infotermilogopeque
9 de marzo de 2023 Por Fran Romero 0

Un alto cargo de Skoda advierte que la normativa Euro 7 podría desencadenar la desaparición del Fabia



0Skoda

La temida norma de emisiones Euro 7 es una pesadilla para las marcas de coches. Los fabricantes viven una situación muy inestable al no haberse definido claramente los requisitos de homologación. Fuentes de Skoda ven cada vez más probabilidades de que el Fabia sea uno de los primeros modelos de la marca en despedirse.

El Skoda Fabia se estrenó en el mercado en 1999. La marca checa lanzaba una generación completamente nueva de su utilitario para sustituir al antiguo Felicia triunfando en todos los mercados en los que estuvo presente. La marca checa del grupo Volkswagen ha sabido sacar partido a este nombre en cada generación logrando que el nombre comercial sea una verdadera institución, como lo es el del Octavia.

Hasta la tercera generación incluida, la firma acompañó al tradicional utilitario de cinco puertas de una variante más práctica y familiar, una opción que desapareció en la cuarta entrega que se presentó en primavera de 2021 al existir el Kamiq. Aún así, los de Mladá Boleslav pueden presumir de que el Fabia acumule 24 años en el mercado y haya vendido más de cinco millones de unidades en todo el mundo. Si hace unos días te contamos el peligro que sobrevolaba sobre tres modelos concretos de Skoda, ahora un alto cargo de la junta directiva de Skoda ha realizado unas interesantes declaraciones sobre el miembro más pequeño de la marca.

El Skoda Kamiq eliminó de un plumazo las posibilidades del Skoda Fabia Combi

El futuro del Skoda Fabia depende de las modificaciones en la Euro 7

Klaus Zellmer ha dejado abierta la posibilidad de que el pequeño modelo sea uno de los sacrificados por el elevado coste de la Euro 7, una norma de emisiones que no está definitivamente confirmada por una serie de requisitos que debate con los fabricantes, y que mantiene en vilo a estos. El alto cargo de Skoda ha manifestado que «si la norma Euro 7 sigue su trámite como está diseñada ahora, la interrupción del Fabia será una realidad», apuntando a las declaraciones del nuevo jefe de Volkswagen, que ya ha sentenciado el futuro del Polo tal y como lo conocemos hoy.

Thomas Schäfer ha señalado en varias ocasiones que adaptar los modelos más pequeños al cumplimiento de la nueva norma de emisiones encarecería los modelos una media de 5.000 euros, lo que es un verdadero despropósito, y especialmente en el terreno en el que se mueve el Fabia. Una inversión extraordinaria que después faltaría en las partidas destinadas a los futuros eléctricos, y lo que el grupo Volkswagen quiere evitar a toda costa. La política de incurrir en gastos extras se ha terminado, aunque hay una cuestión clara: el recambio del Skoda Fabia será eléctrico, a más corto o largo plazo.





Skoda Kamiq Facelift, adelanto del revisado B-SUV checo y sus claves
Leer noticia


El caso del Fabia es diferente al del Polo, donde está la salvación

El Skoda Fabia tiene un punto a favor que no tiene el Volkswagen Polo y que ha determinado su salida del mercado al final de su ciclo comercial: los precios del checo. A igualdad mecánica, checo y alemán mantienen una diferencia muy importante de hasta 5.000 euros a favor del primero, por lo que la salvación del Fabia se encuentra en rebajar las pretensiones y ofrecer versiones más básicas y menos potentes que superen la Euro 7 sin necesidad de una gran inversión. Una estrategia inteligente, si tenemos en cuenta que el sustituto eléctrico no costará menos de 25.000 euros, pero que también depende de la decisión de Volkswagen y, por supuesto de si Bruselas cede ante los fabricantes o continúa su camino.

0SkodaLa temida norma de emisiones Euro 7 es una pesadilla para las marcas de coches. Los fabricantes viven una situación muy inestable al no haberse definido claramente los requisitos de homologación. Fuentes de Skoda ven cada vez más probabilidades de que el Fabia sea uno de los primeros modelos de la marca en despedirse.El Skoda Fabia se estrenó en el mercado en 1999. La marca checa lanzaba una generación completamente nueva de su utilitario para sustituir al antiguo Felicia triunfando en todos los mercados en los que estuvo presente. La marca checa del grupo Volkswagen ha sabido sacar partido a este nombre en cada generación logrando que el nombre comercial sea una verdadera institución, como lo es el del Octavia.Hasta la tercera generación incluida, la firma acompañó al tradicional utilitario de cinco puertas de una variante más práctica y familiar, una opción que desapareció en la cuarta entrega que se presentó en primavera de 2021 al existir el Kamiq. Aún así, los de Mladá Boleslav pueden presumir de que el Fabia acumule 24 años en el mercado y haya vendido más de cinco millones de unidades en todo el mundo. Si hace unos días te contamos el peligro que sobrevolaba sobre tres modelos concretos de Skoda, ahora un alto cargo de la junta directiva de Skoda ha realizado unas interesantes declaraciones sobre el miembro más pequeño de la marca.El Skoda Kamiq eliminó de un plumazo las posibilidades del Skoda Fabia CombiEl futuro del Skoda Fabia depende de las modificaciones en la Euro 7Klaus Zellmer ha dejado abierta la posibilidad de que el pequeño modelo sea uno de los sacrificados por el elevado coste de la Euro 7, una norma de emisiones que no está definitivamente confirmada por una serie de requisitos que debate con los fabricantes, y que mantiene en vilo a estos. El alto cargo de Skoda ha manifestado que «si la norma Euro 7 sigue su trámite como está diseñada ahora, la interrupción del Fabia será una realidad», apuntando a las declaraciones del nuevo jefe de Volkswagen, que ya ha sentenciado el futuro del Polo tal y como lo conocemos hoy.Thomas Schäfer ha señalado en varias ocasiones que adaptar los modelos más pequeños al cumplimiento de la nueva norma de emisiones encarecería los modelos una media de 5.000 euros, lo que es un verdadero despropósito, y especialmente en el terreno en el que se mueve el Fabia. Una inversión extraordinaria que después faltaría en las partidas destinadas a los futuros eléctricos, y lo que el grupo Volkswagen quiere evitar a toda costa. La política de incurrir en gastos extras se ha terminado, aunque hay una cuestión clara: el recambio del Skoda Fabia será eléctrico, a más corto o largo plazo.

Skoda Kamiq Facelift, adelanto del revisado B-SUV checo y sus claves
Leer noticia

El caso del Fabia es diferente al del Polo, donde está la salvaciónEl Skoda Fabia tiene un punto a favor que no tiene el Volkswagen Polo y que ha determinado su salida del mercado al final de su ciclo comercial: los precios del checo. A igualdad mecánica, checo y alemán mantienen una diferencia muy importante de hasta 5.000 euros a favor del primero, por lo que la salvación del Fabia se encuentra en rebajar las pretensiones y ofrecer versiones más básicas y menos potentes que superen la Euro 7 sin necesidad de una gran inversión. Una estrategia inteligente, si tenemos en cuenta que el sustituto eléctrico no costará menos de 25.000 euros, pero que también depende de la decisión de Volkswagen y, por supuesto de si Bruselas cede ante los fabricantes o continúa su camino. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es