infotermilogopeque
6 de marzo de 2023 Por David Plaza 0

Te hemos contado (varias veces) que Europa ha prohibido los coches de combustión para 2035. Pues ahora no está nada claro



¿Seguirá habiendo coches nuevos térmicos en Europa a partir de 2035?

La interminable burocracia existente en la Unión Europea está dando pie a que la más que anticipada prohibición de vender coches nuevos de combustión a partir de 2035 pueda no aprobarse finalmente. Te contamos qué ocurre.

Si eres de los que sigue habitualmente la actualidad del mundo del motor, sabrás que la Unión Europea lleva prohibiendo la venta de coches nuevos dotados de motor de combustión a partir de 2035 mucho tiempo.

Y decimos que lleva haciéndolo porque la interminable burocracia ha generado que este ya clásico titular haya sido empleado en numerosas ocasiones. No es que se hayan repetido las votaciones o que los medios nos hayamos vuelto locos, sino que cada ley o normativa debe pasar por tantas comisiones, consejos, cámaras y parlamentos que el proceso parece repetirse una y otra vez.

La amenaza de Alemania de rechazar la propuesta ha hecho que la votación se haya pospuesto sin fecha definida

Pues bien, la última votación sobre la aprobación de lo votado anteriormente, para poder votarlo de nuevo a posteriori, etc, etc, se produjo a mediados de febrero, cuando el Parlamento Europeo ratificó el acuerdo alcanzado por la Comisión Europea.

Este movimiento, al igual que los anteriores, se consideró definitivo, ya que el siguiente debería ser una mera formalidad al estar, en esencia, todas las partes implicadas de acuerdo. Pero no.

Alemania hace peligrar el acuerdo

Estos días, hemos sabido que el supuesto acuerdo alcanzado por los 27 miembros de la Unión Europea en lo que a la prohibición de vender coches nuevos que no sean cero emisiones a partir de 2035 respecta, no es tan sólido como se esperaba.

Y esta nueva situación se debe a la posición de Alemania, que ha forzado un aplazamiento de la votación prevista para el 7 de marzo -una más, la de los embajadores de los 27 estados miembros-, que, repetimos, debía ser una mera formalidad.

Europa ha dado por hecho que los coches térmicos quedarían prohibidos en 2035, pero ahora no está tan claro.

El país centroeuropeo, que cuenta con la industria automotriz más potente de Europa y una de las más potentes del mundo, no tiene nada claro que la medida vaya a ser beneficiosa para su industria y la del Viejo Continente, por lo que ahora ha decidido presionar para negociar un acuerdo menos restrictivo.

Los combustibles sintéticos

La clave de este asunto está en los combustibles sintéticos: la fórmula que Alemania y los fabricantes de automóviles proponen para mantener con vida los motores térmicos más allá de 2035.

Estos tienen el potencial de generar un balance cero de emisiones contaminantes, pero la Unión Europa considera que no es la solución y que lo que hay que hacer es permitir únicamente la venta de coches 100 % eléctricos.


Lea también:
Francia ofrecerá coches eléctricos por 100 euros al mes

La amenaza de Alemania de rechazar la propuesta ha hecho que la votación se haya pospuesto sin fecha definida, por lo que ahora el siguiente paso es abrir negociaciones entre unos y otros para ver quién cede en qué.

Una de las opciones que se barajan es acordar con Alemania la aprobación de la normativa actualmente aceptada en las votaciones previas, para posteriormente introducir una revisión de la misma en 2026.

Por todo ello, una cosa queda clara: aún queda mucho camino por recorrer antes de poder decir, sin ningún tipo de lugar a dudas, que los coches nuevos con motores de combustión estarán prohibidos a partir de 2035.

¿Seguirá habiendo coches nuevos térmicos en Europa a partir de 2035?La interminable burocracia existente en la Unión Europea está dando pie a que la más que anticipada prohibición de vender coches nuevos de combustión a partir de 2035 pueda no aprobarse finalmente. Te contamos qué ocurre.Si eres de los que sigue habitualmente la actualidad del mundo del motor, sabrás que la Unión Europea lleva prohibiendo la venta de coches nuevos dotados de motor de combustión a partir de 2035 mucho tiempo.Y decimos que lleva haciéndolo porque la interminable burocracia ha generado que este ya clásico titular haya sido empleado en numerosas ocasiones. No es que se hayan repetido las votaciones o que los medios nos hayamos vuelto locos, sino que cada ley o normativa debe pasar por tantas comisiones, consejos, cámaras y parlamentos que el proceso parece repetirse una y otra vez.La amenaza de Alemania de rechazar la propuesta ha hecho que la votación se haya pospuesto sin fecha definidaPues bien, la última votación sobre la aprobación de lo votado anteriormente, para poder votarlo de nuevo a posteriori, etc, etc, se produjo a mediados de febrero, cuando el Parlamento Europeo ratificó el acuerdo alcanzado por la Comisión Europea.Este movimiento, al igual que los anteriores, se consideró definitivo, ya que el siguiente debería ser una mera formalidad al estar, en esencia, todas las partes implicadas de acuerdo. Pero no.Alemania hace peligrar el acuerdoEstos días, hemos sabido que el supuesto acuerdo alcanzado por los 27 miembros de la Unión Europea en lo que a la prohibición de vender coches nuevos que no sean cero emisiones a partir de 2035 respecta, no es tan sólido como se esperaba.Y esta nueva situación se debe a la posición de Alemania, que ha forzado un aplazamiento de la votación prevista para el 7 de marzo -una más, la de los embajadores de los 27 estados miembros-, que, repetimos, debía ser una mera formalidad.Europa ha dado por hecho que los coches térmicos quedarían prohibidos en 2035, pero ahora no está tan claro.El país centroeuropeo, que cuenta con la industria automotriz más potente de Europa y una de las más potentes del mundo, no tiene nada claro que la medida vaya a ser beneficiosa para su industria y la del Viejo Continente, por lo que ahora ha decidido presionar para negociar un acuerdo menos restrictivo.Los combustibles sintéticosLa clave de este asunto está en los combustibles sintéticos: la fórmula que Alemania y los fabricantes de automóviles proponen para mantener con vida los motores térmicos más allá de 2035.Estos tienen el potencial de generar un balance cero de emisiones contaminantes, pero la Unión Europa considera que no es la solución y que lo que hay que hacer es permitir únicamente la venta de coches 100 % eléctricos.

Lea también:
Francia ofrecerá coches eléctricos por 100 euros al mes

La amenaza de Alemania de rechazar la propuesta ha hecho que la votación se haya pospuesto sin fecha definida, por lo que ahora el siguiente paso es abrir negociaciones entre unos y otros para ver quién cede en qué.Una de las opciones que se barajan es acordar con Alemania la aprobación de la normativa actualmente aceptada en las votaciones previas, para posteriormente introducir una revisión de la misma en 2026.Por todo ello, una cosa queda clara: aún queda mucho camino por recorrer antes de poder decir, sin ningún tipo de lugar a dudas, que los coches nuevos con motores de combustión estarán prohibidos a partir de 2035. (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es