 muestra un acertado equilibrio entre confort y dinamismoAdemás, no hay un modo de conducción automático que elija la respuesta más apropiada según el estilo de conducción, cuando antes algunos modelos de BMW tenían el modo Adaptive para eso. Tampoco hay un modo Individual que era el modo que tenía BMW para personalizar cada característica de conducción. Se puede elegir que haya un modo de conducción específico que sea el predeterminado, es decir, que cada vez que arranquemos el motor lo hagamos en ese modo porque es el que más nos gusta, el que siempre usamos. Sin embargo no todos los modos de conducción se pueden elegir como el predeterminado.En resumen, los modos de conducción que tenía BMW antes eran fabulosos así que la lección que hay que aprender es que si algo funciona, no lo toques. Me cuesta entender que lógica se ha seguido con estos modos y por qué se limitan las posibilidades de elección del usuario. Pero igual es cosa mía.Por lo demás, dinámicamente el X1 es prácticamente impecable. Es silencioso, es cómodo, tiene una buena respuesta, gasta poco e incluso si quieres hacer una conducción más dinámica también es muy agradecido. Sí, no hay duda, el BMW X1 es el más completo de esta comparativa a tres bandas y probablemente el mejor coche del segmento actualmente.Argumentos no les faltan para ser los tres SUV premium más buscadosEn esta comparativa mi elección preferente sería el BMW X1 porque es un SUV muy equilibrado en todas las áreas pero echemos un vistazo rápido al tema de precio. El Mercedes GLA puede conseguirse por un precio algo más ajustado que los otros dos pero en cualquier caso los precios de partida de cualquiera de estos tres modelos superan los 40.000 euros. Cabe recordar que la lista de equipamiento opcional es amplísima así que será muy fácil aumentar la factura final de manera notoria. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es