infotermilogopeque
6 de marzo de 2023 Por David Plaza 0

Y mientras, en Alpine la vida sigue igual: coche mediocre, errores y una triste lucha por los últimos puntos



Esteban Ocon acabó desquiciado tras recibir tres sanciones en el Gran Premio de Bahréin.

Para muchos, la decisión de Fernando Alonso de marcharse de Alpine para llegar a Aston Martin fue un error. Sin embargo, el español celebra su primer podio de verde mientras su antiguo equipo se mantiene en la misma posición de siempre.

El llamado «Plan» hizo creer a muchos que Alpine tenía lo necesario para hacer exactamente lo que está haciendo en este momento Aston Martin: convertirse en rival directo de Red Bull, Ferrari y Mercedes.

Pero lo cierto es que el conocido Team Enstone, nacido bajo el nombre de Toleman y que ha pasado por las manos de Benetton, Renault, Lotus, de nuevo Renault y ahora Alpine, lleva muchos años mostrando una evolución prácticamente nula.

Empieza a parecer que 100 carreras no serán suficientes para devolver a la formación de Enstone a lo más alto. Quizá tampoco 1000

Y es que, desde que la marca del rombo recomprara el equipo en 2016, el famoso plan de reconstrucción se ha ido alargando sin éxito. Primero, con Cyril Abiteboul a los mandos, y ahora con Laurent Rossi y Otmar Szafnauer al frente de una estructura que sigue sin ser capaz de romper su límite: luchar por ser el mejor del resto. El problema es que, este año, los que están por delante del resto son cuatro equipos y no tres.

El Gran Premio de Bahréin, una pesadilla para Alpine

La comparación entre Aston Martin y Alpine en la primera carrera del año es sangrante: quintos y octavos en parrilla los de verde, novenos y vigésimos los de rosa.

Sin embargo, esas posiciones no reflejaban la realidad para ninguno de los dos equipos. Aston Martin tenía mucho más ritmo y la posición de Pierre Gasly era fruto de los errores cometidos en la clasificación.

Cargando tweet…
1632406918785384450

Ya en la carrera, el potencial de unos y otros salió a relucir, y la comparación se hizo aún más dolorosa: Fernando Alonso terminó en el podio y Lance Stroll alcanzó la sexta posición, mientras que Pierre Gasly remontó hasta la novena. Tras el desastre del sábado, el sustituto de Fernando Alonso completó una buena carrera para acabar en los puntos.

Tres sanciones consecutivas

Sin embargo, Esteban Ocon protagonizó el mayor de los esperpentos, ya que terminó dándose por vencido y abandonó tras sufrir tres penalizaciones consecutivas: 5 segundos por colocarse mal en la parrilla, 10 segundos por no cumplir el equipo la primera sanción correctamente, y 5 segundos más por superar el límite de velocidad en el pit-lane al entrar a cumplir la segunda sanción.

Otmar Szafnauer tiene mucho en lo que pensar si quiere que Alpine alcance sus objetivos.

Pero, más allá de los detalles y las posiciones, la realidad es que mientras Aston Martin ha mostrado velocidad y ritmo suficientes para optar al podio en condiciones normales, Alpine sólo puede aspirar a los últimos puntos. Es decir, la quinta posición del campeonato de constructores.

¿Puede llegar Alpine a algo más? La realidad es que, en su última etapa como equipo oficial, primero Renault y ahora Alpine, las posiciones en dicho campeonato han sido noveno, sexto, cuarto, quinto, quinto, quinto y cuarto. Empieza a parecer que 100 carreras no serán suficientes para devolver a la formación de Enstone a lo más alto. Quizá tampoco 1000.

Esteban Ocon acabó desquiciado tras recibir tres sanciones en el Gran Premio de Bahréin.Para muchos, la decisión de Fernando Alonso de marcharse de Alpine para llegar a Aston Martin fue un error. Sin embargo, el español celebra su primer podio de verde mientras su antiguo equipo se mantiene en la misma posición de siempre.El llamado «Plan» hizo creer a muchos que Alpine tenía lo necesario para hacer exactamente lo que está haciendo en este momento Aston Martin: convertirse en rival directo de Red Bull, Ferrari y Mercedes.Pero lo cierto es que el conocido Team Enstone, nacido bajo el nombre de Toleman y que ha pasado por las manos de Benetton, Renault, Lotus, de nuevo Renault y ahora Alpine, lleva muchos años mostrando una evolución prácticamente nula.Empieza a parecer que 100 carreras no serán suficientes para devolver a la formación de Enstone a lo más alto. Quizá tampoco 1000Y es que, desde que la marca del rombo recomprara el equipo en 2016, el famoso plan de reconstrucción se ha ido alargando sin éxito. Primero, con Cyril Abiteboul a los mandos, y ahora con Laurent Rossi y Otmar Szafnauer al frente de una estructura que sigue sin ser capaz de romper su límite: luchar por ser el mejor del resto. El problema es que, este año, los que están por delante del resto son cuatro equipos y no tres.El Gran Premio de Bahréin, una pesadilla para AlpineLa comparación entre Aston Martin y Alpine en la primera carrera del año es sangrante: quintos y octavos en parrilla los de verde, novenos y vigésimos los de rosa.Sin embargo, esas posiciones no reflejaban la realidad para ninguno de los dos equipos. Aston Martin tenía mucho más ritmo y la posición de Pierre Gasly era fruto de los errores cometidos en la clasificación.
Cargando tweet…
1632406918785384450

Ya en la carrera, el potencial de unos y otros salió a relucir, y la comparación se hizo aún más dolorosa: Fernando Alonso terminó en el podio y Lance Stroll alcanzó la sexta posición, mientras que Pierre Gasly remontó hasta la novena. Tras el desastre del sábado, el sustituto de Fernando Alonso completó una buena carrera para acabar en los puntos.Tres sanciones consecutivasSin embargo, Esteban Ocon protagonizó el mayor de los esperpentos, ya que terminó dándose por vencido y abandonó tras sufrir tres penalizaciones consecutivas: 5 segundos por colocarse mal en la parrilla, 10 segundos por no cumplir el equipo la primera sanción correctamente, y 5 segundos más por superar el límite de velocidad en el pit-lane al entrar a cumplir la segunda sanción.Otmar Szafnauer tiene mucho en lo que pensar si quiere que Alpine alcance sus objetivos.Pero, más allá de los detalles y las posiciones, la realidad es que mientras Aston Martin ha mostrado velocidad y ritmo suficientes para optar al podio en condiciones normales, Alpine sólo puede aspirar a los últimos puntos. Es decir, la quinta posición del campeonato de constructores.¿Puede llegar Alpine a algo más? La realidad es que, en su última etapa como equipo oficial, primero Renault y ahora Alpine, las posiciones en dicho campeonato han sido noveno, sexto, cuarto, quinto, quinto, quinto y cuarto. Empieza a parecer que 100 carreras no serán suficientes para devolver a la formación de Enstone a lo más alto. Quizá tampoco 1000. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es