infotermilogopeque
6 de marzo de 2023 Por Fran Romero 0

El MINI Recharged concede una nueva vida eléctrica al clásico británico sin perder sus genes



MINI RechargedRecharged Heritage

Las nuevas normas de la Unión Europea en materi de emisiones dejan en una muy mala situación a los clásicos. El incombustible modelo británico, uno de los más apreciados entre los históricos, es uno de ellos, pero puedes seguir disfrutando de sus sensaciones más deportivas a bordo de este exclusivo MINI Recharged.

La era de la electrificación se encuentra en pleno apogeo y aspira a ser verdadera protagonista en los próximos años en todos los segmentos del mercado, pues las nuevas normas de emisiones propuestas por la Unión Europea ponen en un serio peligro no solo a los coches nuevos, sino a verdaderas joyas de la automoción. Los clásicos se encuentran en una difícil situación, y cada vez más comprometida, por lo que los británicos de Recharged Heritage han decidido subirse al carro de los coches eléctricos.

Basada en uno de los MINI más clásicos y deseados de todos los tiempos, de los que aún quedan unidades en manos de propietarios que se resisten a desprenderse de ellos, y si lo hacen es a un precio muy elevado, han transformado el pequeño modelo de Oxford en un eléctrico. Hacerse con este MINI Recharged, descubierto por noruegos, y que no presenta grandes distinción estética con el histórico de combustión pasa por dos opciones: disponer de uno y dejar que Recharged Heritage se encargue de la transformación o que ellos se encarguen de buscar una unidad.

El MINI Recharged conserva intacta su esencia más original a pesar de ser eléctrico

MINI Recharged, el clásico de Oxford convertido en eléctrico

La restauración corre de su cuenta, pintura incluida, incluso también el interior que puede dar un importante paso adelante y redefinirse el salpicadero por completo o simplemente mantener la gran esfera central. No hay límite en la personalización, ni por fuera ni por dentro, poniendo a disposición un largo listado que solamente conocen los verdaderamente interesados. Lo que sí han señalado es que dinámicamente no sufre modificación, pues dicen que no cambia la distribución de las pasas, a pesar que lógicamente cambia el peso.

Porque todas sus entrañas de combustión desaparecen y son sustituidas por un kit desarrollado por los Recharged Heritage, con un motor eléctrico que rinde una potencia máxima de 78 kW -equivalente a 98 CV, alimentado por una batería de iones de litio con una capacidad de 19 kWh con la que ofrece una autonomía máxima de 160 kilómetros con una sola carga. Una configuración con la que el MINI Recharged puede alcanzar los 100 km/h, desde parado, en solo 7,8 segundos.





Precios del nuevo MINI Cooper SE Cabrio, el pequeño eléctrico en formato descapotable
Leer noticia


El clásico MINI eléctrico, tan caro o más que el modelo más moderno

Por supuesto, la transformación no es barata. La opción más asequible, la de entregarles tu MINI clásico y permitirles que monten el compacto sistema de propulsión eléctrica, sale por 42,500 £ y la de buscar la unidad y reconstruirla por 62,500 £. Al cambio actual, 47.951 euros y 70.520 euros, respectivamente. Lo cierto es que es para pensárselo, pero con cada vez más zonas de bajas emisiones, disfrutar de este pequeño y que no se olvide en el más absoluto ostracismo puede que no tenga precio…

MINI RechargedRecharged HeritageLas nuevas normas de la Unión Europea en materi de emisiones dejan en una muy mala situación a los clásicos. El incombustible modelo británico, uno de los más apreciados entre los históricos, es uno de ellos, pero puedes seguir disfrutando de sus sensaciones más deportivas a bordo de este exclusivo MINI Recharged.La era de la electrificación se encuentra en pleno apogeo y aspira a ser verdadera protagonista en los próximos años en todos los segmentos del mercado, pues las nuevas normas de emisiones propuestas por la Unión Europea ponen en un serio peligro no solo a los coches nuevos, sino a verdaderas joyas de la automoción. Los clásicos se encuentran en una difícil situación, y cada vez más comprometida, por lo que los británicos de Recharged Heritage han decidido subirse al carro de los coches eléctricos.Basada en uno de los MINI más clásicos y deseados de todos los tiempos, de los que aún quedan unidades en manos de propietarios que se resisten a desprenderse de ellos, y si lo hacen es a un precio muy elevado, han transformado el pequeño modelo de Oxford en un eléctrico. Hacerse con este MINI Recharged, descubierto por noruegos, y que no presenta grandes distinción estética con el histórico de combustión pasa por dos opciones: disponer de uno y dejar que Recharged Heritage se encargue de la transformación o que ellos se encarguen de buscar una unidad.El MINI Recharged conserva intacta su esencia más original a pesar de ser eléctricoMINI Recharged, el clásico de Oxford convertido en eléctricoLa restauración corre de su cuenta, pintura incluida, incluso también el interior que puede dar un importante paso adelante y redefinirse el salpicadero por completo o simplemente mantener la gran esfera central. No hay límite en la personalización, ni por fuera ni por dentro, poniendo a disposición un largo listado que solamente conocen los verdaderamente interesados. Lo que sí han señalado es que dinámicamente no sufre modificación, pues dicen que no cambia la distribución de las pasas, a pesar que lógicamente cambia el peso.Porque todas sus entrañas de combustión desaparecen y son sustituidas por un kit desarrollado por los Recharged Heritage, con un motor eléctrico que rinde una potencia máxima de 78 kW -equivalente a 98 CV, alimentado por una batería de iones de litio con una capacidad de 19 kWh con la que ofrece una autonomía máxima de 160 kilómetros con una sola carga. Una configuración con la que el MINI Recharged puede alcanzar los 100 km/h, desde parado, en solo 7,8 segundos.

Precios del nuevo MINI Cooper SE Cabrio, el pequeño eléctrico en formato descapotable
Leer noticia

El clásico MINI eléctrico, tan caro o más que el modelo más modernoPor supuesto, la transformación no es barata. La opción más asequible, la de entregarles tu MINI clásico y permitirles que monten el compacto sistema de propulsión eléctrica, sale por 42,500 £ y la de buscar la unidad y reconstruirla por 62,500 £. Al cambio actual, 47.951 euros y 70.520 euros, respectivamente. Lo cierto es que es para pensárselo, pero con cada vez más zonas de bajas emisiones, disfrutar de este pequeño y que no se olvide en el más absoluto ostracismo puede que no tenga precio… (FUENTE ORIGINAL a un solo click en) —-> Leer más (publicado gracias a) —-> Motor.es